Falla hepática fulminante acabó con la vida de Neyra Portilla, una joven de 22 años

Neyra Jazmín Portilla Acuña.

Neyra Jazmín Portilla Acuña.

Una falla hepática fulminante mató a Neryra Jazmin Portilla Acuña, una joven de 22 años quien no recibió el tratamiento adecuado porque en Cúcuta no existen ni los instrumentos ni el especialista para atenderla. Debía ser trasladada a Bucaramanga en un avión ambulancia pero el traslado nunca se hizo, porque el piloto dijo que no la podía llevar pues,  le podría dar un paro en pleno vuelo, según dijo la tía de Neyra.  Mauricio Bolívar, un joven ingeniero, fue quien prendió las alarmas a través de las redes sociales y dejó mensajes en nuestro grupo en Facebook.

Consultamos al médico cirujano Hugo Hernán Pérez Amador sobre este tipo de enfermedad y dijo que, «una falla hepática fulminante es una enfermedad supremamente grave y el riesgo de muerte es superior al 80%
puede ser ocasionada por un virus o un tóxico o una reacción a un medicamento.

Es grave porque afecta los hepatocitos o células hepáticas que se encargan de múltiples funciones entre otras desintoxicar el organismo ante la ausencia del Hígado la consecuencia es la muerte».

Esta enfermedad que acabó con la vida de Neryra Jazmin Portilla Acuña, una joven de 22 años afiliada a Saludcoop, al parecer, no recibió  la atención médica adecuada para su caso porque,  » la opción es traslado a una institución de IV Nivel de complejidad con grupo multidisciplinario en hígado posiblemente candidata para trasplante hepático el pronóstico es muy malo. Me hubiera gustado ayudarte más e ir a observar la Historia Clínica y orientarte más pero mañana viajaré a Tibú y regreso solo el viernes», conceptuó el doctor Pérez.

Mauricio dejó en nuestro grupo en Facebook esta nota en la mañana del miércoles 23 de enerol: «Desde hace más de 5 días está en un Paseo de la Muerte, y su salud, cada vez más, se deteriora, sin que nadie haga algo. Ella debe ser remitida a un Centro de Especialistas, de Bucaramanga o Bogotá, para realizarle análisis, estudios, tratamientos específicos y finalmente, un trasplante de hígado. Cada segundo que pasa, resulta progresivamente FATAL para ella. Lo peor de esta lamentable historia, es que, en el año 2010, falleció su hermana menor, de 16 años, por la misma afectación hepática».

Hoy miércoles 23 de enero, fue recibida en la U.C.I. de la Clinica Norte.

«Ayúdennos por favor, de rodillas le pido que nos ayuden a difundir con FUERZA este caso. Que esto no se quede en el silencio» es el grito desesperado del ingeniero Mauricio Bolívar y de los familiares y amigos de Neyra Jazmín Portilla Acuña.

Aquí va la historia de citas. NEYRA PORTILLA 1094249353

Noticia en desarrollo

38 comentarios para "Falla hepática fulminante acabó con la vida de Neyra Portilla, una joven de 22 años"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.