SENA cumple 57 años

  • Rodolfo Martínez Tono, fundador del SENA, era un verdadero convencido de que sin la capacitación del talento humano no habría desarrollo.
  • Alberto Borda Roldán fue e primer director en Norte de Santander.
Rodolfo Martínez Tono - Fundador del SENA.

Rodolfo Martínez Tono – Fundador del SENA.

Cúcuta, 20 de junio de 2014.- En una época en que la industria conquistaba nuevos mercados y necesitaba más trabajadores y mejor calificados, métodos modernos y cambios drásticos en la productividad, nació una Entidad que fue un espacio de participación para trabajadores, empleadores y Gobierno, y que se llamó Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA).

Su fundador, Rodolfo Martínez Tono era un verdadero convencido de que sin la capacitación del talento humano no habría desarrollo y es así como el SENA, manteniendo coherencia con ese reto, cada día durante 57 años, ha buscado un mejoramiento permanente de tal forma que se ha posicionado como la Entidad más querida por los colombianos.

Una Entidad en la que se ha buscado a través de impartir formación profesional integral, hacer del talento humano la mayor garantía de progreso y bienestar para un país y unas regiones en las que el conocimiento constituye la mayor ventaja competitiva y en las que, sin importar tiempos y distancias, se busca dar respuesta a las necesidades particulares de acuerdo con cada contexto y realidad que se vive, y la que buscan mejorar todos los integrantes de una Comunidad educativa que integra las 33 regionales del SENA en el país.

Con manos unidas y trabajo conjunto, la formación SENA ha evolucionado con la historia del país, tal es el caso de los ambientes de formación, cuyo futuro lo definen dos palabras claves: anticipación e integralidad.

En el pasado, la Entidad realizó un esfuerzo significativo en la modernización de ambientes, entendiendo por esta, el fortalecimiento de las tecnologías medulares de los centros de formación en las diferentes regionales que cubren el territorio nacional haciendo  énfasis en las tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) como medio a privilegiarse en el proceso enseñanza aprendizaje. Luego, la modernización se amplió a otros sectores como: agropecuario, electrónica, automatización, mecánica, salud, biotecnología, infraestructura, entre otros.

Tal como indica Francisco Bedoya, coordinador del Grupo de Gestión Estratégica de la Formación Profesional, de la Dirección de Formación Profesional Integral, las necesidades de estos sectores se  solucionaron a través de proyectos presentados por las Redes de Conocimiento concebidas como instancias para gestionar el conocimiento, asegurando la calidad y pertinencia de la Formación Profesional Integral.

“En este orden de ideas, lo que viene para los ambientes de formación del SENA es, en primera instancia, la anticipación basada en la identificación temprana de necesidades de formación mediante la aplicación de técnicas de prospectiva tecnológica que permiten inferir impactos ocupacionales de manera anticipada”, dijo Bedoya.

De esta manera, se pasará de ‘modernizar’ a ‘anticipar’ como una de las respuestas en pertinencia y calidad de la formación.

De otra parte, la integralidad define una solución completa y armónica que, además de aprovechar el canal de las Redes de Conocimiento para concentrar las necesidades, las usa como medio para desarrollar proyectos integrales que aseguren soluciones definitivas y de calidad en términos físicos, tecnológicos, humanos y de conocimiento.

Regional Norte de Santander realizó una eucaristía y condecoró a 4 los funcionarios que se destacaron.

Regional Norte de Santander realizó una eucaristía y condecoró a 4 los funcionarios que se destacaron.

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.