MUERE EL PRESIDENTE DE KOREA DEL NORTE, KIM JONG-IL

El líder norcoreano, Kim Jong-il, ha fallecido, informó hoy la televisión estatal del país comunista, KCTV. Kim murió el pasado sábado 17 a las 8.30 hora local a causa de «fatiga física» durante un viaje en tren, según un despacho de la cadena norcoreana recogido por la agencia surcoreana Yonhap. Kim Jong-il, de 69 años, había sufrido una apoplejía en agosto de 2008 y desde entonces había numerosos rumores sobre su estado de salud.

Cruel dictador que jugó a la guerra nuclear mientras su pueblo se moría de hambre o caricatura asiática de Elvis con zapatos de plataforma y pelo peinado con tupé en alto para disimular sus 1,57 de estatura. Si no hubiera sido real, el caudillo de Corea del Norte, Kim Jong-il, podría interpretarse a sí mismo como el villano que amenazaba al planeta con sus bombas atómicas bajo su esperpéntico aspecto de científico loco, sempiternas gafas de sol y cazadoras marrones incluidas. Líder de un pequeño y paupérrimo país comunista que, cada dos por tres, ponía en jaque al Imperio mundial y a sus aliados capitalistas en la región con sus pruebas nucleares y sus lanzamientos de misiles. Pero más valía tomarse en serio a Kim Jong-il, que ya se convirtió en el dictador atómico más peligroso e imprevisible de la Historia.

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.