CLEMENTE MONTAÑEZ: EL ÚLTIMO GLADIADOR

Doctor Clemente Montañez Villamizar. Foto especial para somoslarevita.com

Por Sergio Montañez Romero.

Desde el pasado sábado luego de un sentido homenaje, el ex parlamentario Clemente Montañez Villamizar como fuere su voluntad, descansa en el municipio de Chitagá.

Solo él se atrevió a entrar a una empesa quijotestca como la de reivindicar los molinos de viento e ir en contra de la corriente de la época.

 

Pocas personas se destacan por sus dotes de caballero, don de gentes y vocación de servicio como lo hizo Clemente Montañez Villamizar, un chitaguense raizal y sin igual, quien por encima de todo amó  a su tierra, sus gentes, sus quebradas y a sus montañas, derramando en su camino un digno ejemplo a seguir.

Fue el segundo de los seis hijos de la pareja conformada por Don Andrés Montañez y Doña Lola Villamizar, quien en la infancia, junto a sus hermanos Carlos Scipion, Gustavo, Humberto, Horacio, Oscar y Cecilia, recibieron con orgullo formación primaria en la escuela municipal.

Bordeando el Rio Chitagá, y como dentro de la nada, al son del ritmo de las aguas y del coro de los siotes y copetones, se divisa “La Hacienda”, asi llamada por sus naturales, lugar donde obtuvo al igual que su hermanos una formación en disciplina colmada de principios y valores, vocación de servicio hacia las gentes menos favorecidas, filosofía impartida por Don Andrés y Doña Lola.

Adelantó sus estudios de bachillerato en el Colegio Provincial San José de Pamplona, destacándose por sus cualidades de líder y deportista, institución de la cual su padre ejercía en calidad de Síndico. En su promoción se destacan ilustres personajes como los ex gobernadores Eduardo Cote Lamus, Gustavo Lozano Cárdenas, Cayetano Morelli Lázaro y el visionario Senen Botello, promotor del Embalse Multipropósito Cínera.

De bachiller de provincia a cuna santafereña. Siguiendo los pasos de su hermano Carlos, quien adelantaba estudios de economía en el Gimnasio Moderno (hoy universidad de los Andes), se trasladó a Bogotá para iniciar Medicina en la Universidad Javeriana en una de las épocas más tensas que se vivían en la capital, marcadas por el sectarismo y la violencia política; para la época contaba ya con otro de sus hermanos Humberto, que adelantaba Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Externado de Colombia, quienes en compañía de su primo y amigo entrañable Luis Roberto Parra Delgado,  compartieron años de estancia academia.

Una vez obtuvo su título, retorna a su Pamplona con el fin de ejercer su profesión, lugar donde contrae matrimonio con Doña CECILIA ROMERO, de cuyo hogar nacieron MARIO ANDRES (Médico Oftalmólogo recientemente fallecido) JOSE CLEMENTE, MARIA CECILIA y MARCELA. Empezó su vida profesional sirviéndole con sencillez a su gente, ganándose un aprecio que siempre le acompaño como un ángel.

Si bien su vocación como médico se perfiló en los últimos años de colegio, es de anotar la marcada influencia profesional y ejemplo que ejerció el tio Clemente Montañez Cote, médico al servicio del General Benjamín Herrera, quien aun a sus 100 años, falleció en ejercicio profesional

Con el tiempo y merced a la incursión familiar en la política, CARLOS SCIPION como Senador y HUMBERTO como Representante a la Cámara, Clemente lo hace también primero como concejal de los municipios de Chitagá, luego Pamplona y Silos, pasando por la Presidencia de la Asamblea Departamental, hasta llegar a la Cámara de Representantes, haciendo honor a su familia la cual le sirvió de referencia en apoyo a las casusas sociales y la lucha contra la corrupción.

Panorámica de Chitagá. Foto archivo particular.

Con Clemente se va el último chitaguense raizal de de una casta de hidalguía, que vivió y luchó por su gente, en la que pensaba y sostenía que la política es el arte de ayudar sin mirar a quien. Su vida de entrega social al igual que la de sus hermanos la hizo con honestidad a toda prueba siendo un firme defensor del campesinado, del medio ambiente y de los proyectos que contribuyeran al desarrollo regional.

Un adiós y un hasta pronto, porque los hombres buenos no mueren, perduran enquistados en el tiempo, en los hijos que el fruto que su carisma alimentó durante tantos años.

El pasado 5 de octubre, avanzó a tierras inmortales, el padre, tio, hermano, pariente y amigo, don clemen. Hoy descansa en la tierra que lo vio nacer al lado de familiares y amigos. Dios le tenga en su gloria.

Sergio Montañez Romero.

 

 

12 comentarios para "CLEMENTE MONTAÑEZ: EL ÚLTIMO GLADIADOR"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.