Los campesinos están solos

Los campesinos están solos.

Los campesinos están solos.

Por Hugo Hernán Pérez Amador MD y tibuyano. El Catatumbo es tierra sagrada, tierra bravía, allí se genera el 15% del ozono que protege al planeta, fue  la casa del último reducto indígena que resistió la colonización y extendió su lucha  hasta bien entrado el siglo XX, una hazaña  histórica si consideramos que en el resto del continente americano  estos cayeron siglos antes. Otrora considerada una de las más ricas reservas de la biodiversidad del Planeta. Durante los años 60  y 70 y parte de los 80  fue un  verdadero remanso de paz; posteriormente  fue  siendo terreno abonado para el asentamiento de  grupos  de  guerrillas izquierdistas (entre otras causas, dadas sus condiciones geográficas favorables y su enlace con la frontera), posteriormente conquistado por  las mafias que vieron crecer en sus terrenos  fértiles   una coca de alta calidad   que se vende a los mejores precios internacionales.

El panorama es incierto, no existen vías  de acceso ni salida para los productos de pan coger, la región  se bañó en  sangre con el  más vil de los genocidios jamás vistos en Colombia,  en parte patrocinado  por instituciones del Estado, sus jóvenes no cuentan con oportunidades no gozan de la más mínima calidad en la educación que los prepare para el futuro y los  haga competitivos frente a los foráneos que se quedan con las oportunidades laborales, las carreteras que conducen de la Gabarra a Tibú y de este a Cúcuta y que garantiza el  movimiento de personas asentadas en el  más extenso y más rico municipio del Norte de Santander son la vergüenza y la humillación de estos habitantes. Similares condiciones se evidencian en los municipios del Tarra, Hacari, Teorama; Convención  entre otros de la provincia de Ocaña; Los servicios de salud  se han visto  disminuidos en su calidad,  los centros y puestos de salud así como los hospitales  de la región  y del departamento han sido saqueados durante la  última década.

Hoy el Catatumbo es productor de más de 170.000 toneladas al año  de fruto de corozo de la palma de aceite,  con más de 15000 hectáreas sembradas, muchas de estas tierras vendidas a bajos precios por   poblaciones desplazadas durante la violencia paramilitar, posee el carbón  de más alta calidad del país en una placa  tan extensa  que aún no ha sido calculada en su integridad. Posee la más alta riqueza hídrica del departamento y una de las más ricas del país. Es tierra apta para la ganadería y la agricultura. Desafortunadamente  esta región como el resto del departamento ha sufrido la falta de liderazgo político  y una adecuada representación  ante el nivel central que le garantice  un óptimo desarrollo , actualmente nuestra clase dirigente está más comprometida con construir sus mansiones  y garantizar  sus proyectos empresariales para el retiro  que con  planes de desarrollo sostenibles  para sus votantes.

Los campesinos y habitantes del Catatumbo pueden ser incluidos en los planes  de familias en acción,  familias guarda bosques,  pueden ser beneficiados con planes de vivienda  rural, y sus hijos pueden ser educados para el futuro, si la región cuenta con   carreteras  de calidad  estas son la garantía de un desarrollo  empresarial e industrial que brindara no solo oportunidades a  sus habitantes sino  que dará a las empresas inversionistas  y al país  grandes dividendos  para el desarrollo de otros proyectos  y la modernización de la región. El Catatumbo puede beneficiarse de excelentes infraestructuras para la prestación de servicios de salud ya que su población puede sostener los costos un hospital de III Nivel para  Tibú y sus municipios aledaños.

Por Hugo Hernán Pérez Amador MD y tibuyano.

Por Hugo Hernán Pérez Amador MD y tibuyano.

Es el momento de aunar esfuerzos, la clase dirigente debe abrir los ojos  y visionar  que  solo un plan de desarrollo  conjunto con la gestión de representantes,  senadores, la base campesina y los habitantes de los centros urbanos puede dar  la sostenibilidad necesaria  para establecer la hoja de ruta de los años venideros;  evitando las falsas promesas  y las propuestas utópicas; se debe advertir que más  abandono  solo favorecerá  los intereses de grupos que generaran mayor inestabilidad. El Catatumbo y el Norte de Santander  encontraran  su grandeza en la unión de sus gentes  por  los proyectos  de beneficio común.

Es el momento de no más masacres para el Catatumbo, es el momento del Catatumbo

4 comentarios para "Los campesinos están solos"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.