INGRID LÓPEZ RECOMIENDA: LOS PRINCIPIOS GERENCIALES DE MADRE TERESA

Ingrid López Martínez. Especialista en Periodismo y Marketing.

Queridos amigos:

Es de los resúmenes que me encanta enviarles. Es un libro magnífico, ojalá lo disfruten…

Ella nunca aspiró a cambiar el mundo…sólo a ayudar a la persona que tenía al frente…

Muchos le critican «no haber enseñado a pescar»… muchos le critican «negociar con el diablo»…

Ella pensaba que si nos dedicamos a juzgar a las personas… perdemos tiempo valioso para amarlas….

Ella se mantuvo firme en sus creencias… tuvo siempre clara su visión y su misión…

Un beso a todos.

Ingrid

Si sólo quieres

la crema y nata… 

Madre Teresa de Calcuta.

Los principios gerenciales de Madre Teresa

  1. Suéñalo simple, dilo con fuerza.

Crea una visión simple.  Dilo con fuerza con

Palabras y acciones a cada momento.

  1. Para llegar a los ángeles, negocia con el diablo.

Desarrolla el marco de referencia para la toma de

decisiones en cuestiones éticas.

  1. Espera , luego, aprovecha tu cuarto de hora.

Antes de empezar, prepárate emocional ,financiera y

  • operacionalmente.
  1. Abraza el poder de la duda.

Siempre cuestiona tu negocio.

  1. Descubre el placer de la disciplina.
  2. Comunícate con un lenguaje que la gente comprenda.
  3. Pon atención al conserje.  Todos  tenemos valor.
  4. Usa el poder del silencio.  Calma tu mente y escucha…

Una entrevista a Madre Teresa

Si quieres

saborear un poco… 

Citas

  1. Si eres humilde, nada te tocará, ni la alabanza ni la vergüenza, porque tú sabes quién eres.
  2. El ayer ya pasó.  El mañana no llega aún.  Nosotros sólo tenemos el hoy.  ¡Vamos a empezar!
  3. Nosotros sentimos que lo que hacemos es una gota en el océano.  Pero el océano sería menos si no tuviera esa gota.
  4. El milagro no está en que hagamos este trabajo, sino en que somos felices haciéndolo.
  5. Haz las cosas ordinarias con un amor extraordinario.
  6. Sé generoso y comprensivo. Deja que quienes vengan a ti, sean mejores y más felices cuando se vayan.  Sé la expresión viviente de la bondad de Dios: con bondad en tu rostro, bondad en tus ojos, bondad en tu sonrisa, bondad en tu cálido saludo.
  7. Al momento de nuestra muerte, no seremos juzgados por el número de buenas obras que hayamos hecho o por los diplomas que hayamos recibido en nuestra vida.  Seremos juzgados por el amor que hayamos puesto en lo que hacemos.

Para la sobremesa…

Para quedarnos pensando:

 

  • ¿Qué organización, fundada por un empresario solitario creció hasta convertirse en una de las más grandes empresas de la humanidad?
  • Imagina un negocio familiar de unos 50 años… que está a punto de la quiebra. Tienes 300 empleados y a sus familias que dependen de él. Un tío tuyo que ha pasado varios años en prisión y que siempre ha avergonzado a tu familia, te ofrece el dinero que te permite una salida. No tienes otra alternativa. ¿Qué harías?

Mi calificación del libro

¡Maravilloso!

Lo digo simple y fuerte.

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.