Monte andino… ¡Cáchira! ¡Paraíso natural de Norte de Santander!

  •  Cáchira ha construido su historia legal con argumentos gubernamentales, históricos, sociales y políticos.
Cáchira Norte de Santander.  Foto página oficiall.

Cáchira Norte de Santander. Foto página oficiall.

Por: Jesús María Stapper –    En un lugar sagrado de la Cordillera de los Andes en el nororiente colombiano está el Municipio de Cáchira del Departamento Norte de Santander. Cual manifestación mítica de ancestral augurio: fuente milenaria de aguas cristalinas y bosques bondadosos, el Hombre soñador y la naturaleza con la máxima expresión de sus prodigios, nos regalan un pueblo de características íntimas.

Nuestros antepasados “Cácharas” –hoy extintos- fueron los arcanos tejedores de la Historia. Leyenda viva que forjaron los ermitaños solitarios de las antiguas culturas cachirenses.

Sus rituales, sus filosofías, sus religiones, sus poesías, no alcanzaron para crear el Osiris (egipcio), el Júpiter (griego), el Ormuz (persa), el Brahma (hindú), no obstante, con su sabiduría, su magia, su tesón, sus visiones y lo sencillo de sus postulados, nos entregaron los legados para que caminen tomados de las manos con los destinos de los tiempos, y son las viviendas enclaustradas a centenares de metros en el corazón de los precipicios de las montañas: cuevas  talladas a sueño limpio y días interminables. Aunque no escritos, nos quedan sus códices imaginados como vestigios y sus recuerdos arropados de neblinas circulantes: testigos de sus vivencias pretéritas. Esas moradas son los heraldos izados en las astas enhiestas de la gesta precolombina. Desde las tempranas edades del Hombre, Cáchira nació para existir.

El territorio cachirense está custodiado por ariscas montañas que desconocen las parábolas y la fe pero rinden homenaje diario y ferviente a la laguna del Páramo de Guerrero. Suelos que bien alimentan la fronda, estancias que ofrecen alucinaciones nuevas, vientos que se enamoran de las cometas y las roban con los cordeles, venas de corrientes cristalinas: arroyos, quebradas, ríos, aguas que se descuelgan en caída libre como los musgos lluviosos de un pesebre permanente, son algunos de los elementos donados por sus paisajes. Allí asiste a clase elemental, sin faltar un momento, la Cascada de La Caramba, con cuatrocientos metros de altura, de las más bellas de América y del Mundo.

Cáchira, Norte de Santander.

Cáchira, Norte de Santander.

La geografía cachirense se arropa, entre luces y sombras, con los aromas de los eucaliptos, sauces, nogales, cedros, robles, naranjos, guayabos y cafetales con aromas que madrugan humeantes con el crispar de los troncos del arrayán en los fogones. Las plantas endémicas aseguran que nunca se irán de estos lugares para no perecer en el delirio. Los oasis de dulces aguas se encuentran a la vera de los caminos que conducen hacia todas partes.

Cáchira Norte de Santander. Foto página oficia.

Cáchira Norte de Santander. Foto página oficia.

En esta tierra, el sol de la tarde vive su momento de remanso al otear el inicio de los crepúsculos, entonces como un joven entusiasmado  con una bella amante, detiene la marcha invariable de su eterna travesía.

Las auras frías y penetrantes, las envía por encargo, como vientos callejeros de profundas melodías, en la primavera de cada noche, la laguna, a la cabecera municipal. Con el avance de de las horas nocturnas, mientras la luna devora su primera merienda,  aparecen los Tótems locales con sus caras tiznadas que ambulan por las veredas para cuidar los espíritus irredentos de los antepasados.

Cáchira ha construido su historia legal con argumentos gubernamentales, históricos, sociales y políticos. Con el paso de los siglos se llenó de requisitos y fue aldea, caserío, corregimiento que asumió su seguro avance hasta ser el próspero Municipio de hoy.

C+achira Norte de SAntander. Foto página oficial.

Cáchira, Norte de Santander. Foto página oficial.

En su tradicional feria agropecuaria del mes de diciembre, recibe  las colonias cachirenses de otras ciudades al igual recibe los forasteros que la visitan. Las cabalgatas inauguran el evento con el desfile sincronizado de los corceles que dinamizan los bríos con la fina armonía del calé.

Las orquestas retumban. Los acordeones vibran en manifestación vallenata y reminiscente y alegre. La exhibición agrícola oferta la feracidad productiva de este suelo bendito. La exposición  de ganado, especies mayores y especies menores, triunfa en la feria local y las ferias nacionales. Las fiestas patrias y patronales católicas tienen singularidad porque son representadas actoralmente, así se forjan las realidades sublimes de las irrealidades que transitan indelebles en los auditorios engalanados del recuerdo.

El Hombre cachirense es un constructor de sueños, un forjador de alquimias vernáculas, un ilusionista en las sendas verdaderas, un mago vigilante de los acantilados, un alfarero de la embriaguez, un juez de lo silvestre, un vocero de la esperanza: sonoro eco de la cordillera y de la inmortalidad.

Jesús María Stapper, escritor, poeta, periodista, artista plástico.

Jesús María Stapper, escritor, poeta, periodista, artista plástico.

Es un hombre honrado, alegre, vivaz, trabajador, entusiasta, parrandero, bohemio y generoso. ¡Sea este brindis con un trago de aguardiente! Quien busca otra forma de hacer turismo, de explorar eventos nuevos, de llegar a desconocidas génesis,  tiene el compromiso indelegable por visitar un “paraíso natural” ubicado en el Municipio de Cáchira: lugar de las ambrosías del  retorno donde la vida no pasa sin un registro que se guarda de manera individual y colectiva, cual cosecha de asombro y buena ventura, en el corazón y en la memoria.

Bogotá D. C.  Agosto 9 de 2014.

Cáchira, Norte de Santander.

Cáchira, Norte de Santander.

Cáchira, Norte de Santander.

Cáchira, Norte de Santander.

Cáchira, Norte de Santander.

Cáchira, Norte de Santander.

Cáchira, Norte de Santander.

Cáchira, Norte de Santander.

Cáchira, Norte de Santander.

Cáchira, Norte de Santander.

Cáchira Norte de Santander.

Cáchira Norte de Santander.

Cáchira Norte de Santander.

Cáchira Norte de Santander.

17 comentarios para "Monte andino… ¡Cáchira! ¡Paraíso natural de Norte de Santander!"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.