Al oído de Donamaris en sus 50 años

Donamaris Ramírez París. Foto somoslarevista.com

Por Mary Stapper

Mi estimado Donamaris: usted está cumpliendo sus primeros 50 añitos. Y parece que fuera ayer cuando siendo un niño, llegó a la redacción del diario de la Frontera a hacer sus primeros pinitos en periodismo y no ha parado de “echarle vaina” a la gente, en el mejor de los sentidos, porque opinar con responsabilidad y ganar credibilidad es algo que no todo  mundo logra.

Su paso por el periodismo le ha dejado enseñanzas que ha puesto en práctica en lo político y como alcalde de la ciudad, que otrora fuera la más arborizada de Colombia y que, hoy, gracias a la mala interpretación de las normas, luce “calva” en algunos sectores de la ciudad, especialmente en el  comercial donde llegan los dueños de los negocios y a punta de machete, acaban con los árboles, que por años, han dado sombra y cobijo a los cucuteños. Lo de la tala de árboles, no ha sido su culpa, pero usted, como buen cucuteño y como el hijo de Carlos Ramírez París, hombre cívico por excelencia, puede imponerle a las entidades encargadas del manejo ambiental, respeto a las tradiciones.

No le voy a aguar la fiesta de sus 50 años, porque debo reconocer, en 7 meses de administración como Alcalde de Cúcuta, está tapando los huecos que encuentra en las vías, ha sacado a pasear a los motorizados, pasea con los ciclistas, termina puentes, que como el de La Gazapa, ahora, Enrique Cuadros Corredor, desembotella la ciudad. Se preocupa por la vivienda de los más pobres y da la pelea con un costo político bastante alto.

El pico y placa es otra medida razonable porque la gente ya no quiere caminar y se vuelve “panzona” al no ejercitar sus piernas. En cuanto a los huecos, son tantos los existentes  que aún no se nota el esfuerzo, aunque si se ve el trabajo en algunos sectores de la ciudad, cuestión que le agradecemos especialmente los que hemos caído en alguno de estos cráteres y terminado en la clínica con un tobillo roto.  También,  me gusta lo que está haciendo por los indigentes al brindarles un hogar y ojalá logre ubicarlos a todos porque muchos de ellos resolvieron trasladar sus dominios a la 0, Libertadores y Caobos donde atemorizan a quienes allí habitan o transitan. Da miedo salir a ratos. Quiero ver a esos 600 nuevos policías, logrando el orden en nuestra Cúcuta para grandes cosas.

Para celebrar sus primeros 50 años, usted debe exigirle a quienes están montando bares en la avenida 0, o en el barrio Los Caobos, sectores residenciales por excelencia, que se vayan con su música a otra parte y no se “tiren” a Cúcuta como lo están haciendo. Que monten negocios rentables pero no a costa de la tranquilidad de la gente. Usted puede hacerlo, de la mano con la Policíasi se lo propone.

Usted tiene el privilegio de rodearse de mujeres inteligentes, trabajadoras y visionarias como su esposa Maribel Cuadros, o como Pilar Lizarazo, Luz Karime Coronel, Aura María Silva y Daysi Gancerath entre otras, que dan la vida por Cúcuta y le cuidan su espalda como las mejores “espadachinas”.  Se le reconoce, Donamaris,  el interés y la importancia que le está imprimiendo a la cultura infantil y juvenil, tan  relegada… y  que usted está resucitando, gracias al apoyo de ese comité femenino del que se ha rodeado.

Como mujer, me siento bien representada por ellas y espero que aumente esa plantilla, ya que las mujeres hemos venido a este mundo “para grandes cosas”.

Mary Stapper

Alcalde, le deseo un feliz cumpleaños, unas buenas relaciones con el Concejo Municipal y Dios le permita realizar el sueño de convertir a Cúcuta en una ciudad moderna y próspera donde se pueda vivir con tranquilidad y en sana convivencia.

 

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.