Voy a traer la corona como Miss Colombia, dice Natalia Guzmán Contreras, Señorita Norte de Santander

Natalia Guzmán Contreras, Señorita Norte de Santander.

Natalia Guzmán Contreras, Señorita Norte de Santander.

Por Mary Stapper. La niña se convirtió en mujer. Y qué mujer  tan bonita dice la gente cuando la ve pasar. Natalia Guzmán Contreras es la nueva Señorita Norte de Santander. 

A sus 20 años, esta ocañera alta y espigada con un rostro espectacular, sabe que llama la atención y que su centro focal son sus ojos, su sonrisa y ese par de hoyuelos que se le hacen al sonreír, sumados al cuello de cisne como el de bailarina de ballet.   Sin zapatos, mide 1.78 de estatura y con tacones, 1.90 metros. Estudia medicina en la universidad de Buenos Aires y regresó a Colombia para representar a su región en el Reinado Nacional de la Belleza en Cartagena. Su preparadora, desde los 8 años,  ha sido su tía María Victoria Contreras, experta en etiqueta y glamour.

Durante un mes, los miembros de la junta directiva de la Comité Departamental de Belleza, se encargaron de evaluar a las siete aspirantes al título.

Los desfiles en traje de cóctel, casual, y de baño, la entrevista privada con los jurados, sumó y restó puntos a las candidatas.

Consuelo de Flórez, Laura Cáceres, María Nela Hernández de Assaf, Yolanda de Colmenares, Rosana Vanegas, Claudia Uribe, Mónica Trillos, Abraham Ararat, Juan Fernando Riascos, Israel Bahar y Gladys Cely, se concentraron no sólo en la belleza física. Buscaron también que la niña elegida fuera elegante, inteligente, sencilla y Natalia Guzmán llenó los requisitos.

Según Consuelo de Flórez, Presidenta del comité departamental de la belleza, “Fue una decisión muy difícil, todas las niñas tenían el perfil para ocupar el título, pero Natalia nos impactó desde la primera entrevista”

Natalia es bachiller del Colegio Santo Ángel de Cúcuta, habla inglés y  estudia Medicina en la Universidad de Buenos Aires, Argentina.

Para que ustedes la conozcan, www.somoslarevista..com la entrevistó en pleno entrenamiento.

Natalia, supe que cuando estudiaba en el colegio Santo Ángel de Cúcuta, le decían la niña de oro porque era muy buena estudiante y siempre estaba en función de ayudar a sus compañeras y compañeros…

Sí, me decía “la niña de oro” porque rendía muy bien en el colegio y sobre todo por mis valores. El titular en ese entonces, creo que era del grado séptimo, fue quien me puso así porque tenía valores, era buena compañera, amorosa, atenta… Por esa razón me llamó así.

Natalia en el Colegio Santo Ángel.

Natalia en el Colegio Santo Ángel.

¿Qué recuerda de su paso por el Colegio Santo Ángel?

A mis amigos, mis profesores, excelentes personas. El ambiente del colegio me encanta.

¿Cuál era la monja más regañona y el maestro más gruñón?

En realidad, las monjas súper buena gente. Había una que era bastante regañona pero a mí no me daba clases. Y mi profesora de religión es un amor de persona.

Entiendo que en el colegio les inculcaban a sus estudiantes el amor por el medio ambiente y que vivían entre ardillas e iguanas y pájaros…

Esa era una de las cosas que me gustaban de mi colegio, que eran muy consientes con eso, con los animales, la naturaleza y vivíamos rodeados de iguanas, ardillas y otros animalitos…

¿Y se ha fijado cómo camina las iguanas? Como modelos en pasarela…

Sí. Y todos estábamos acostumbrados a ver a esos animalitos nuestro lado y de cómo tratarlos con amor y no molestarlos y nos acostumbramos eso y a convivir en paz con la naturaleza.

En la facultad de Medicina en la Universidad de Buenos Aires.

En el laboratorio del colegio se dejó ver como la futura científica.

Entiendo que también sacó un puntaje alto en el ICFES y después viajó a Buenos Aires a estudiar.

En el ICFES me fue súper bien, gracias Dios, con un puntaje de 66 y luego me fui a Buenos Aires para estudiar en a UBA (Universidad de Buenos Aires), que es una de las mejores universidades de Latinoamérica. Me fui a estudiar medicina y estoy contenta con esa universidad y me ha ido muy bien, gracias a Dios.

¿Ya aprendió a decir cheeeee?

Risas… No hablo así pero disfruto mucho escuchando a los argentinos. Muy chéveres.

¿Son tan creídos los argentinos como los pintan?

No. creo que ese es un mito como en todos lados. Hay gente amable, hay gente que no lo es. Los porteños son más altivos, pero la gente del interior y de las provincias es muy amable.

Me contaron que en una ciudad como Buenos Aires donde hay gente muy bonita, Natalia se destacaba y paraba el tráfico…

Los argentinos son muy lindos y las argentinas también son muy bellas, por su belleza europea. Sí, me destaqué por mi belleza  latina.

Ahora, hablemos del modelaje. Entiendo que comenzó a modelar desde muy niña y que su maestra ha sido su tía María Victoria Contreras.

Sí, yo empecé con esto del modelaje a los 8 años con mi tía en su escuela María Victoria Glamour. Ella me enseñó todo lo que se, a caminar, la postura, la etiqueta, los buenos modales, a comer, a tener mi mirada fija en algo. Estoy muy agradecida con ella porque lo que soy ahorita es gracia a ella.

¿Y qué le decía?

Me enseñaba que tenía que hacer mucha X, me ponía a caminar con un libro en la cabeza para tener mi mirada fija en algo… y me enseñó muchos tips buenísimos.

¿Cómo cuáles?

Digamos, los 8 dedos que tiene que tener el cuerpo para que la mirada siempre esté al frente, en alto.

Lo del libro, importantísimo para no agachar la cabeza.

En el comedor, las bolitas de icopor debajo de las axilas para no alzar los brazos, pues, no es una postura correcta en el comedor y muchísimas cosas más.

Además de la pasarela, supongo que le gusta leer. ¿Cuáles son sus preferencias?

De niña, mis papás siempre me regalaban libros, libros y más libros. Y antes de dormir prendía la lámpara de mi mesa de noche y me ponía a leer. Y cuando leía lo suficiente me acostaba a dormir.

¿Qué leía?

De todo. Cuentos de fantasía, literatura…

¿Tiene algún autor preferido?

Gabriel García Márquez.

¿Por aquello del Premio Nobel con 100 años de soledad?

Sí, claro. Ese premio, muy merecido.

el bello rostro de Natalia Guzmán Congtreras.

El bello rostro de Natalia Guzmán Contreras.

Usted acaba de regresar de Buenos Aires para ser Señorita Norte de Santander. ¿Es mucho sacrificio abandonar los estudios por un reinado?

Sacrificio no. Todo lo contrario. Me parece que hice lo correcto porque vine a hacer lo que quiero, lo que me gusta. Tiempo hay para todo y el tiempo de Dios es perfecto. Me vine contenta a hace esto y me siento feliz.

¿Cómo se sintió cuando la invitaron a participar en el concurso?

Muy feliz.

¿Cómo expresó esa felicidad? ¿Gritó, lloró o qué hizo?

El día que me eligieron y dijeron mi nombre y que era la Señorita Norte de Santander, me sentí muy contenta. No tenía palabras para expresar lo que sentía.

Hay algo que he notado y es que usted no tiene cirugía plástica alguna. ¿Piensa hacerse alguna?

No, para nada. Cero cirugías plásticas. Yo creo que este concurso se va a basar en la belleza colombiana, natural. Si la mujer se pone a hacerse cirugías, cualquiera podría ser “reina” y no se trata de eso.

Además se están presentando casos de anorexia y otras y enfermedades en la piel para las niñas que se están haciendo ciertos tratamientos quirúrgicos supuestamente para embellecerlas…

Claro, es que la sociedad se ha encargado de eso, de meter vidas falsas en la gente No hay nada más lindo que una belleza natural, fresca, que sea ella misma. Una mujer no necesita prótesis, aguantar hambre, comer mal, y jugar con su salud para ser bella. Lo contrario de eso.

¿Comer, comer y comer?

Alimentarse sanamente, balanceadamente. Eso es.

¿Usted qué come?

Mucha fruta, verduras, no muchas harinas pero tampoco eliminarlas.

En buenos Aires debió aprender a comer mucha carne…

Claro, allá la carne es deliciosa, exquisita y mucha agua, importantísimo. El agua es necesaria para la piel, el cabello, las uñas.

¿Cuáles son los cuidados especiales  que se está haciendo ahora, metida, en su papel de reina?

No trasnochar, gimnasio, buena alimentación, clave, clases de etiqueta, pasarela, manejo de expresión, manejo corporal,

Natallia durante un desfile organizado por su tía, María Victoria Contreras.

Natalia durante un desfile organizado por su tía, María Victoria Contreras.

¿Qué le dice María Victoria Contreras cuando la está preparando? ¿La regaña mucho?

Sí, me regaña mucho porque es una persona muy estricta y eso me gusta. Me exige mucho y eso está bien porque sé que voy a dar buenos resultados, pues, estamos trabajando duro.

¿Y el gimnasio?

Empiezo con mi rutina, mi dieta y ansiosa por eso.

No permita que le dañen la forma de los dientes porque tiene la sonrisa muy linda.

Todo natural. Entre más natural, muchísimo mejor.

¿Qué les recomienda a las demás niñas que está aspirando ser reinas alguna vez?

Que sean ellas mismas, que sean muy naturales, que se preparen muy bien y que si van a hacer esto, sea porque les gusta, eso apasiona.

A los 15 años durante un desfile organizado por Eduardo Maldonado.

A los 15 años durante un desfile organizado por Eduardo Maldonado.

Entiendo que fue modelo de Eduardo Maldonado.

Fui modelo de Eduardo cuando tenía 15 años. Trabajé con él en eventos como inauguraciones. Me gustó trabajar con él, es una persona muy querida y estoy muy agradecida.

Hábleme de sus papás, quiénes son y qué hacen…

Mi papá es Arturo Guzmán Blanco, delineante de Arquitectura y mi mamá, Julieta Contreras Payares y es enfermera. Son dos seres especiales. Son muy lindos. Son gente llena de amor y agradecida con Dios. Pienso que han sido excelentes papás.

¿Y su hermana Valeria?

Sí, es mi hermana mayor Siempre nos han dicho que nos parecemos muchísimo. Tenemos personalidades bastante diferentes pero nos llevamos muy bien. Gracias a Dios y nos queremos y nos apoyamos. Ella se graduó hace poco en Comercio Exterior y ahora es maquillista. Le encanta eso. Ella es quien me ayuda en eso, a verme bien, a maquillarme, a peinarme bien. Me apoya excelentemente.

También tiene un hermano y son muy parecidos…

Sí, mi hermano del medio. Se llama Carlos Arturo. Es que los tres nos parecemos muchísimo. Mi hermanito es muy querido conmigo, me aconseja muchísimo. Es un hombre muy maduro.

¿Qué consejos le ha dado para la vida?

Como él es hombre, me ha aconsejado mucho en ese sentido. A no dejarme enredar de cualquiera. Me dice que hay hombres con malas intenciones y otros con buena y que una tiene que estar consciente que van a llegar personas que no te van a hacer bien.

¿Ya empezó a preparar el ajuar que va a llevar a Cartagena?

Desde ya, estoy viendo todo eso. La ropa, los zapatos, el maquillaje…

¿Qué opina de las reinas que dan respuestas equivocadas como la de Confucio que según ella creó una “confusión”?… O la niña que dijo eso de hombre con hombre, mujer con mujer… etc.

No creo que estén siendo ellas mismas. Creo que las han presionado tanto y les han vendido una idea equivocada que las confunde y las hace decir cosas que no son. La clave de esto, es buena preparación y confiar en ti mismo para que no pasen esas cosas.

¿Cada mañana cuando se levanta a quién se encomienda?

A Dios. Dios es mi guía.

Natalia mide 1.78 metros. ¿Cuándo usa tacones, cuánto mide?

Como los 1.90 metros… Mi papá es altísimo y quedo más alta que él.

¿Cuál cree que sea el rasgo que más la destaca?

Son varios. Mi sonrisa linda y natural, mi nariz, mis ojos, mi estatura y algo muy particular que tengo en mi rostro que son mis hoyitos que no los tiene cualquiera.

¿Le han dicho que tiene cuello de cisne?

Sí, me han dicho que tengo un cuello muy elegante. Largo y sofisticado. Igual a mi tía María Victoria.

¿Qué le pide a los nortesantandereanos?

Que me apoyen muchísimo porque voy a dar lo mejor de mí y porque tengo muchísimas ganas y porque les voy a traer la corona como Miss Colombia.

Entre Maribel Cuadros de Ramírez y Julieta Payares de Guzmán (madre), Natalia luce espectacular.

Entre Maribel Cuadros de Ramírez y Julieta Payares de Guzmán (madre), Natalia luce espectacular.

Su elegancia en pasarela es arrolladora. Foto somoslarevista.com

Su elegancia en pasarela es arrolladora. Foto somoslarevista.com

 

 

 

13 comentarios para "Voy a traer la corona como Miss Colombia, dice Natalia Guzmán Contreras, Señorita Norte de Santander"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.