En Cúcuta no hay cama para tanta gente deportada de Venezuela y desplazada

Un Consejo extraordinario para analizar la situación que afronta Venezuela y la deportación de colombianos desde ese país hacia Cúcuta,  se realizó este viernes 21 de febrero.

“El hecho de Venezuela nos impacta, primero por ser, Cúcuta, ciudad fronteriza, pero no nos debe poner paranoicos de que ahora nos van a tirar bombas a nosotros”, dijo el Alcalde Donamaris Ramírez, quien invitó a las personas a tener calma frente al asunto, pues Colombia como país tiene sus fuerzas armadas que velan por la seguridad de cada uno de los cucuteños.

Militares de Venezuela vigila la frontera con Colombia. Foto tomada de Internet.

Militares de Venezuela vigila la frontera con Colombia. Foto tomada de Internet.

Militarización en Venezuela

El Alcalde de Cúcuta Donamaris Ramírez-París Lobo hizo un llamado a la calma a los cucuteños que residen en Cúcuta por la problemática que el país venezolano está viviendo.

“El hecho de Venezuela nos impacta, primero por ser ciudad fronteriza, pero no nos debe poner paranoicos de que ahora nos van a tirar bombas a nosotros”, dijo el Alcalde Donamaris Ramírez, quien invitó a las personas a tener calma frente al asunto, pues Colombia como país tiene sus fuerzas armadas que velan por la seguridad de cada uno de los cucuteños.

“Hay personas que están creando un ambiente pesado en la ciudad, que incita a la gente a salir y hacer protesta o incluso salir de Cúcuta, ¡eso no puede ser!”, afirmó el mandatario local quien dijo que las cosas se deben tomar en calma, pues la ciudad cuenta con el apoyo de la Policía Nacional y el Ejército de Colombia que están pendiente de la situación.

El Alcalde metropolitano también aclaró que las personas que pertenecen al equipo del trabajo informal con el contrabando, las bandas criminales o narcotraficantes, que la policía persigue a diario en la ciudad, y se saltan a Venezuela, “a ese de seguro que si les va a ir mal”, dijo, “pero si usted es una persona normal, qué preocupación tiene”, aseguró el Alcalde.

“De acuerdo a las decisiones que tome el presidente Nicolás Maduro, no puedo dar declaraciones al respecto, pues la solución para el problema que vive el país hermano, debe salir de las manos del mandatario de los venezolanos”, dijo el Alcalde, quien manifestó que no es su competencia meter la manos sobre el asunto con Venezuela.

Medidas de Maduro

Cabe señalar que el propio Presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha reconocido el grave problema de orden público que existe en el Estado Táchira, en la frontera con Colombia, donde ha decretado toque de queda.

Maduro ha decidido suspender el porte de armas, militarizar con el Ejército todas las vías de acceso hacia esa población y enviar refuerzos de la Guardia Nacional Bolivariana para restablecer el orden público. Pero no contento con ello,  amenazó con imponer un estado de excepción especial en la ciudad de San Cristóbal, si con estas decisiones no recuperan el control.

Los deportados de Venezuela

Con cifras el Alcalde Donamaris Ramírez París  explicó que “en 2013, hubo 2.300 deportados.  Este año, hasta el momento van 192; de esos 192, solo faltan 5 por retornar” y a manera de ejemplo, precisó: Si llegaran a ser 500 los deportados, la idea es buscarles los pasajes. La Presidencia de la República, está comprometida con la ciudad, para buscar dicho tiquetes que os llevará a sus lugares de origen.

La Alcaldía, los tendría en un corto tiempo, en el Centro de Migraciones, hasta el regreso, como también se contará con el apoyo del Ejército, que se ha puesto a disposición, para trasladar algunos deportados, verificando si se hace por vía terrestre o aérea, dijo Ramírez-París Lobo.

La teoría es que los deportados nos se queden en Cúcuta, afirmó el gobernante local, pero se respeta la libertad de las personas a la libre movilidad y si se quieren quedar, que no se queden para ser mantenidos, porque no hay plata para mantenerlos.

Ramírez París hace un recuento de cómo han funcionado esta migraciones negativas hacia Cúcuta, mientras enumera los eventos desde 1899 cuando se presentó la primera como consecuencia de la guerra de los 1000 días. Luego vinieron las migraciones como consecuencia de la violencia entre liberales y conservadores. Posteriormente, por efecto de la violencia paramilitar.

En resumen, concretó, no podemos seguir recibiendo más gente, “no hay cama pa´ tanta gente”, como tampoco podemos recibir a los que no tienen papeles, estamos prestando la colaboración, hasta donde podemos y damos  ayuda humanitaria.

Hizo saber que quienes se hacen pasar por desplazados ante la Personería, si se le comprueba una condición fraudulenta, serán denunciados penalmente, sentenció e burgomaestre.

 

 

2 comentarios para "En Cúcuta no hay cama para tanta gente deportada de Venezuela y desplazada"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.