VIRGEN DE TORCOROMA SERÍA DECLARADA BIEN DE INTERÉS CULTURAL, ANUNCIÓ EL GOBERNADOR

El padre Edwin Avendaño Guevara, hizo entrega de su obra al Gobernador William Villamizar Laguado. Foto Somos la revista.

El Libertador Simón Bolívar fue testigo de la presentación del libro que muesta todo el acontecer histórico realacionado con la virgen de Torcoroma, cuyo autor es el sacerdote e historiador Edwin Avendaño Guevara, quien durante 12 años investigó sobre la historia de esta aparición, de la cual  dicen los historiadores, es venerada aún por los no creyentes,  cumple 300 años.

 

La Torcoroma ha salido dos veces de Ocaña a Barranquilla. La primera, de visita y la segunda, porque fue robada y llevada a esta ciudad. Afortunadamente fue rescatada por un Policía y devuelta nuevamente a los ocañeros.
Y para que la momoria histórica no se pierda es bueno recordar como cerca de la ciudad de Ocaña, en la montaña de Torcoroma tenía su modesta parcela el hogar formado por Cristóbal Melo, Pascuala Rodríguez y sus hijos José y Felipe. Gente de reconocida bondad y cristianas costumbres. Sucedió que un día envió don Cristóbal a sus hijos en busca de un árbol adecuado para construir una “caja o canoa” que sirviera para su trapiche. Internándose los muchachos en la espesura, después de una larga búsqueda, por fin hallaron uno “que causó admiración por ser tiempo de verano y haberlo encontrado todo lleno de flores encarnadas, tan olorosas que trascendía su fragancia”.
Procedieron, entonces, a derribar el árbol, con tal suerte que la parte principal deslizó hacia un barranco, haciendo difícil su manipulación. Debido a lo avanzado del día, resolvieron regresar al hogar y dar cuenta a su padre de lo ocurrido. Pasado algún tiempo y como no les fue posible hallar otro árbol que sirviera a su propósito, resolvieron trabajar en el que habían echado a tierra José y Felipe.
Comenzaron, pues, a labrar el tronco y, de pronto, al levantarse una astilla quedó al descubierto “una imagen de María Santísima, mi Señora a modo de Concepción, de medio relieve, juntas y puestas las manos sobre el pecho, con acción del rostro como dirigido al cielo, con su corona imperial, parada sobre su media luna, todo del color mismo del palo, la cual vista y reparada por el buen Cristóbal Melo, metiendo las manos al hijo que a la sazón era el que cortaba con el hacha, le detuvo el golpe, y postrados padre e hijo, adoraron aquella rica joya, de la que se dice despedía de si no sólo una gran luz, sino el aromático olor de todo el árbol como cuando lo cortaron…”
Todo esto y otras anécdotas fueron resaltadas por Avendaño Guevara quien contó que el tiraje de su obra era de 300 ejemplares, uno por cada año de la apararición, cuyo primer ejemplar fue firmado por el Gobernador William Villamizar Laguado, seguido la Cónsul del Reino de España, Rosa Somavilla, el doctor Arias Cárdenas,Cónsul General de Venezuela en Cúcuta, así como Fernando Vega Pérez y Miguel Andrade Yáñez de la Academias de Historia y Santanderista. También Patrocinio Ararat y Juan Salvador Alsina  entre otros.
Y para que este acontecimiento no se pierda, aquí les mostramos una recopilación del acto que se cumplió en el Salón Simón Bolívar del Consulado General de la República Bolivariana de Venezuela, donde el Gobernador William Villamizar Laguado se comprometió a presentar la Ordenanza para que la Virgen de Torcoroma sea declarada como bien de interés cultural según le solicitó Avendaño.

El libro consta de 424 páginas y tiene un precio de 500 mil pesos cada uno.

Para ver nuestra galería de imágenes, por favor dele clic a cualquiera de las fotos que presenta somoslarevsita.com

[nggallery id=34]

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.