Yo me llamo Pipe Bueno

Johan Díaz, el Pipe Bueno cucuteño.

Johan Díaz, el Pipe Bueno cucuteño.

Por Gabriela Camargo Vega. Pipe Bueno, el cucuteño que participo en » YO ME LLAMO» y que hoy viernes sale de la competencia luego de estar presente en 26 presentaciones, es un  estudiante de enfermería que realizaba su práctica cuando un buen día se le apareció una de las integrantes del programa para hacerle realidad su sueño de cantar.

Sorpresivamente me lo encontré en el puente aéreo de la capital de la república, esperando el vuelo que lo traería a su ciudad. Iniciamos un diálogo donde me contó para SOMOSLAREVISTA.COM, como fue su participación en el programa y que le espera ahora.» Durante me estadía en YO ME LLAMO siempre estuve acompañado de un crucifijo que me regalo una tía, pues a ella siempre le ayudo y ahora me ayuda a mí.

«Fue una experiencia inolvidable y muy buena.»

¿Abandona los estudios para dedicarse al canto?

«Si, por lo menos este año los voy a posponer.»

En el inicio del programa la Cadena Caracol lo busco y lo escogió dando inicio a un camino en el cual quiere perdurar. «Por lo pronto seguiré cantando, imitando a Pipe Bueno, con él ya me contacte y me dijo que me iba a ayudar».

Continuamos dialogando pese a la gente que comenzó a vincularse a este corrillo cuando lo descubrieron.

¿Por qué sale del programa si estaba entre los favoritos, además que tiene usted un gran parecido físico con el verdadero intérprete?

“Hay muy buenos competidores, magníficos, yo soy empírico, hace sólo dos meses comencé a cantar de esta manera, mientras casi todos llevan muchos años. El jurado siempre me apoyo pero llegó la hora de salir y

Me siento orgulloso de lo que hice».

¿Qué sigue de aquí en adelante?

«La cadena Caracol me puso un manager durante un año, ellos serán los encargados de buscar presentaciones por el país. Aparte yo tengo otra persona que también se encargará de realizar la misma labor. El programa no sólo nos abre las puertas para cantar, también en la actuación podemos incursionar y en el campo publicitario. Ahora mismo,  una empresa que me realiza el trabajo dental, me contrato para su campaña publicitaria. Adelgacé cuatro kilos para parecerme más al verdadero Pipe Bueno, debo adelgazar más y continuar arreglando mi imagen».

Además del sueño de cantar, está el gran anhelo de salir adelante para ayudar a sus padres, quienes residen en la populosa ciudadela de Juan Atalaya en Cúcuta.

«Espero que me vaya bien en este que acabo de emprender para llevar a mis padres a vivir conmigo en Bogotá, pues durante un largo tiempo, debo permanecer allí».

Humilde de corazón y con una mirada dulce, el cucuteño Pipe Bueno cuando salió de su ciudad natal era la primera vez que conocía un avión, un hotel y por supuesto la capital del país. Con una pequeña maleta y una caja de cartón, pero con gran orgullo nos dejó entrever su gran ilusión con esta nueva vida que, sin saber un buen día lo condujo al mundo que soñaba. Con un dejo de niño pero seguro de conseguir su sueño, regresó a Cúcuta por un corto tiempo, no sin antes decirnos para él quién será el ganador de este gran concurso.»Todos son muy buenos, pero eso se lo lleva Sandro, tiene 10 años de estar perfeccionando su imitación».

Un comentario para "Yo me llamo Pipe Bueno"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.