Las concesiones Vs. APP

Juan Caros Rodríguez Ferrer.

Por Juan Carlos Rodríguez Ferrer. He leído con detenimiento en el blog del acucioso concejal Pedro Durán Barajas, sus apreciaciones sobre las Alianzas público privadas, instrumentos que parió el Estado colombiano a  la luz publica con la ley 1508 de 2012, pero la esencia de esta iniciativa no es ni mucho menos reemplazar las concesiones, no; a mi modo de ver, puede ser que me equivoque, el gobierno pretende dar una herramienta de contratación más práctica para que los recursos del sector privado lleguen en forma más fluida al sector social, teniendo en cuenta como social el amplio sentido de dicha palabra (SOCIEDAD).

Pero en realidad las concesiones no me parecen que sean en su esencia malas, lo malo ha sido la forma en que se han controlado las ejecuciones de dichas concesiones, como puede ser el caso de San Simón, quien ha manejado el contrato a su antojo y sin un control radical por parte del gobierno nacional, siendo este a su vez muy elástico con el concesionario.

Pero volviendo a las APP… me gustan,  sobre todo las de iniciativa privada, la ley 1508 nos indica que puede un privado diseñar, financiar y ejecutar un proyecto que beneficie y que sea de interés público, no quiere decir que no halla control sobre ello, porque al final del ejercicio este privado recibirá el retorno de su inversión en un tiempo especifico, el cual esta dado por el análisis financiero de la propuesta.

Entonces en regiones como la nuestra donde la capital del departamento esta financieramente deprimida, si se piensa en inversión, donde hay mucho por hacer… pues casi en cada rincón de nuestra ciudad y en cada sector de su economía podría nacer una APP de iniciativa privada, lo importante es saber elegir las personas naturales o jurídicas que se hagan a esas APP.

Es por ejemplo la forma perfecta de volcar la inversión a la investigación, gestionando que inversores en determinados campos se unan con la academia y conformen APP que al final del ejercicio generen desarrollo, productividad y empleo.

El municipio adolece de muchas cosas y esta herramienta puede y debe ser de una gran utilidad para llevar la ciudad a encajarse en el siglo 21 de forma definitiva.

Al municipio le faltan muchas cosas, lo de los semáforos es importantísimo, lo de la implementación de un sistema de foto multas que facilite el control de la movilidad en vista del escaso personal policial que pudiera realizar este trabajo a un más alto costo, pues se me antoja que también es necesario.

Esta por ejemplo podría ser una buena herramienta pensando en un futuro sistema de transporte masivo, como los trenes en NY…no se… son tantas las cosas que no tenemos, que si el alcalde se empeña como normalmente lo hace y el Cocejo lo analiza de manera juiciosa, podrían transformar a Cúcuta en pocos años con base en esta herramienta.

 

 

 

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.