EL CANTAUTOR ARGENTINO FACUNDO CABRAL FUE ASESINADO EN GUATEMALA

Facundo Cabral. Foto tomada de Internet.

Hay noticias que estremecen el alma como la muerte, sobre todo aquella ocasionada por sicarios pagados para acabar con la vida de alguien como sucedió en Guatemala con el cantautor Facundo Cabral.

La noticia fue anunciada por un funcionario de la Policía Nacional de Guatemala quien dijo a los periodistas que Cabral, de 74 años quien ofreció un concierto en Ciudad de Guatemala, falleció víctiva de varios disparos.

Nadie sabe cómo pasó ni por qué paso según su representante David Llanes. Lo cierto es que Facundo Cabral, ese que nos puso a pensar con su tema “No soy de aquí, no soy de allá” y con frases y pensamientos que  inmortalizó  como éstas: “Cuando un pueblo trabaja Dios lo respeta. Pero cuando un pueblo canta, Dios lo ama”.

“Ama hasta convertirte en lo amado, es más, hasta convertirte en el amor”.

“De mi madre aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo; ahora mismo le puedes decir basta a los hábitos que te destruyen, a las cosas que te encadenan, a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida por el camino perdido”.

“Ahora mismo le puedes decir basta al miedo que heredaste, porque la vida es aquí y ahora mismo”.

“Vive de instante en instante, porque eso es la vida”.

“No te sientas aparte y olvidado, todos somos la sal de la tierra”.

Facundo Cabral, cantate, compositor, escritor y dibujante argentino, hizo de cada noche de sus presentaciones, poesía, historias y anécdotas.

Siendo niño, fue abandonado por su padre junto con sus dos hermanos, quienes quedaron bajo la tutela de su madre.

De frases y pensamientos de Facundo Cabral hemos extraído la siguiente biografía: dicen sus biógrafos que la infancia de Facundo Cabral transcurrió con muchas carencias. Fue encerrado en un reformatorio, de donde escapó al poco tiempo. En 1959 ya tocaba la guitarra y cantaba folklore. Tiempo después, Facundo Cabral viaja de Tierra del Fuego a Mar del Plata, una localidad de Buenos Aires, empleándose en un hotel. El encargado del lugar le ofrece cantar, llamándose primero «El indio Gasparino» y más adelante usando su nombre verdadero. En 1970 se conoce la canción «No Soy De Aquí, Ni Soy De Allá», que le da fama mundial a Facundo Cabral. Su vida toma un rumbo espiritual, transformándose en un cantante de protesta y realizando, a través de sus canciones, críticas sociales. Durante la última Dictadura Argentina (1976-1983), debió exiliarse en México, donde sigue trabajando incansablemente. En 1984 regresa a la República Argentina, habiendo recorrido muchos países donde llevó su arte y pensamiento. Desde ese momento, se asocia a Facundo Cabral con la lucha por la libertad, la justicia social y el amor. En reconocimiento a su constante llamado a la paz y al amor, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) lo declaró “Mensajero Mundial de la Paz”

Paz en la tumba de Facundo Cabral.

 

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.