PRIMARIAS VS LA QUIMIO

Por Exequíades Chirinos

Imagen tomada delapantalla.

Desde hace meses el candidato presidencial enfermo insiste en hablar de quimioterapia, quimioterapia y más quimioterapia convirtiendo esta palabra médica y difícil en una frase cotidiana, la popular quimio.

La idea en torno a vender propagandísticamente su enfermedad, bajo la premisa de que estoy totalmente curado es, sencillamente, tratar de imponer el tema para enterrar mediáticamente otros asuntos importantes como la creciente inseguridad, la pérdida de territorio en reclamación con Guyana, el fracaso eléctrico, el aumento del desempleo y otros temas a los cuales sigue el gobierno nacional sin darle una respuesta efectiva, pese a 13 largos años de mandato.

Los afectos de la gente están puestos en otro asunto y no precisamente en la quimio como pretende el candidato enfermo. El interés de los venezolanos está focalizado en las primarias de las fuerzas democráticas de la oposición, que lleva con buen tino la Mesa de la Unidad Democrática hacia su fecha decisiva, el 12 de febrero del 2012.

Las primarias están despertando la emoción y esperanza de los venezolanos porque ese proceso electoral es vital para la democracia nacional dado que, en primer término, allí se producirá una masiva participación de votantes que permitirá elegir con total transparencia al candidato presidencial que enfrentará al régimen en las elecciones presidenciales del 7 de octubre 2012.

Contra la quimio y enfermedad del Presidente, desde ya se observa el entusiasmo entre la gente de todos los sectores, al hablar de primarias y de candidatos y la elección de febrero constituye la gran agenda política del presente y próximos 4 meses.

En segundo término, en las primarias subyace el gran propósito de unificar al país a través de la participación en este evento político, organizado con el más elevado sentido de civilidad porque está exento de injerencia de gobernante alguno o del sector militar.

En tercer término, la participación y unidad se extenderá al respaldo del programa electoral del candidato, el cual se traducirá en la gran agenda nacional debido a que se apuntará hacia el reencuentro, la inclusión y el reconocimiento mutuo de todos los sectores en un clima de armonía, paz y respeto entre las clases populares, media y alta, como han expresado todos los candidatos.

Las primarias constituirán un gran paso hacia la reconstrucción de Venezuela y en términos políticos podrían interpretarse como el adelanto del Plan Marshall que requiere el país, cuyo proceso deberá emprenderse en todos los órdenes una vez gane las presidenciales el candidato a elegir en los comicios de febrero 2012.

En cuarto término, desde ya las primarias tienen ribetes de fiesta nacional y constituyen un evento indetenible, hermoso y necesario, difícil de paralizar con mensajes quimio y manejo de una enfermedad en términos secretos y confidenciales muy distinto a cómo se abordan los padecimientos de otros mandatarios latinoamericanos.

Del proceso electoral del 12 de febrero 2012 no sólo surgirá un candidato presidencial con el más amplio respaldo democrático, sino que el país, nosotros los venezolanos, avanzaremos en un gran paso nacional para cumplir la tarea esencial de consolidar la unidad, eje principal que nos permitirá encauzar a Venezuela por los caminos de la modernidad y abandonar de una vez y para siempre la ruta del atraso y del autoritarismo.

@exequíades

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.