Convivencia en las aulas: bomba de tiempo

Los estudfiantes y el matoneo. Foto tomada de Internet.

Los estudiantes y el matoneo. Foto tomada de Internet.

Por Jorge Eduardo Hartmann Paz*Están empezando un nuevo ciclo en la Habana el gobierno y las Farc, donde van a discutir el problema de las drogas ilegales.

Esperamos los colombianos que el compromiso de las Farc sea erradicar cultivos, vías terrestres, aéreas y fluviales que utilizan para el envío de drogas a otros países, la distribución y venta a nivel local. La reparación de las victimas nacionales afectadas por la dependencia de sustancias ilegales que fueron ofrecidas intimidando a niños en escuelas y barrios en las diferentes ciudades y municipios de Colombia desde hace varias décadas, para esparcir la adicción.

Con toda certeza podemos afirmar que en cada familia hay un adicto, o en el mejor de los casos un familiar cercano está atrapado por alguna sustancia psicoactiva.

Hoy está más agudizado el problema por la expansión de nuevas bandas criminales que atienden de manera personalizada las acciones delictivas, extorsionando, secuestrando, matando, violando y distribuyendo sustancias;  produciendo nuevas sintéticas,  para ofrecer al niño , adolescente que en vez de asumir sus responsabilidad dentro de la institución educativa donde se deben desarrollar sus talentos y habilidades a través de la enseñanza, aprende por la influencia de sus compañeros a delinquir;  y por esta situación desafortunada nuestros niños y adolescentes no están  adoptando el carácter que como padres esperamos ver en nuestros hijos.

 

Época de estudio. Foto tomada de Internet.

Época de estudio. Foto tomada de Internet.

Infortunadamente algo incomprensible sucede al interior de las escuelas y colegios; las drogas y las armas se han sumado a la violencia. Es fácil describir a que da origen un caso de matoneo( violencia con el menor, el débil, vulnerable que durante varios meses es golpeado y humillado por otro compañero que a su vez ha  tenido que pasar por experiencias de violencia intrafamiliar o cualquier otro tipo de presión), se ha incubado un odio que reprimido lo  lleva a proponerle a la víctima ser parte de sus prácticas delictivas distribuyendo drogas al interior de  la escuela y su entorno, para terminar siendo desafiado con trabajos más expuestos y peligrosos que atenten contra su propia integridad, hasta llegar a convertirse  en alguien no grato para la sociedad y buscado por las autoridades. Claro que detrás de todo esto, hay intereses oscuros de bandas estratégicamente conformadas en el país, que aprovechan los cambios de políticas antidrogas para merodear y crear trampas,  engañando incautos , acrecentando su pie de fuerza donde  los nuevos miembros han sido sonsacados de las escuelas con ofertas económicas engañosas.

Es triste ver como una persona tan prestigiosa como un actor y director de cine en Norte América, con esposa e hijos que posiblemente lo esperaban, se vio traicionado por  un pensamiento obsesivo, que en ese preciso momento marcó la pauta en su vida; su voluntad se doblegó y pudo más la ansiedad por consumir hasta la muerte, que otras prioridades; es importante resaltar que a través de este hecho se han encendido todas las alarmas por los estragos que la heroína está causando al convertirse en una epidemia en los EE.UU.

Nuestra ciudad de Cúcuta tiene el deshonroso primer lugar a nivel nacional en consumo de heroína, cabe anotar que muchos mueren por la adicción a esta sustancia;  posiblemente no son tan conocidos como el actor Americano que ocupó las  primeras  páginas  de los diferentes diarios ni tan  nombrados en los medios de comunicación, pero pienso que la causa se debe al desconocimiento de cualquier estadística de consumo en la región, y la falta de atención efectiva que ofrezca solución al problema de adicción, que está escalando posiciones peligrosas  a gran velocidad en nuestra ciudad.

Jorge Eduardo Hartmann Paz. Director Fundación Rescate I.P.S-CAD.

Jorge Eduardo Hartmann Paz. Director Fundación Rescate I.P.S-CAD.

La manera en la que  el Estado pudiera reponer el daño en nuestra sociedad, estaría relacionada con la  inclusión  obligatoria de la materia  sobre prevención a las drogas a través del Ministerio de Educación; con docentes altamente capacitados, para prevenir a nuestra población escolar a partir de los siete años. De esta manera se está ofreciendo seguridad a los padres y la sociedad en general, para que las próximas generaciones se fortalezcan en la toma de decisiones por el conocimiento agresivo, persistente y perseverante de este tema.

*Fundación Rescate I.P.S-CAD

Cel. 3002178133

5 comentarios para "Convivencia en las aulas: bomba de tiempo"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.