NO a una constituyente fue la respuesta de Santos a exigencias de las FARC

Presidente Juan Manuel Santos Calderón.

Presidente Juan Manuel Santos Calderón.

Lo que le dijo el Presidente Santos durante la ceremonia de ascenso de Oficiales en Cartagena sobre exigencias de las FARC. «Después de 50 años de conflicto, Colombia se merece la paz. Y por eso iniciamos unas conversaciones de buena fe para que este conflicto terminara. Y diseñamos, de buena fe, unas reglas de juego».

Sobre política agraria manifestó, «Dijimos clarísimamente que estábamos dispuestos a discutir la política agraria, porque es en el campo donde está concentrada la pobreza y la desigualdad, más que en las ciudades, pero que no íbamos a discutir ninguna política pública, ninguna reforma fundamental del Estado. Que lo que íbamos a discutir son unas reglas de juego para que las Farc —y ojalá el Eln— cambien las balas por los votos, cambien las armas por los argumentos».

En cuanto a reformas del estado dijo Santos «Y que si quieren reformas del Estado, pues que las persigan, que las propongan en los canales normales de la democracia, en las plazas públicas. Y si ganan las elecciones, aprueben esas reformas.

Pero por ningún motivo —se lo dijimos desde el primer día— vamos a hacer la revolución por decreto en la mesa de negociación en La Habana.

Y si hay buena fe, estos señores de las Farc deben dejar de pedir lo imposible, porque ellos saben perfectamente que no se les va a conceder».

En cuanto a la Constituyente que exigen los negociadores, la respuesta fue contundente: «Que una Constituyente…. Ellos saben que la Constituyente no es un punto de llegada sino un punto de partida y que eso es totalmente inaceptable.

Ahora mencionan algo que es perfectamente absurdo, que de pronto no entregan las armas.

Entonces ¿para qué estamos conversando?

Y se vienen con un decálogo de reformas que son reformas de fondo del Estado, que no son negociables. Que serán discutibles cuando dejen las armas en los escenarios democráticos».

De forma contundente señaló. «Y quiero dejar eso muy claro para que el pueblo colombiano no vaya a creer que eso que están proponiendo tenga alguna posibilidad de salir adelante en la mesa en La Habana.

Yo tengo muy claro y lo dije desde un principio dónde están nuestras ‘líneas rojas’. Y las ‘líneas rojas’ son las que acabo de mencionar: no vamos a negociar sino lo que está acordado en la agenda que construimos de buena fe».

Señaló el Jefe de Estado, «Y mientras tanto nuestra Fuerza Pública, nuestro Ejército, nuestra Fuerza Aérea, nuestra Armada, nuestra Policía seguirán cumpliendo con su deber y con su obligación de garantizarle la seguridad a todos los colombianos.

Y esas son las instrucciones claras y perentorias, en todos los rincones de la patria. Porque yo les he dicho a estos señores de las Farc: no vamos a bajar la guardia ni un solo milímetro hasta que lleguemos a los acuerdos, porque es la forma de llegar a un acuerdo lo más rápido posible.

Que por qué no aceptamos un cese al fuego, me preguntan algunos. Porque lo que quiero es finalizar el conflicto, no prolongarlo.

El pueblo colombiano está cansado de la guerra. Y yo como Presidente —es parte de mi puerto de destino— quiero la paz. Y estoy absolutamente convencido de que llegamos a la paz más rápido manteniendo la presión y la ofensiva militar con toda su contundencia. Y esas son las instrucciones que les he dado al Ministro de Defensa y a los señores Comandantes».

 

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.