Noche de velas: luz para unos, oscuridad para otros

La Navidad es de las fiestas de la cristiandad, que une a la familia en torno a un pesebre para celebrar el nacimiento del Niño Dios.

En Cúcuta, el Alcalde Donamaris Ramírez Paris y su esposa Maribel, dieron apertura a la Navidad con la noche de velas.

Aquí en Colombia, como un abrebocas a esta festividad. el 7 de diciembre se celebra la vigilia de las velas en honor de la Inmaculada Concepción, en la cual la gente de todas las edades, ilumina las calles, colocando cientos de velas en andenes y balcones de sus casas.

La celebración del día de las velitas se convirtió en el pretexto para reunir las familias cucuteñas. En esta ocasión el alcalde Donamaris Ramírez-París Lobo lo celebró en compañía de la Gestora Social Maribel Cuadros de Ramírez y su hijo Santiago en el Parque Playa Avenida del Río donde encendieron las velas llenos de esperanza y un nuevo comienzo para el año que se aproxima.

El mandatario local compartió la costumbre navideña junto a centenares de visitantes que acudieron con velas, farolitos y luces a celebrar la creencia católica que sostiene que María, Madre de Jesús a diferencia de los demás seres humanos no fue alcanzada por el pecado original sino que desde el primer instante de su concepción estuvo libre de todo pecado.

El puente de la avenida 0 sobre el río Pamplonita permaneció a oscuras la noche de velas. Foto somoslarevista.com

Pero si bien es cierto, varios sectores de la ciudad estuvieron iluminados, el puente de la avenida Cero (0) sobre le río Pamplonita, vía de mucho tránsito vehicular, permaneció a oscuras. Los vehículos que subían y bajaban, daban la sensación de estar, atravesando un túnel.

Como quien dice, luz para algunos, oscuridad para otros.

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.