Fallo del Consejo de Estado ataca infecciones intrahospitalarias…

Foto Consejo de Estado.

Foto Consejo de Estado.

Por Hugo Hernán Pérez Amador. MD. Un insólito fallo del CONSEJO DEL ESTADO  Colombiano,  pondrá a Colombia a la vanguardia del manejo intrahospitalario y evitaría que los usuarios adquieran infecciones nosocomiales (intrahospitalarias).

La sentencia reza: “si bien las infecciones hospitalarias pueden ser irresistibles, no son imprevisibles, pues constituyen un riesgo conocido por la ciencia médica, que las hace prevenibles y controlables. Por esa razón, no se pueden calificar como casos fortuitos, ya que no son ajenas a la prestación del servicio público de salud”

De esta manera  La Sección Tercera del Consejo de Estado, advirtió que los centros médicos deben responder por las infecciones que los pacientes contraen durante su permanencia en ellos.

El Consejo de Estado agrego: “Las enfermedades de carácter intrahospitalario son imputables a los establecimientos de salud a título de riesgo excepcional en cuanto se demuestre, tal como sucede en este caso, que entre éstas y aquél existe un nexo de causalidad” de esta manera las infecciones nosocomiales deben ser analizadas dentro de un contexto de responsabilidad de parte de los prestadores de servicios de salud del país.

Pero no para allí el tema, La Corte ordena compulsar copias del fallo al Ministerio de Salud y de la Protección Social, para que sea guía en la implementación de efectivos planes de mejora en los sistemas preventivos de infecciones nosocomiales del país….

Nuevamente se evidencia la vocación legisladora de las altas cortes en Colombia, en esta ocasión  “hace un descubrimiento” y prácticamente ordena al Ministerio de Salud a  tomar las medidas pertinentes para  evitar que se sigan presentando infecciones nosocomiales.

Omiten los togados 2.000 años de historia académica médica y del derecho. Efectivamente  fue la ciencia médica  la primera en incursionar en la teoría de los controles de calidad y de ahí  se forjaron  matrices  que evolucionaron en exitosas experiencias de la industria aeroespacial, bancaria y otros campos para el análisis de los riesgos.

Los hospitales fueron instituciones creadas para que los enfermos no diseminaran plagas y epidemias, esta es una de sus principales motivaciones, de esta manera se busca ejercer un control sobre éstas.

Con la llegada de los antibióticos algunos patógenos que logran sobrevivir en hospitales y clínicas desarrollan habilidades de adaptación inusitadas y resisten a los tratamientos diseñados por el hombre.

Los últimos 200 años, no sólo en Colombia sino en el mundo, gran parte del desarrollo medico  gira alrededor del tema bacteriano y su control intrahospitalario, propiciando el diseño de modernos hospitales, en avance en técnicas quirúrgicas,  el desarrollo de la industria farmacéutica, el ajuste administrativo de las instituciones,  la vigilancia epidemiológica y el  desarrollo de programas.

En Colombia  existen normas suficientes enfocadas a este tema, prácticamente la pretensión de la Corte es como  enseñarle al papá a hacer hijos.

Algo que ha olvidado  el Poder Judicial en Colombia  es que  en medicina existen los pares  y los jueces  naturales de los médicos son los médicos, solo los fallos  amparados con pares idóneos  son fallos ajustados a derecho, los demás son cañazos amparados en el temor que genera el poder judicial en su justa medida.

El fallo que nos ocupa parece no gozar de un sustento  técnico suficiente ya que se desvía de la evidencia científica universal.

Hugo Hernán Perez Amador MD.

Hugo Hernán Perez Amador MD.

Otra cosa son las Instituciones que no se han  ajustado a la normatividad vigente y a los procesos y procedimientos técnicos necesarios para minimizar sus riesgos,  en estos casos procede la responsabilidad por fallas en el servicio.

Nos queda la sensación que los colombianos estamos pagando magistrados a 24 millones de pesos mensuales en promedio para que generen conceptos de bases débiles…

 

7 comentarios para "Fallo del Consejo de Estado ataca infecciones intrahospitalarias…"

  1. alirio  noviembre 26, 2013 at 7:50 pm

    Remito al distinguido medico a consultar la ley de Kouchner, su colega, ademas la lectura de la columna en el Espectador del pasado domingo, de nuestro paisano Rodrigo Uprimy. Muy atentamente..

    Responder
  2. HERNANDO OTERO  noviembre 27, 2013 at 4:02 pm

    Menos mal que ninguno de los MAGISTRADOS son médicos, porque la mortandad seria mas alta. El fallo de esta naturaleza simplemente quebrará cualquier sistema sanitario, porque SIEMPRE existiran infecciones nosocomiales de gérmenes multiresistentes. Las bacterias por el mecanismo Darwuiniano de seleccion natural SIEMPRE van a mutar, y SIEMPRE el ser humano morirá de infección, la prevencion en este caso es un imposible científico. En cualquier CONGRESO DE INFECTOLOGIA se discutirá este fallo, y desde luego seremos el hazmerreir de la ciencia en el mundo

    Responder
  3. lina ramirez  diciembre 2, 2013 at 8:22 pm

    Y por que los infectologos, médicos y demás no piensan un poquito en los pacientes, que consultan por una Crisis Hipertensiva, y terminan infectados con Pseudomona ¨hasta en la traquea¨ y luego mueren por un choque séptico, que nada tenía que ver con su hipertensión.

    Responder
  4. ana  diciembre 26, 2013 at 6:05 pm

    Lina ramirez, nunca sera responsabilidad del medico que un paciente se infecte de una nosocomial , porque nadie que opere a un paciente va a querer que este se le complique. Mas bien hay que acosar a las entidades clínicas , hospitales y garajuchos para exigirles que cumplan con las medidas de control de infecciones. primero aprende del tema para luego criticar. Ni la entidad mas nueva ni mas linda ni mas costosa esta libre de padecer de bacterias nosocomiales , ellas estan en su medio y somos nosotros los que les damos la oportunidad de contagiarnos.

    Responder
  5. Manuel  marzo 29, 2014 at 2:40 am

    Creo q el fallo pondra mas activos a los comites de infecciones para q sean eficaces en su funcion.
    Porque permiten usar quirofanos con aire acondicionado sin filtros?
    Los muestreos de aire se hacen con frecuencia?
    Las contaminaciones cruzadas como
    las controlan?
    Porque permiten remodelaciones de la planta fisica si tomar las medidaa para proteger a los pacientes?
    No sera que lo que les duele ahora es el riesgo de que les toquen el bolsillo a los medicos dueños de clínicas que no invierten en la seguridad del paciente?

    Responder
  6. MARIA JOSE  mayo 26, 2015 at 5:58 pm

    EL GRAN PROBLEMA DEL ARTICULO ESTA EN QUE NO IDENTIFICAN LA PROVIDENCIA PARA SU CONSULTA

    Responder
  7. Pedro Guillermo Velandia Moreno M.D.  mayo 4, 2017 at 5:57 pm

    Considero que el problema real no está en el falló sino en la direccionalidad del mismo: es claro que un Internista que intenta controlar una crisis hipertensiva en un paciente a quien no ha practicado ningún procedimiento invasivo no puede tener ninguna responsabilidad en la infección por pseudomona de su paciente, sin embargo, aún en el caso de un cirujano cuyo paciente se infecta durante un acto quirúrgico considerado ascéptico, no se le puede imputar responsabilidad ya que él está actuando dentro del principio llamado de «legítima confianza», es decir: él confía, «legítimamente» en una institución donde tiene autorización «legal» para hacerlo. Si hay alguna falla en los procesos de ascepcia y/o antiscepcia de dicha institución no puede ser responsabilidad de él cuya idoneidad y buena fé siempre fue reconocida hasta cuándo la ley nos convirtió en «trabajadores» de la salud y aceptamos, por imposición, que los propietarios de las instituciones fueran los mismos legisladores o sus familiares cercanos que, evadiendo responsabilidades, han hecho recaer el compromiso en los médicos, cuya formación no incluye conocimientos legales por lo que desconocemos la forma de defendernos lo que nos ha convertido en las víctimas propiciatorias. El Concejo de Estado, cuyos miembros tienen formación puramente académica, seguramente con ánimo de resarcir al paciente, que es la víctima real e involuntaria del suceso, de un daño y detrimento producido, emite el falló que es justo para el paciente pero mañosamente redireccionado en contra del médico. Pienso que el verdadero problema radica en la politización de los servicios de salud y, obviamente, en la forma de elegir los servidores públicos que no sólo permite que individuos deshonestos ocupen posiciones de poder sino que impide que personas honestas lleguen a hacerlo, ahí deberíamos enfocar todos nuestros esfuerzos.

    Responder

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.