EN CÚCUTA BUSCAN NIÑOS PARA QUE VAYAN A LA ESCUELA

Al igual que estos niños, ojalá todos los niños tengan oportunidad de estudiar.

Disminución significativa del número de niños matriculados, contratos irregulares, administrativos pagados con recursos del Sistema General del Participaciones (SGP), deficiente administración del recurso humano, docentes que sobraban, entre otros, fue el desbarajuste que encontró el Ministerio de Educación Nacional a finales del 2011, en el manejo de la educación en Cúcuta.

Así se lo hizo saber la Ministra de Educación, María Fernanda Campo Saavedra, al alcalde Donamaris Ramírez-París Lobo, la noche del lunes en Bogotá. Por eso el MEN, mediante gestión del gobernante de los cucuteños, el sector de la educación contará con el acompañamiento técnico para que se pueda regularizar el servicio educativo en el municipio.

Según las cuentas de la ministra Campo, la disminución de la matrícula de niños en el sistema educativo del municipio, fue de más de 4.000 estudiantes y en la auditoría realizada se detectaron niños que estaban en el sistema de información del municipio que no coincidían con la realidad, a lo que se llamó “niños fantasma”, lo que implicó un giro por atención de unos niños que efectivamente no se encontraron en las aulas de clase, ni en las instituciones educativas.

La auditoría arrojó también como resultado, la contratación de 10 personas en agosto, cuando había pasado más de la mitad del año lectivo y la contratación en 2010, de 60 administrativos que se pagaron con recursos del SGP. Aunado a la situación se detectó una deficiente administración del recurso humano, porque había más de 100 cargos docentes que sobraban en el municipio. “La posición del Ministerio es que no nos debe sobrar ni un solo maestro en ninguna entidad territorial, lo que tenemos es que encontrarles los niños que están descolarizados para que vayan al colegio y para que esos docentes puedan cumplir con sus funciones”.

El Alcalde Donamaris Ramírez-París, se mostró complacido de su gestión ante el Ministerio, porque esto le permitirá que el sector de la educación no sea intervenido y se tenga el manejo autónomo de la educación.

No al trabajo infantil. Los niños a estudiar -Foto especial para somoslarevista.com

Se buscan niños para que vayan a estudiar

Un llamado de atención fue el que hizo el alcalde Donamaris Ramírez-París Lobo, a los padres  de familia que permiten que sus hijos menores abandonen las aulas de clase para trabajar en calles y avenidas, generando y acrecentando la deserción en los colegios de Cúcuta.

Después de un recorrido por las calles de la ciudad el mandatario local encontró a un menor de 10 años quien tapaba huecos en una transitada intercepción de de la ciudad.  El niño fue conducido a su casa por funcionarios y agentes de la Policía de Infancia y Adolescencia.

La Policía de infancia y Adolescencia reforzará los operativos para evitar que los menores sean víctimas del trabajo infantil, señaló el gobernante de los cucuteños, al tiempo que advirtió a los padres de familia que permitan este tipo de vulneración que recibirán  fuertes sanciones por parte de los entes de control.

Ramírez-París, dijo que todos los niños y niñas de Cúcuta tienen un espacio asegurado en las instituciones educativas del orden oficial para que se formen en valores, ética y moral, porque en manos de ellos está el futuro de la ciudad.  “Invito a la ciudadanía a informar casos de trabajo infantil a la Policía de Infancia y Adolescencia, para erradicar este tipo de vulneración”.

 

 

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.