Julio H, la amistad por encima de la diferencia: el periodista fue víctima de la intolerancia

Julio H. Palacios Sánchez

Julio H. Palacios Sánchez

Por Jorge Enrique Báez Vera. Abogado y politólogo. El Pato Rojo, un restaurante al final del Malecón, junto al patinódromo, allí fue la última vez que compartí con Julio H.  Lo hicimos por invitación de Edgar Granados, para que limáramos asperezas, pues él,  común amigo, dizque estaba , “jarto” de vernos pelear,  en los micrófonos, por una aguda  controversia que sosteníamos, sus dos amigos. Controversia originada en políticas y ejecutorias  que yo como funcionario público  implementaba y defendía  y que,  Julio H, como periodista  no compartía, y que como era característico en él, atacaba, precisamente por no compartir,  pelea, que a Edgar le mortificaba en grado sumo, pues,  él no sólo era amigo de los dos, sino que era testigo de la clase de amistad  que me unía a Julio H.

Julito, como siempre le dije, antes que periodista era mi amigo, amistad que nació, por  ser el hermano mayor de ALVARO, mi compañero  de aulas en el  CORSAJE,  y de MARTICA Y LA “PILARICA” PILAR,  integrantes del  clan femenino , liderado  por la PELUSA , ESPERANZA COLMENARES,  casi todas alumnas del Carmen Teresiano, y con quienes compartíamos, reuniones bailables sabatinas, tertulias en la puertas de sus casas, paseos al rio, caminatas a Los vados, en fin, nuestros pares femeninos, amistad que prevaleció a la salida del colegio, y luego continuo  ya como profesionales.

La misma amistad que aun me une a ÁLVARO, y sus hermanas, y naturalmente a Doña Miriam, su madre, de quien Julio heredó la persistencia y la vehemencia para  liderar cualquier causa.

Ahhhh  Doña Miriam, no olvido sus corre –corre,  y sus aceleres, que la hicieron la siempre  reelegida, miembro de la Junta Directiva de  la Asociación de Padres de  Familia, del Colegio Sagrado Corazón de Jesús, nuestro querido CORSAJE, y gracias a cuya labor muchos logros se alcanzaron por parte del colegio.

Hijo de periodista, Julito, se hizo periodista,  por herencia y  por vocación, no me imagino a Julio, ejerciendo profesión diferente al periodismo, yo  creo que fue cuestión de genes… Profesión a la que dio su vida, y por la que la perdió, ante la mirada indiferente  de una sociedad pasiva, que permite, maten a quienes expresan  su opinión y defiende sus causas, permitiendo que prevalezca la intolerancia. No se sabe que es más grave, si esa intolerancia o la indiferencia de quienes permitimos, que se acabe con la vida de los libre pensadores como  Julio H, que dada su condición natural, todo lo polemizaba, y con todo mundo controvertía, de ahí, que su hermano ALVARO haya dicho de él,  en red social este lunes: “Estar con él era navegar en el mismo río,  pero a veces por orillas opuestas.”

Cada vez que compartía con  Julio H, era agarrón  seguro, no  terminábamos de saludarnos….hola  Julito…hola Jorgito…y ahí empezábamos…cualquiera era la disculpa….y siempre  la había…Julio …godito;  dizque liberal, yo, Julio , terco, y yo, obstinado….Julio, periodista con ínfulas  de abogado; yo abogado  creyéndome periodista. En fin, muchas las diferencias…pero con una gran ventaja los dos : tolerantes entre sí; siempre nos respetamos como personas y como contradictores , porque antes que todo, éramos amigos  y  siempre entre nosotros prevaleció la amistad, sobre la diferencia.

Jorge Enrique Báez Vera. Abogado, politólogo y columnista.

Jorge Enrique Báez Vera. Abogado, politólogo y columnista.

Por eso el domingo pasado cuando en una red social, Martica, su hermana , recordó su partida, en fecha que yo prefiero olvidar, con una sonrisa en los labios,  hice memoria de ese día en el  Pato Rojo,  cuando después de la velada, en la que  si  nos es por Édgar, nos damos en la jeta, y sin resolver las diferencias,  nos despedimos con el abrazo de siempre…. sin pensar   que sería  nuestro  último contacto físico y afectivo.”Chao, Julito….cuídese”…  “Chao Jorgito, cuídese también”. -“Julito, el que debe cuidarse es usted, no me le vaya a pasar algo, me haría mucha falta”... Contestando Julio…”…aunque sea  para pelear,  ¡güevón!” Ah falta que me hace Julio H….sobre todo, para pelear…

Dedicatoria: A  JULIO H PALACIOS SÁNCHEZ…VÍCTIMA DE  LA INTOLERANCIA Y DEL NO RESPETO POR LA DIFERENCIA… A SU MADRE, A SUS HERMANOS.

 

6 comentarios para "Julio H, la amistad por encima de la diferencia: el periodista fue víctima de la intolerancia"

  1. JESUS ORTIZ  enero 18, 2014 at 4:56 pm

    hermoso amistad, dos grandes amigos.

    Responder
  2. Francisco Espinosa Dávila  enero 18, 2014 at 5:47 pm

    Jorge, he leído tu articulo/comentario/homenaje a Julio H, con dedicación a su Familia, a la que desde la infancia y juventud estaba muy unido.
    Fui amigo y testigo en primera plana de los inicios periodísticos de Julio H «Lito»en los domingos matinales de «radio Guaimaral», acompañado de su hermanito Alvaro, gran amigo y compañero «Corsajista», ya que acudíamos a sus emisiones y Alvaro participaba con sus dotes literarios como declamador de poemas y yo haciendo «bulto»con mis aderezos periodísticos que también tenía en mis genes por mi tio Materno e insigne periodista de la época «Luis Felipe Dávila Díaz».
    Luego Julio H.paso a la plantilla de la entonces «Radio Reloj» y fué allí donde lee dejé por última vez antes de mi partida a España, pero siempre seguí en la distancia sus andanzas periodíticas.
    Gracias Jorgito por este hermoso detalle, estoy seguro que Doña Miriam, Alvaro, Marthica, Pilar y Sergio sus hermanos estarán orgullosos de su hijo y hermano.
    Dios le tiene en su seno y no te extrañe Jorge que estará liando desde su prisma periodístico esa batalla dialéctica que le caractarerizaba en vida.

    Responder
  3. Alvro Pedroza Rojas  enero 19, 2014 at 12:45 am

    Bien Jorge., como Ud. lo señala, más allá de las diferencias está la amistad…y más de esa que se cultiva en las aulas de un colegio, que como el Corsaje nos enseñó valores. Las circunstancias tienen una manera exraña de situar por momentos a amigos en uno y otro lado de la dinámica de la vida…lo importante…es que ese hilo invisible de una amistad bien consolidada no se rompa por abismales que sean las diferencias de las ideas o lo borrascoso que sean los tiempos. Más allá de lo polémico de las posturas adoptadas por Julio H frente a diferentes hechos de la vida regional de su época, está el ser humano y en ese marco, los lazos de amistad. Para Doña Miriam, nuestro compañero Álvaro y sus hermanas un soidario abrazo y estoy seguro que valorarán la evocación que hace de Julio H. (paz en su tumba, Dios le tenga en sus cielos).

    Responder
  4. Alvaro Pedroza Rojas  enero 19, 2014 at 12:46 am

    Bien Jorge., como Ud. lo señala, más allá de las diferencias está la amistad…y más de esa que se cultiva en las aulas de un colegio, que como el Corsaje nos enseñó valores. Las circunstancias tienen una manera exraña de situar por momentos a amigos en uno y otro lado de la dinámica de la vida…lo importante…es que ese hilo invisible de una amistad bien consolidada no se rompa por abismales que sean las diferencias de las ideas o lo borrascoso que sean los tiempos. Más allá de lo polémico de las posturas adoptadas por Julio H frente a diferentes hechos de la vida regional de su época, está el ser humano y en ese marco, los lazos de amistad. Para Doña Miriam, nuestro compañero Álvaro y sus hermanas un soidario abrazo y estoy seguro que valorarán la evocación que hace de Julio H. (paz en su tumba, Dios le tenga en sus cielos).

    Responder
  5. Luz Adriana Guzman  enero 13, 2015 at 3:33 am

    Que escrito tan lindo!! Me acuerdo de «Lito» ya que fui compañera de Martha, Pilar y Esperanza en el Carmelitas. Como dices siempre fue polemico pero un gran amigo de sus amigos.

    Responder
  6. Marleny Palacios C.  mayo 26, 2015 at 2:37 pm

    Gracias, por recordarnos a tan hermoso primo, se fue cuando menos los esperábamos. Paz en tu tumba «Lito».

    Responder

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.