EL NUEVO FACEBOOK Y YO

El nuevo Facebook. Foto somoslarevista.com

Por Mary Stapper

Cuando estaba tan amañada con mi “nuevo” Facebook, desde la semana pasada, se había vuelto viejo, anticuado… Decidí entonces, cambiarme al último para no quedar tan mal con mis profesores de “Comunicar en entornos digitales” de la Universidad de Antioquia quienes insisten todo el tiempo en la importancia de las redes sociales.

Aunque se puede personalizar el diseño del nuevo Facebook, no sé qué tan seguro sea exponer la vida a la vista de todos porque sale todo el historial desde que comenzó a publicar algo.

El formato ha sido renovado. Me llamó la atención porque se puede colocar una foto como portada mientras, los estados y las notas se siguen compartiendo sin ningún problema. Y como en cualquier oficina que se respete,  habrá un cubículo para cada nota desde la cual se desprenden todos los agregados  que nuestros amigos quieran dejar.

Llama la atención cómo aquellas actividades recientes, aplicaciones, eventos asistidos o grupos se ven unidos. Y todo lo que se ha hecho, mes a mes, año a año, cronológicamente va saliendo aunque relegados al final del perfil.  Si queremos que la gente conozca nuestra vida desde el nacimiento, ahí van saliendo  las historias y la vida, “al escarnio público”.

Sin embargo, debo aclarar, personalmente me gusta le nuevo diseño porque le permite a uno aumentar el ego, viendo sus fotos más grandes o aumentar el morbo, mirando las de los amigos. O diciendo me gusta para animar a los demás a seguir el ejemplo.

Anunciar, contar historias, comentar en el muro todo lo que a uno se le ocurra, subir noticias (mi caso) y hacer que la gente se entere del acontecer local, nacional e internacional. Subir videos y fotos, hacer anuncios, darle buen uso a esta red social, vale la pena.

Cacharrear, crear grupos aunque a ratos los amigos se aburran de ver tanta información que se le cuela en su vida diaria.

Tengo un amigo quien decidió colocar una respuesta automática y así se libra de tanta información enviada y no me hace el desaire de retirarse del grupo. Buena idea.

Mary Stapper- Foto somoslarevista.com

Aquí estoy pegada al Facebook, chismeando en las páginas de mis amigos mientras aprendo con todas las de la ley a manejar también el Twitter o escribo esta columna para somoslarevista.com y hacerle creer a la gente que estoy trabajando sin horario ni fecha en el calendario.

 

 

6 comentarios para "EL NUEVO FACEBOOK Y YO"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.