Colegios católicos seguirán educando a los cucuteños

Rectores colegios católicos. Foto archivo somoslarevista.com

Rectores colegios católicos. Foto archivo somoslarevista.com

“Durante mi administración las comunidades religiosas no saldrán de las instituciones educativas, pues han mostrado eficiencia, eficacia y transparencia en sus funciones. No puede romperse una tradición cucuteña que en algunos casos se remonta a más de un siglo y el municipio estará presto a reparar lo que  la ley le impida cumplir al Ministerio de Educación” enfatizó el alcalde de los cucuteños.

Lo anterior, se desprende de la imposibilidad legal presentada por el Ministerio de Educación Nacional, MEN, para girar los recursos de gratuidad a los colegios administrados por comunidades religiosas que atienden población escolar con docentes pagos con dineros del sistema general de participaciones, el alcalde de Cúcuta Donamaris Ramírez-París Lobo, gestionó una autorización ante el gobierno central para perfeccionar contratos de administración del servicio con las comunidades religiosas a fin de que los estudiantes puedan acceder a la educación con sujeción al principio de gratuidad vigente.

La funcionalidad de colegios que han formado a algunos de los mejores hombres y mujeres de la región no puede ser agredida y en nombre de las familias cucuteñas que reconocen la importante labor desarrollada en esos centros del saber, estaré siempre dispuesto a salir en su defensa, agregó el mandatario local.

La firma de los contratos que se efectuará en el despacho del alcalde, celebrados con las comunidades que administran los colegios Sagrado corazón de Jesús, Normal María Auxiliadora, Santo ángel de la Guarda, Salesiano y Camilo Daza, muestran la indeclinable decisión del alcalde Ramírez-París lobo de dar continuidad a los religiosos frente a estas instituciones educativas.

Mediante una metodología que reconoce los gastos de las instituciones educativas en cada estudiante, como carnetización, seguro estudiantil, sistematización, entrega de impresos y uso de laboratorios, entre otros, el alcalde Donamaris Ramírez-Paris, sustentó ante el MEN la necesidad de la destinación de recursos a esas instituciones, que en caso contrario tendrían que vulnerar el derecho de la gratuidad de la educación de sus estudiantes.

donamaris-ramirez-paris

Donamaris Ramírez parís. Foto somos larevista.com

Los representantes de las cinco comunidades religiosas firmarán contratos de administración del servicio educativo con la alcaldía de Cúcuta por un monto superior a los $3.650 millones de pesos garantizando así la gratuidad a los estudiantes y ofreciendo las condiciones para el mantenimiento de la calidad educativa mostrada por las instituciones educativas que con eficiencia han venido dirigiendo.

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.