Salud en Colombia requiere con urgencia una cirugía

La salud en Colombia requiere un trabajo de cirugía

La salud en Colombia requiere un trabajo de cirugía

Por Hugo Hernán Pérez Amador MD – Especial para www.somoslarevista.com – La reforma a la salud a estas alturas es un tema complejo y trascendental para el futuro de los colombianos, tan importante que  definirlo en un ciclo de debate  del senado  sería garantía  de  fracaso ya que quedarían por fuera temas de  importancia,  además no le daría la oportunidad a todos  los sectores  en participar en la  discusión acerca del mejor modelo que merecemos los colombianos.

El tema estructural de la financiación  ya tiene una base sólida, el sistema  se mantendrá  con aportes de trabajadores contribuyentes  los empleadores y  el Estado, de tal manera que se seguirá apalancando el  sistema subsidiado además  se conoce  con sobrada evidencia la necesidad de fortalecer el empleo  formal  de los colombianos sin este esquema,  el debilitamiento del recaudo llevaría al traste la estructura de financiamiento. Se hace necesario  definir un límite a la contribución mínima y obligatoria ya que no sería posible  que sostener el régimen subsidiado que  viene creciendo a expensa de usuarios  que podrían contribuir pero acceden al sistema  amparados en el  bajo control de acceso, auspiciado por las épocas de campaña políticas.

Muy importante que  las condiciones de  vinculación del  trabajadores de la salud no sea la  hermanita fea de la familia,  ya que  si estos no tiene un estatus acorde  con  el nivel de responsabilidad, su vulnerabilidad termina afectando  la calidad de los servicios.

El nivel  de complejidad del sistema  ha  avanzado  tanto que  se hace necesario definir  un protocolo de servicios  y  cada  trabajador del sistema independientemente de su  rango  este obligado a  asistir   a una capacitación  sobre este  para garantizar el conocimiento pleno del funcionamiento del sistema  ya que  hemos  observado  que existe gran nivel de  desconocimiento  dentro de los trabajadores del  sistema de salud que ocasiona la interrupción  del  servicio hacia el usuario.

El modelo de salud que tengamos no  puede dejar por fuera la base social  y el compromiso de cada persona   por el cuidado de  las condiciones de salud individual y colectiva,  por ello es importante  incluir  en las cátedras  escolares el conocimiento del cuidado de la salud. También   garantizar el engranaje de la definición de salud universal  ya que  no solo  tener un sistema de salud  es garantía de cobertura,  la misma debe estar sintonizada con la inversión social,  tales como niveles de educación, cobertura de agua potable, calidad de vida y  otros indicadores económicos; sin que se vinculen estos al desarrollo de nuestra gente no obtendremos un sistema de salud que valla en sintonía con la prevención  antes que la  curación; la cual es demasiado onerosa para cualquier nivel de  capacidad económica.

Un verdadero  marco de salud  no puede dejar por fuera la garantía de que nuestros usuarios recibirán medicamentos  de  excelente calidad  en el ámbito ambulatorio y  hospitalario ya que  no es un secreto el alto nivel de corrupción  en la comercialización y fabricación de estos  que viene afectando el desempeño de los médicos y la salud de los colombianos.

Definitivamente la universalización sistema  más bien parece ser  un  esquema con vicios de objetivos políticos por parte del ejecutivo, un esquema utópico que dejaría  un gran problema futuro el cual no  sobreviviría  más de diez años antes derrumbarse nuevamente; es mejor  tener en cuenta que no somos un país  con recursos ilimitados y  definir  un plano administrativo de los recursos fundamentados en  los alcances a mediano y largo plazo.

Es importante garantizar que el sistema de salud no estará amordazado con un complejo  sistema de autorización de servicios, una vez que el usuario ingresa a una IPS las autorizaciones de los servicios que esta presta, deben estar  autorizadas únicamente por sus médicos tratantes  sin interrumpir la continuidad de los tratamiento  en espera de nuevas autorizaciones paulatinas que  ocasionaran falta de oportunidad  en la atención.

Hugo Hernán Pérez Amador MD. Analista en salud.

Hugo Hernán Pérez Amador MD. Analista en salud.

Es una oportunidad de oro  que no puede ser desaprovechada, evitando al máximo que de ella se aprovechen grupos exclusivos o elites que buscaran obtener  el manejo de los recursos de la salud.

 

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.