ENTREVISTA EXCLUSIVA CON EL NUEVO ALCALDE DE CÚCUTA: DONAMARIS RAMÍREZ-PARÍS

Por Mary Stapper

Esta fue la conversación que sostuvimos con el Alcalde electo Donamaris Ramírez París Lobo quien toma posesión en el día de hoy. Fue una charla en la cual se habló de Cúcuta, de los grandes proyectos, de internacionalizar la ciudad, de consumir lo nuestro, de la familia, de la educación, de las mujeres que han influído en su vida, de sus sueños, del cucuteñismo, de la vida misma.

Donamaris. ¿Cómo piensa arreglar las finanzas del municipio?

Hay varias maneras de intervenir en el tema municipal. Una, seguir cumpliendo el plan de desempeño, es fundamental que ese plan de desempeño que tenemos con el Ministerio de Hacienda se cumpla. Eso nos da una hoja de ruta para unos 5 ó 6 años más. Es decir, que todas las acciones en cuanto la finanzas del municipio de Cúcuta van enfocadas al desempeño pero también hay que hace una labor para generar nuevos ingresos. Esos se generan haciendo de Cúcuta una ciudad productiva. En una ciudad productiva la gente va a tener como aportar más impuestos para la ciudad en la medida en que tengamos una ciudad que venda más, que la gente tenga empleo. Yo creo que también hay que buscar recursos nacionales e internacionales, de orden estatal, de orden privado y de ONGs. En cuanto a lo estatal, si uno presenta proyectos, por ejemplo en el tema de regalías, recursos para proyectos en el tema nacional los ha cofinanciados y se requiere hacer gestión para ubicar recursos de orden nacional para que se mire a Cúcuta con mejores ojos.  Hay recursos también del orden internacional de ONGs que podemos atraer para Cúcuta. De hecho es lo que estamos haciendo con nuestros viajes a Europa y también hay recursos de orden nacional e internacional privados. Es que todo no son las finanzas de la Alcaldía. Un Alcalde puede tener un presupuesto pero si aquí viene otro centro comercial a invertir,  si aquí logramos traer el gas como es mi propuesta para que vengan otras empresas vengan a Cúcuta a crear industria, si logramos que otra gente venga invertir en Cúcuta a través de industria. Eso hace que hace que haya plata en el municipio, que haya dinero circulante. Lo importante es que haya circulante así esté en mano de particulares. Eso es lo que debe hacer un alcalde.

Resulta que aquí siempre se habla de pobreza y como la pobreza nadie la quiere pero si la invocamos se nos arrima…

Es un cambio de actitud. El alcalde lo que tiene que hacer es que el municipio tengamos dineros para invertir en unas obras unas acciones donde la gente se vea impactada positivamente pero dejar unas condiciones en el municipio para que nuestro empresarios para que nuestros empresarios puedan vender más y al mismo tiempo venga gente a invertir en Cúcuta individualmente o en alianza con nuestros empresarios. Yo creo que eso es fundamental. Yo creo que hay que hacer en Cúcuta por ejemplo, ferias, la del calzado, la del mueble, eco productos cucuteños, la feria de la arcilla, la feria de la confección para que  los compradores del orden nacional e internacional a comprar nuestros productos. Pero igualmente tenemos que salir de Cúcuta a hacer ruedas de negocios, para que otra gente compre nuestros productos afuera. Hay que convencer a los cucuteños a que consumamos lo nuestro.

¿Será posible?

Si logramos eso estamos haciendo es generar una ciudad que así no haya plata en el municipio, en Cúcuta haya plata para que los particulares generen empleo y generen riqueza que es lo que necesitamos. Ese es el fin de un Alcalde.

¿Quiere agüita y tinto?

Sólo agua.

¿Cómo ve usted a Cúcuta en el 2020 y en 20 años?

Mi plan es visualizar a Cúcuta en el 2033. Estaremos cumpliendo 300 años de fundados. Ese es nuestro Plan de Desarrollo. Veo una ciudad internacional. En Cúcuta nos olvidamos ser internacionales debido a que nos iba muy bien con Venezuela y nos volvimos binacionales. Ni siquiera binacionales sino bifronterizos porque lo único que logramos es traer gente de la parte baja del lago de Maracaibo, gente del Estado Zulia, gente de Mérida, gente de San Cristóbal… Hay que internacionalizar a Cúcuta. Veo una Cúcuta con grandes inversiones de gente que ve la ciudad como una zona de grandes posibilidades con su zona franca, una ciudad segura económicamente hablando, una ciudad segura jurídicamente, donde les facilitemos a los inversionistas extranjeros y nacionales las exenciones de impuestos por invertir. Veo una ciudad productiva, veo una ciudad con buena infraestructura en vías, hoteles de cinco estrellas. Igualmente ve una ciudad en la cual el sector de la arcilla es un sector fuerte, donde el sector del calzado esté vendiendo mucho internacionalmente, donde el sector de la ropa Cúcuta sea una ciudad turísticamente motivada por la buena calidad. Veo una ciudad de turismo médico donde la gente viene a hacerse sus cirugías plásticas, cirugías a corazón abierto, veo una gran inversión de personas que quieren venir a Cúcuta a divertirse, veo una ciudad con restaurantes, lugares de divertimiento, una ciudad cultural donde la gente tenga Wifi en los parques, veo una ciudad donde niños y jóvenes a través de tecnologías puedan vincularse al mundo, veo una ciudad segura y no se sigan matando entre las bandas criminales.

¿Quiere  decir esto,  que vamos a convertir a Cúcuta en una marca?

Efectivamente, quiero una ciudad donde tengamos precisamente una marca de ciudad, una marca donde hagamos de Cúcuta una ciudad para grandes cosas.

Ese slogan de Cúcuta para grandes cosas le ha traído muchas satisfacciones. De esas grandes cosas cual es la que más quiere proyectar…

Que en el pensamiento de los cucuteños entiendan que nosotros somos una ciudad para grandes cosas. Que no sigamos pensando como en una tienda por allá de octava, sino que pensemos en que somos una gran hiperciudad. Las hiperciudades, no son las que tienen más habitantes sino que quiero ver una hiperciudad donde vivamos un millón, millón y medio de habitantes con gente que viva bien, gente amable, gente dispuesta a trabajar, igualmente dispuesta a recibir inversión para que la gente venga a acá y vea un espacio público despejado, una ciudad con un Malecón concesionado.

Y le quiero anunciar aquí en primicia que voy a concesionar el Malecón de Cúcuta. Estoy buscando los mecanismos jurídicos para entregarle a una firma o a dos firmas el malecón e Cúcuta.

¿Para qué lo cuiden?

Para que lo cuiden, para que le hagan inversiones, para que  le pongan seguridad le pongan, para que arreglen las rejas, para que pongan luces… a los locales que hay en el malecón le va muy bien y lo que pagan es muy poquito porque uno ve que cada día construyen más y progresan ¿y el malecón qué? Quiero que le vaya bien a esos locales pero también que le vaya bien a la ciudad- Que sea un malecón iluminado, con seguridad. Que podamos pensar en un malecón al otro lado del río, un malecón mirando más hacia el río pero estoy buscando los mecanismos jurídicos para concesionarlo.

Donamaris, usted acaba de regresar de Europa. Cómo le fue en su gestión con los europeos y cómo le fue con los españoles que quieren venir a invertir en el programa de vivienda pero que según dicen, estaban medio quebrado y a raíz del anuncio de la 20 mil vivienda en Cúcuta, sus acciones subieron en bolsa de valores…

Lo que sucede es que en Europa sigue habiendo plata. Hay gente que está en crisis económica, pero hay gente que todavía tiene cómo invertir. También hay quienes  pueden buscar créditos pero que no quieren invertir esa plata ni esos créditos en Europa porque está en crisis, entonces están buscando nuevos mercados. El mercado que más prefieren es el de Suramérica y el país que ellos sienten más seguro en Suramérica desde el punto de vista económica y jurídicamente hablando, es Colombia. Entonces tenemos que conjugar ese interés que tienen los europeos y los españoles de invertir en Colombia para que Cúcuta se una ciudad donde ellos inviertan. Yo me reuní con muchas empresas, unas 17 de la construcción. Me reuní con empresas que participan en el sistema de transporte masivo, por ejemplo, vamos a tener una ciudad con transporte masivo no articulado. Les conseguí a los empresarios de las empresas de buses, firmas dispuestas a entregarles los buses a cero pesos y financiarles los buses.

¿Y qué van a hacer con esos buses viejos que tenemos? ¿Los van a chatarrizar?

Por ley este año va  a salir 500 y el próximo año otros tantos. Entonces hay que tener unos buses de 80 pasajeros sentados y de pie en total, y otros de 54 pasajeros sentados y de pie en total. Entonces, esto tiene que ir en un plan de transporte masivo, no articulado, o sea no a los grandes buses que requieren incluso de construcciones especiales altas…

¿Cómo lo de Transmilenio?

No. Va a ser más bien como lo que hay en Madrid por ejemplo, al mismo nivel del andén y otras ciudades del mundo que tienen buses más pequeños y no con carriles exclusivos todos. Hay sectores con carril exclusivo y otros donde podrá pasar carros y el transporte masivo no articulado. Repito, así lo tiene Madrid. Esos buses deben venir con cámaras de seguridad al interior y cámaras de video al exterior para ayudar a cazar infractores de normas de tránsito. El tener cámaras de seguridad permite tener Wifi para que los pasajeros lleven su portátil y en el bus puedan conectarse a la red por la seguridad en cámaras que va a tener.

¿Qué más hizo en Europa?

Hablé con gente interesada en el alumbrado público. En semaforización hablé con gente interesada en el tema de los semáforos de Cúcuta enlazados con el ahorro de alumbrado público. Yo quiero trabajar con una empresa dispuesta a meter 60 mil o 70 mil millones de pesos con plata de ellos y con eso instalen la nueva red de semáforos de la ciudad.

¿Con qué les vamos a pagar esto?

Que ellos hagan el plan de ahorro de la ciudad que es, como unos 3 mil millones de pesos con un sistema especial de ahorro al año. Y si sumamos 20 años de concesión son como unos 60 mil millones de pesos.

El tren

Me reuní también con la empresa que está haciendo parte del tren de Venezuela, el que va a pasar por el Estado Táchira, buscando el Lago de Maracaibo y de allí, yendo incluso a la Guajira colombiana porque creo, el gobierno colombiano nos debe interconectar nuevamente al tren de Venezuela.

Las viviendas

Bueno, me reuní con empresarios de múltiple orden y no únicamente una de las con la empresa que supuestamente ha creado toda la tormenta en un vaso de agua.  Realmente lo único que yo le he propuesto a esta empresa es que monten una factoría para construir casas Kits de casas…

¿Utilizando la materia prima de Cúcuta?

. Y construir casas, kits de casas prefabricadas y ellos pueden vender esos kits de casas o apartamentos a constructores locales que no tienen la tecnología para hacerlo. Si vienen bien, pero pueden hacerlo italianos, franceses, españoles, alemanes, venezolanos… todo el que quiera. Y porque una empresa suba en la bolsa porque dice que viene a Cúcuta, no porque el municipio los vaya a contratar porque el municipio los  a contratar a nadie. Aquí es la libre competencia. Es muy bueno para Cúcuta que la gente vea una ciudad en la cual se pueden hacer inversiones.

Nuestra común amiga Alix Marina Ojeda me dijo que le preguntara cómo vamos a hacer para venderle a Chávez pero no tenemos vías. ¿Cómo va a hacer usted como Alcalde para lograrlo?

El tema de las vías de Norte de Santander le corresponden más el gobierno departamental pero necesitamos salir e Cúcuta al Puerto de La Hamaca. Ese es un tema que es nacional, departamental y también municipal. ¿Por qué municipal? Porque yo estoy dispuesto como Alcalde a respaldar a los gobernantes. Entonces, la idea aquí es buscar la salida al mar y que no nos sigan tomando del pelo.

En el tema local, como Alcalde Metropolitano, esto incluye Puerto Santander, Yo creo que esa vía se está deteriorando mucho. El departamento no tiene cómo arreglarla. Puerto Santander como municipio, tampoco. Yo pienso que ahí se debe instalar un peaje. Yo siempre he estado en contravía de los peajes como éste que se instaló en Villa del Rosario porque la gente de ese municipio tenía que pagarlo—Pero el otro, es un peaje que le va a convenir a la gente de Puerto Santander que viene de muy lejos y es una vía extensa. He hecho pequeños sondeos con venezolanos a quienes no les molestaría pagar peaje siempre y cuando tengamos una vía al puerto muy buena. Por ahí entra toda la gente que viene del Estado Zulia y de Mérida, entonces esa vía hay que arreglarla. No hay que permitir que algunos policías sigan sacándole plata a la gente, pidiéndoles seguro venezolano. Entonces hay que hacer esa clase de integración.

Alcalde, hay unos temas que usted maneja siempre. Por ejemplo, para usted que es cultura…

Cultura es ser buen ciudadano. ¿Uno cómo es buen ciudadano? Comportándose bien en la ciudad, conociendo la historia de la ciudad, la cultura de la ciudad, la cultura del entorno y la cultura universal. Entonces, un buen ciudadano es aquel que tiene conocimiento y el conocimiento lo hace un ser cultural. Por eso es tan importante la construcción de ciudadanos.

¿Civismo?

Civismo es entender que uno es que uno es la solución más no el problema.

¿Poder?

Es actuar en beneficio del prójimo.

¿Responsabilidad?

Es cumplir con lo que uno se compromete.

¿Planeación?

Es poder medir porque lo que no se planea, no existe. Entonces uno planea y estructura políticas a corto, mediano y largo plazo y a través de la medición logra que se ejecuten.

¿Cucuteño?

Es todo. Cucuteño es vida.

Entonces vuelvo a una pregunta que le hice al comienzo. Su slogan es Cúcuta par grandes cosas. ¿Cuáles son esas grandes cosas de Cúcuta?

Yo creo que la educación es un tema fundamental. He hablado de productividad de estructura, de muchas cosas, pero fundamentalmente creo que la educación con calidad de todos los cucuteños porque en Cúcuta tenemos un gran problema y es que tenemos cobertura en la educación pero no tenemos calidad en la educación de las escuelas y colegios.

Una de las grandes cosas es tener una ciudad con una infraestructura acogedora para quienes vivimos acá y para los turistas. Además de lo que he dicho como transporte masivo, semaforización, arreglo de vías…

Sí, porque las vías las tenemos vueltas una porquería…

Totalmente y hay que invertir.

¿Cómo lo vamos a hacer?

Yo creo que hay que conseguir recursos del crédito para arreglar la malla vial de la ciudad. Yo creo que hay que crear zonas azules en la ciudad de Cúcuta porque no las tenemos.

¿Cuáles son las zonas azules?

Son unas que existen en todo el mundo donde uno puede parquear en la calle, pero paga si quiere hacerlo en zonas donde no se ocasionen trancones.

¿Pagando al del palito que se apoderó de la vía?

Hay personas con unos aparatos como esos de vender chance se encargarán de cobrar por el estacionamiento.

¿Y esa plata a dónde va a parar?

Para el arreglo de la malla vial. También hay que buscar la sobre tasa de la gasolina porque aquí toda es de contrabando. Yo le voy a proponer al Presidente Chávez que instale entre 10 y 20 estaciones de gasolina PDVESA en Cúcuta y que estas sean manejadas por los pimpineros para arrancar a los pimpineros de las calles y que en una asociación de pimpineros, muy gerencialmente y allí sacar una sobretasa a la gasolina para nuestras vías y así, con zonas azules, sobre tasa y recursos de créditos, poder impactar gran parte de nuestra malla vial.

Bueno, hablemos del parque de Santander…

Lamentable que no esté en arcilla. El parque principal de San José de Costa Rica, es hecho con arcilla cucuteña, mientras que el parque Santander está hecho con concreto por allá de Bogotá.

En concreto feo porque se tiraron la tableta bonita que tenía. Era cuestión de mantenimiento…

Hubieran podido hacer unos tablones para que quedara más moderno, más grandes con diseño, pero en arcilla. Yo no tengo nada en contra del concreto pero no puede ser posible que nuestro parque principal, nuestro ícono de la ciudad que produce la mejor arcilla de Suramérica esté en concreto y no en arcilla.

¿Y qué va a pasar con las palomas para que no ensucien el parque? Claro, los cucuteños las queremos mucho pero los canadienses dicen que son ratones voladores.

Hay que hacer unos planes de regulación porque no todas pueden estar en el parque. Hay que buscarle unos lugares donde ellas puedan vivir dignamente en otros parque por ejemplo, pero no todas pueden quedarse en el parque.

Además se reproducen como curíes…

Efectivamente se están reproduciendo de tal forma que están creando problemas de salubridad.

Hablemos del arboricidio que se está cometiendo en Cúcuta…

Ahí estamos haciendo lo del plan ambiental en Cúcuta. Este es un tema eminentemente de cultura ciudadana. Estamos destruyendo a pasos agigantados nuestros árboles. Hay que volver a formar el concepto de plantar  árboles propios para los andenes. Que no deterioren el andén ni la tubería. Eso hay que hacerlo y evitar los arboricidios que se están fomentando.

El economista Rafael Lamus Becerra me pidió, le dijera que Cúcuta es un diamante en bruto- ¿Cómo va a hacer usted para pulir ese diamante en bruto y sacar esa joya reluciente?

Con todas estas acciones que estamos planteando indudablemente nos llevarán a ser una gran ciudad, una ciudad para grandes cosas. En resumen es, construir ciudad por una parte y construir ciudadanos por la otra. Es decir construir una ciudad con asfalto, ladrillo, cemento y concreto y arcilla y construir ciudadanos que se involucren en la protección, en el ciudadano y en el desarrollo de esas obras.

¿Cómo piensa impedir que el tufillo de la corrupción se le arrime?

En ese nunca he estado porque esta candidatura fue una que sólo tuvo compromisos con la ciudad. Hoy en día es una Alcaldía que el único compromiso que tiene es el de sacar adelante la ciudad y quiero hacerlo con constructores, con empresarios, con profesionales cucuteños y así lo vamos a hacer. La gente va a ver en nosotros la transparencia que vamos a tener y vamos a trabajar con mucha participación ciudadana, con veedurías ciudadanas en los contratos en las licitaciones, en un camino para no permitir que llegue la corrupción.

¿Va a asistir a todas las juntas directivas en las cuales es presidente o miembro de junta como en el caso de Corponor?

Hay que estar con una agenda muy precisa. Me he reunido con varios funcionarios de Corponor porque quiero hacer nuestra agenda ambiental del municipio pero que vaya unida a Corponor y exigirle un mejor trato con Cúcuta porque la gente cucuteña paga impuestos a Corponor, unos 5 mil millones de pesos al año. Eso es muchísimo dinero que en algo tienen que revertir en la ciudad.

¿De niño en qué soñaba?

Siempre fui como muy pragmático creo yo, nunca soñé con ser Alcalde, siempre fui periodista. Creo que cumpliendo ese sueño de periodista no necesitaba otro sueño. Creo que el periodismo es una gran ilusión, es un sueño permanente para hacer cosas. Luego ese sueño se me trasladó a la política. Quise ser político sin dejar de ser periodista cívico y lo logré. Luego ya de adulto cuanto tenía 23 o 24 año me nació la idea de ser Alcalde y duré muchos años luchando por llegar a la Alcaldía de Cúcuta.

Donamaris, cuando yo era reportera de Diario de la Frontera, lo conocí a usted siendo un muchachito de más o menos 12 ó 13 años y comenzó a escribir una columna. ¿Qué queda de ese niño?

Los sueños, las ilusiones y el amor por Cúcuta. Yo creo que el periodismo comunitario y el periodismo cívico le dan a uno una perspectiva de lo que era la ciudad y yo tengo unos sueños inmensos alrededor de Cúcuta, unas ilusiones y unas realizaciones y eso queda. Ese periodista que siempre ha estado unido a la vida y al sentir de una ciudad.

Usted siempre habla de su papá, Carlos Ramírez París. ¿En qué se le parece usted a él?

En el amor por Cúcuta, en la tenacidad, él era un hombre muy tenaz, yo también lo soy. Trabajador, amo la ciudad, amo a Cúcuta, me parezco a él en el periodismo, me parezco en sus ideas creativa y creo que también heredé eso de él, la creatividad permanente.

¿Qué le aprendió a su suegro el ex alcalde Enrique Cuadros Corredor?

La planeación, la organización, el respeto por la autoridad, el pensar en grande. Yo creo que el doctor Enrique Cuadros fue un gran pensador en grande de la ciudad tanto en el campo privado como en el campo público. Con él aprendí y ratifiqué mis conceptos de una alta gerencia pública marginada de la corrupción.

Usted está casado con Maribel Cuadros, una administradora de empresas, rodeada por el poder desde la cuna que podría brillar. Sin embargo se ha mantenido muy cerca de él pero lejos de las pompas y vanidades… dedicada a la crianza de su hijo.

Es una gran mujer. Es un ser humano inmenso. Es un ser humano con unas calidades y unas cualidades espirituales, cívicas y sociales inmensas. Un ser humano retirado de lo material. Ayer me comentó algo cuando llegué que en la entrevista tú le habías dicho algo así que tú pensabas que ella iba a brillar mucho en la Alcaldía y que ella te había respondido es que lo que debía verse brillar eran las cosas que yo hiciera y no ella.  Esa es una muestra de lo grande que es mi mujer. Maribel es una gran mujer, un gran ser humano, es una persona con unas calidades inmensas. A mí me gusta figurar en el tema público pero ella prefiere lo público sin figuración, es una madre excepcional y una gran profesional.

¿Qué le ha aprendido a ella?

Todo esto, el entregarse a las causas. Le aprendí la tranquilidad porque ella lo es. Le he aprendido su manera cómo ve el mundo, la vida la ve como una forma de entrega a los demás, también le he aprendido mucho todo lo del hogar, el ser muy estructurado en el hogar. Ella es muy seria igualmente en los negocios. Es una persona que compromete algo y lo hace.

Santi es igualito a usted…

Antes era muy de los dos pero dice la gente que últimamente se está pareciendo mucho a mí. A ella se parece en los ojos pero físicamente se parece mucho a mí. Es muy maduro. En eso se parece mucho a la mamá.

Cuando usted era soltero no comía verduras. ¿A comerlas también se lo aprendió a Maribel?

Sí, es cierto. Me enseñó muchas cosas. Yo por ejemplo soy muy cerrado a las comidas. Con ella he aprendió a ser muy abierto aunque no dejo mi carne asada que es lo que más me gusta. Soy muy abierto y el tema de las verduras lo aprendí con ella.

¿Qué tanto consumimos los cucuteños de nuestros productos?

Yo tengo una campaña que es parte de mi estrategia. Por ejemplo, todo aquel que quiera ir a mi acto de posesión es requisito es que debe hacerlo con una prenda hecha en Cúcuta. Una camisa cucuteña, un pantalón cucuteño, zapatos cucuteños, ropa hecha en Cúcuta. No tiene que usar ropa súper cara. Lo importante es que sean prendas hechas en Cúcuta. En los barrios hay personas que cosen, hay zapateros, hay también gente muy reconocida en los estratos altos que hacen ropa muy buena. Ese día vamos a lanzar la campaña de consumamos lo nuestro.

Usted habla con mucha pasión de Cúcuta. Cómos se puede medir ese cucuteñismo?

En mi caso, yo estoy en Cúcuta porque quiero. Estudié en Cúcuta porque quise, Vivo en Cúcuta porque quiero. Pude haber estudiando por fuera de la ciudad, pude haberme quedado fuera de Cúcuta en muy buenos cargos y siempre he estado en Cúcuta porque he querido. Esa es la mejor muestra de cucuteñismo. Vivir aquí porque quiero, quedarme aquí porque quiero y morir aquí porque quiero.

¿Cómo se divierte?

Soy muy entregado al trabajo. Mi mayor diversión es estar el tiempo que me queda libre con mi señora y mi hijo. Salimos a caminar, hablamos, trotamos. Igualmente disfruto las vacaciones en familia.

Su suegra es una maravilla…

Efectivamente. Mi señora y sus hermanas han heredado de doña Betsy y del  doctor Cuadros, grandes ejemplos, grandes cosas. Doña Bertsy y el doctor Cuadros son dos monumentos de seres humanos.

Doña Chesira de Lobo, abuela del Alcalde. Foto de Andrés Nigrinis.

¿Cuáles son las mujeres que más han influido en su vida?

Indudablemente mi abuela Chesira que tiene 94 años, mi madre Consuelo cuando era soltero. Iinfluyó mucho en mí doña Ligia Echeverría de Cabeza Quiñones a quien quiero hacerle un homenaje muy especial por el tema del periodismo. Luego de casado, ha ejercido una gran influencia en mí mi esposa Maribel, y sin que se meta mucho en mi vida, doña Betsy. Un gran ser humano a quien respeto mucho. Esas mujeres han influenciado mucho en mí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

15 comentarios para "ENTREVISTA EXCLUSIVA CON EL NUEVO ALCALDE DE CÚCUTA: DONAMARIS RAMÍREZ-PARÍS"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.