Noche de luna llena…

Luna cucuteña y bumanguesa. La de Cúcuta, brilla. La de Bucaramanga se adorna con velos de nubes. Fotos de Mary Stapper y

Luna cucuteña y bumanguesa. La de Cúcuta, brilla. La de Bucaramanga se adorna con velos de nubes. Fotos de Mary Stapper y César Mauricio Olaya.

Por Mary Stapper. La primera referencia poética que tuve de la luna fue cuando un toro, enamorado, abandonaba la manada para irse al río y reunirse con su amada (luna) que se peinaba mirándose en el espejo de agua y quien desaparecía al despuntar el día, dejando al pobre conquistado, todo trasnochado y sin ganas de mirar a ninguna ternera en edad de merecer sus coqueteos.

La luna atrae y atrapa. A mí me atrajo, pero yo la atrapé con la lente de mi camarita. La que está en Cúcuta desde anoche, es redonda como un queso de esos que venden en Cáchira, mi pueblo. Una comparación poco poética pero me regresa a la infancia.

Según los expertos, las fases lunares se presentan por esa interacción existente entre los movimientos del sol, la tierra y la luna.

De chica le escuché a doña Ernestina Araque de Reyes, una de mis maestras de primaria, que la luna realiza 13 vueltas alrededor de la tierra y eso, es lo que conocemos, además de saber que la luna tiene cuatro fases: nueva, cuarto creciente, luna llena y cuarto menguante. Fases que aprovechan los agricultores para programar sus cultivos.

Subí una foto a Facebook una foto de la luna brillante que capté en Cúcuta y recibí comentarios poéticos y no tanto.

La luna cucuteña se despojó de velos y mostró todo su esplendor. Foto somoslarevista.com

La luna cucuteña se despojó de velos y mostró todo su esplendor. Foto somoslarevista.com

Según César Mauricio Olaya, quien desde Bucaramanga captó una imagen porque según dice, «me mandaron cazar la luna y se hizo posible para cumplir» y la encontró, adornada con velos de nubes: “Sin duda, es la energía de luz, armonía y entusiasmo que desde estos regalos de Dios y de la naturaleza, nos permite estar seguro de que el milagro sigue vivo en nuestros corazones”.

La luna bumanguesa se deja ver entre velos de nubes. Foto de

La luna bumanguesa se deja ver entre velos de nubes. Foto de César Mauricio Olaya.

Para Martha Flórez, la luna llena es la luna de los locos, mientras que para Fredy Antonio Calderón Loza, “es una jartera muy hermosa pero si es la de locos…me paso algo con una loca en esa luna. ¡Qué horror! Entonces” y Liliana Romero le responde: “¿Luna de locos? ¿Por qué?

El fotógrafo Enrique Vargas, recordó que en luna llena salen el Hombre Lobo, Drácula y todos esos personajes de miedo.

Marlo Chacón desde Venezuela, dijo: “Hermosa luna, Mary, inspiración poética de la bella Cúcuta, ciudad de ensueños, de visiones, de trabajo y de logros. Esta luna, me recuerda la luna de la Isla de Margarita en Venezuela, hermoso destino turístico en el Caribe, que dice: «Luna de Margarita es, como tu luz, como tu voz, como tu amor (2). Frente a ti el Mar de las Antillas, junto a mí tus caricias sencillas, para vivir, para gozar, para soñar contigo”…

Esto se puso romántico.

El poeta Samuel Antolínez Jaimes, expresó así su admiración por la luna: “luna roja-eclipse porque te cambiaste el color sí es blanco nacarado y  te vuelves roja hoy, será oh luna que tienes enamorado, y el sol que te ilumina te ha delatado, si es así no temas bella luna, a todos a todos nos ha pasado”. SANTOJA

¿Te gusta, Mary? Preguntó y él mismo se respondió con una tonada que aprendió de niño porque su madre la cantaba.
Cuando la luna se pone grandotota
como una pelotota y alumbra el callejón
se oye el maullido del pobre gato viudo
que ninguna gata pudo robarle el corazón.

La verdad, me encantaron las dos y explica que “la primera, es mía, la escribí una noche escuchando a Juan Gossaín que había un eclipse de luna. Gossain emocionado le decía a la gente que compusiera algún escrito sobre el eclipse, la gente llamaba antes y declamaban su poesía y yo, desde donde estaba, no podía llamar, no podía escribir, entonces la compuse. La otra no es mía, mi madre la cantaba no sé de quién será, (el doctor Google la encontró). Es de Chava Flórez, la encontré en Youtube.

Estoy de acuerdo con Antolinez, es bella, hace reír y de esta manera olvidamos con su letra, que en Colombia, la justicia cojea y que este país tiene más grandeza que todos los políticos juntos.

El gato viudo me recuerda a Lucio, nuestro gato cibernauta, quien llega todos los días, arañado y lleno de chichones porque debe estar sufriendo de mal de amores.

Cuando la luna se pone regrandota
Como una pelotota y alumbra el callejón
Se oye el maullido del triste gato viudo
Y su lomo peludo se eriza con horror

Pero no falta quien mande un zapatazo
Que salga hecho balazo a quitarle lo chillón
Y en el alero del místico tejado
El gato se ha quejado cantando esta canción

Gato:
Para curar mi mal de amores
Dijeron los doitores que no había salvación
Ora me dicen gato viudo
Porque una gata pudo quitarme lo chiquión

Antes sacaba del mandado
Me daba pa´ mi helado, mi cine y mi jurbol
Ora con lo que me ha pasado
Me tiene más enfriado que un hielo de jaibol
Con esta triste y maullida serenata
La noche es una lata, no duerme el más gallón
Salió una vieja con cuetes, crema y bata
Y le pidió a la gata tuviera compasión

Pero la indina se hace la remolona
Pos’ dice la patrona que ya no dé jalón
El pobre gato está pagando el pato
Allá va otro zapato y allá va otra canción

Gato: 
Para curar mi mal de amores
Dijeron los doitores que no había salvación
Ora me dicen gato viudo
Porque una gata pudo quitarme lo chiquión

Antes sacaba del mandado
Me daba pa´ mi helado, mi cine y mi jurbol
Ora con lo que me ha pasado
Me tiene más enfriado que un hielo de jaibol (Fuente: música.com)

 

 

 

 

3 comentarios para "Noche de luna llena…"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.