Chuin Clavijo: ¿profeta en su tierra?

Por Mary Stapper. Si alguien habla de Luis Carlos Clavijo, pocos saben quien es porque lo conocen como Chuín, un cucuteño con formación internacional en el arte del mimo y,  en general, las artes escénicas que aprendió del maestro Marcel Marceau en París, pues fue su discípulo.

Chuín Clavijo en nuestra sede. Foto somoslarevista.com

Chuín Clavijo en nuestra sede. Foto somoslarevista.com

Como su ascendente es géminis (doble personalidad) lo pone en práctica. En el caso de Chuín, es artista y terapeuta, pues según confiesa, el arte llega a un max y quien lo ejerce tiene que ser terapeuta y volverse doctor.

Luis Carlos Clavijo,  durante 10 años, se preparó como sicosomoterapeuta: estudió acupuntura y medicina china. Ahora, combina el arte y atiende pacientes.

Desde la década de los 60 no ha habido tanto movimiento teatral en Cúcuta, ciudad fronteriza con Venezuela. Un semillero de artistas es lo que viene germinando en Cúcuta bajo la dirección de Chuin Clavijo, quien se acaba de anotar un hit con el éxito del festival de las Artes del cuerpo, en el cual participaron grupos del país y del exterior.

A Somos la revista llegó a lomo de su caballito de acero.

A la gente le hablan de Luis Carlos Clavijo y pocos saben quién es. Pero Chuín, su nombre artístico, sí es reconocido internacionalmente…

Yo soy ascendente y astrólogo. Soy artista y soy terapeuta. Nadie sabe que soy terapeuta.

¿Cómo combina las dos profesiones?

Son la misma cosa. El arte llega a un culmen, en el cual uno quiere ser terapeuta, doctor. Yo lo hice. Me retiré un tiempo de todo lo que era artístico y me fui a estudiar durante 5 años como sicosomoterapeuta. Cuando terminé esa carrera, me fui a estudiar 5 años de medicina china: 2 años de acupuntura china y dos de de chicón medical, es decir, me convertí en doctor en medicina china. Antes de regresar a Colombia yo estaba sólo en terapias. Ahora lo que hago es una combinación de terapia con el arte y realizo un poco de talleres como, encontrarse así mismo, manejo del estrés…

¿Y enloquece a los pacientes?

No, los arreglo. O que pasa con un terapeuta es que quiere ser artista. Cuando ya está uno superbién en terapia. En Grecia antigua un artista era un terapeuta. Tiene que ser así para que el ego se funda.

¿Y cómo anda su ego?

Mi ego anda calmado. Mi sueño se realizó con la creación del Centro Cultura único en Cúcuta, -en los Patios hay uno de sólo títeres-, y yo tengo un centro cultural abierto a todas las personas los viernes, para toda persona que quiera tocar un instrumento, cantar, bailar y lo sea.

Los sábados si vamos a tener una presentación oficial de grupos de artes escénicas.

¿Si yo me quiero ir un viernes a encontrarme con mi otro yo, lo puedo hacer en el teatro de las artes?

Sí. Ahora se llama Teatro de La Playa. Si empezamos por el principio, con la Corporación Arte y Cultura de la cual soy el representante legal, hicimos el teatro La Playa, el Centro de las Artes de Cúcuta que es una escuela de formación de artistas, de actores. Enseñamos teatro gestual y hip hop los sábados. Acabamos de realizar e tercer Festival Internacional, Mimar la Frontera que consistió en presentación de mimos, teatro gestual –vinieron 4 compañías extrajeras: 2 de Argentina, una de México, y la otra persona que también formó Marcel Marceau, Juan Carlos Agudelo, quien hizo su espectáculo. Entonces, fueron 4 compañías que presentamos en el Teatro La Playa y en el antiguo Cine Avenida.

Usted también es de la escuela de Marcel Marceau…

Yo fui el primero. Juan Carlos lo hizo 5 años después. Fue un homenaje al maestro.

¿Qué se siente ser el “hijo” del maestro Marcel Marceau?

Pues, mucho honor y mucho orgullo, porque resulta que ahorita, el mimo, en Francia está dando palo a todo lo que es artístico porque se dieron cuenta que se dieron cuenta que en realidad los actores, los bailarines, los magos, todos vienen de la misma línea como son los mimos, los profesores mimos como Marcel Marceau, como Etien de Crou…

Para mí, Chaplin, era el mejor de todos con su cine mudo…

Chaplin era el papá de todos. Marcel Marceau “copió”, viéndolo en la televisión con la magia del silencio. Entonces, ahorita hay una cuestión que se llama “Planeta mimo” que es la reunión de quienes salieron de la escuela de Marceau, más todos os que salieron de las otras escuelas. Y el ministerio lo está aprobando como arte completo. Antes era un arte de diversión un arte secundario. Ahora el mimo, es algo muy importante en Europa.

¿Y aquí en Colombia cómo estamos?

Pues, en Colombia está este señor que le digo, Juan Carlos Agudelo, quien tiene su estilo. Él lo llama teatro físico. Porque en realidad los actores piensan que sólo es la palabra y se mienten ellos mismos porque si el cuerpo no está en acción, si su cuerpo no se conoce íntimamente, está en nada. Uno tiene que ser un yogui. Yo practico yoga hace más de 30 años y quien me enseñó fue el hijo de Marceau.

El Pincipito de Antoine de Saint-Exupéry, será puesto en escena pero en versión femenina por Chuín Clavijo.

El Pincipito de Antoine de Saint-Exupéry, será puesto en escena pero en versión femenina, bajo la dirección de Chuín Clavijo.

Pues, los actores, se quedan en la palabra. Y la palabra tiene que ir con energía con un cuerpo que hable. Por eso no necesitas hablar. Además está por descubrirse, el mimodrama. En Colombia no hay mimos. Estamos en esa terapia de hacer los mimos, encarnarse  en Cúcuta, enraizarse. Ya tenemos un público a través del primer festival, hicimos un concierto con Aiman y con Alí y funcionó.

Este sábado 30 de noviembre y el sábado 7 de diciembre, vamos a presentar el Principito, obra que cumple 70 años y es el tercer libro más leído en el mundo de  Antoine de Saint-Exupéry (1900–1944). Yo lo transformé. Lo volví una locura. Lo convertí no en príncipe sino en una princesita de 14 años que llega de España, directamente. Los personajes no son como Saint-Exupéry los pintó sino actuales: la culebra es un drogadicto, el ricachón es un verdadero ricachón de los de ahora, la vanidosa no es una vanidosa sino una puta. Verdaderamente transformamos el cuento y va a ser una verraquera, hilarante de risa, con contacto total con el público. Es que el teatro   también evolucionó. Aquí en Cúcuta el teatro es de los años de upa.

Elenco de  "El Principito". Foto de Rosa Somavilla.

Elenco de «El Principito». Foto de Rosa Somavilla.

Aquí hubo buen teatro en la época de Eduardo Cote Lamus, cuando estaban Germán Moure, Ligia de Lara, Teresa Stapper, Ciro Villamizar, Manuel Acevedo…

Sí, Mary. Pero hace unos 30 años esto se acabó. Cerraron lo que llamaban la Escuela de Bellas Artes y Casa de la Cultura, y desde esa época no ha pasado nada. No hay formación de nada, por eso lazamos este teatro.

Como teatro, el único que tenemos es el Zulima y alquilarlo vale un platal. Son unas señoras que lo cuidan pero no se mueve, o se mueve muy poco y las entradas son muy caras.

El Municipal es muy lindo…

El teatro Municipal es del señor Alcalde…

Supongo que el Alcalde les presta el teatro…

Ese no cree en nadie. La famosa cultura de la que habla el señor Alcalde, no sabemos de dónde viene o a quién apoya, pero no se ha visto nada. No nos apoya a nosotros. Nuestro centro no está apoyado ni por el Alcalde ni por el Gobernador.

Creí que los apoyaba muchísimo.

No, cero. Después que hicimos el espectáculo de los juegos paranacionales que fue el mejor a nivel nacional, se olvidaron de nosotros. Sacaron pecho, pero a mí, ni me volvieron a mirar. Esa es la triste realidad.

¿Con el teatro de las artes, cómo le ha ido con ese cuento?

El espacio ya se abrió, tuvimos 120 personas en la inauguración. Todos sobre tiquete y quedaron realmente impresionados porque no esperaban que ese espacio se pudiera convertir en un teatro. La magia de las luces, la magia del silencio, la magia de la oscuridad hizo que verdaderamente pudiéramos hacer un teatro. Tenemos un problema de calor que estamos resolviendo,  y todo esto, gracias a Ecopetrol, empresa que nos está apoyando porque saben quién soy, saben lo que he hecho y saben que esto va a salir para adelante. Entonces la dotación la hace esta empresa, estamos en supercontacto contacto con ellos, ya los dineros nos los van a reembolsar, estamos haciendo las graderías, la tarima, las luces, el sonido… Eso va a quedar verdaderamente como un teatro profesional. Y con el Ministerio de Cultura todo lo que es formación para niños de estrato 0 y 1, llevamos un año.

Alejandra Borrero tiene un teatro.

Quiero hacer algo así como lo de Alejandra, a nivel de formación y como el de la pelirroja (Fanny Mickey) a nivel de festival.

Este festival tiene que ser el ícono de la ciudad. Mimar la frontera. Eso lo dice todo. 

Algunas fotos del Festival.

 

Festival

Festival.

Festival.

Festival.

Festival.

Festival.

Para escuchar la entrevista completa con Chuín.

 

2 comentarios para "Chuin Clavijo: ¿profeta en su tierra?"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.