Enero, mes preferido por la guerrilla para reclutamiento forzado de menores

Antioquia es el departamento con mayor número de niños y niñas reclutados por la guerrilla.

Un llamado de alerta a la comunidad y a las autoridades hizo el Director General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Diego Molano Aponte, al revelar que las tendencias del reclutamiento y utilización de niños, niñas y adolescentes crecen en enero, ya que en este mes es cuando más buscan reclutar ilegalmente a los niños por parte de por parte de Grupos Armados Organizados al Margen de la Ley, así lo muestran los análisis históricos del Observatorio del Bienestar de la Niñez.

«La tendencia creciente que encontramos en el ICBF, a través del Observatorio del Bienestar de la Niñez, es muy notoria», dijo Molano Aponte. «Históricamente, este mes se registra una gran parte del reclutamiento y utilización de niños y niñas que ocurre durante todo el año».

Por otro lado, el Director General pidió a los niños, niñas y adolescentes, así como a sus familiares no dejarse convencer o tentar por falsas expectativas que generen estos en ciertas zonas. “Debemos estar muy pendientes de evitar este tipo de riesgos y más bien enfocarse en que sus niños entren a estudiar y denunciar en caso, de tener conocimiento de este tipo de presiones”

Tal como lo confirmó el Director del Bienestar Familiar, el análisis hecho por el mencionado Observatorio sobre una muestra de 1.878 niños, niñas y adolescentes, de los 5.052 que han sido atendidos por el ICBF a través de su programa de atención especializada, reveló  que en enero de 2007 fueron reclutadas 61 de las 313 víctimas de este delito durante el año, es decir un 19%. Lo mismo ocurrió en enero de 2008, cuando se registró el 22% de los 247 casos del año y en 2011 cuando se produjo el 18% del total.

El análisis del Observatorio del Bienestar de la Niñez reveló además una disminución general del delito de reclutamiento ilícito a medida que va corriendo el año. Así, por ejemplo, mientras en los primeros tres meses de cada año se presenta la mayoría de los eventos (35% para 2007, 41% para 2008 y 37% para 2011), en los trimestres sucesivos la cifra va disminuyendo.

De otro lado, teniendo en cuenta la ubicación geográfica, Antioquía es el departamento donde se presentó el mayor número de casos de reclutamiento y utilización de niñas, niños y adolescentes en 2011, con un 15,7% del total. Los municipios con las situaciones más críticas fueron Ituango, San Andrés y Anorí.

«El reclutamiento de niños, niñas y adolescentes por parte de los grupos armados ilegales es una flagrante violación a los Derechos Humanos e infracción del Derecho Internacional Humanitario», aseguró el Director del ICBF. “Todos los niños y niñas deben ser protegidos contra este crimen y es nuestra obligación garantizar que así sea”.

Acciones de prevención

El ICBF aplica diversas estrategias para la prevención del reclutamiento de niños, niñas y adolescentes. Estas iniciativas se basan en la mitigación de situaciones que los hacen más vulnerables ante sus victimarios: violencia intrafamiliar, trabajo infantil, presencia de economías ilícitas en las comunidades, deserción escolar, socialización con los grupos armados, abuso y explotación sexual, proyectos de vida limitados y necesidades básicas insatisfechas, entre otras.

El Director General del ICBF señaló que este año el Instituto fortalecerá programas de prevención como Generaciones con Bienestar, focalizado en el 95% de los municipios que presentan alto riesgo de reclutamiento de niños por presencia de amenazas de grupos armados ilegales. Durante 2012 la iniciativa atendió a más de 205 mil niños, niñas y adolescentes en 670 municipios del país, incluidas poblaciones étnicas y rurales. El ICBF invirtió cerca de 35 mil millones de pesos en actividades para la promoción de los derechos de los beneficiarios.

Por otra parte, se cuenta con el Programa de Alimentación Escolar (PAE), cuyo objetivo es promover la asistencia y buen desempeño escolar de los niños, mitigando la deserción.

Finalmente, el ICBF adaptó la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras en lenguaje de niños e hizo el lanzamiento del cuento «Déjala Volar», creado para que los niños y niñas víctimas de la violencia conozcan sus derechos a través de actividades lúdicas. Adicionalmente, en trabajo conjunto con la Unidad de Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV) y la Agencia Colombiana para la Reintegración, adelanta el programa «Mambrú NO va a la guerra. Este es otro cuento», cuyo propósito es proteger a la niñez y adolescencia contra el reclutamiento, abordando los aspectos que causan el fenómeno.

 

 

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.