SANTAELLA, UNGIDO POR EL PARTIDO CONSERVADOR Y LOS VERDES SACAN TRAPOS AL SOL

Por la DAMA DE LAS ROSAS.

SANTAELLA, EL ELEGIDO

La política está al rojo vivo. Este viernes por ejemplo, llegará a Cúcuta Darío Salazar, Presidente Nacional del partido Conservador, quien con otros miembros de la colectividad azul, pitada de azul, acompañará a los Congresistas nortesantandereanos de ese partido al “segundo debut” de Juan Alcides Santaella, porque según mis fuentes de “alta infidelidad”, ya lo eligieron como candidato a la Gobernación de Norte de Santander y cuyo anuncio será hecho en una rueda de prensa en el Club Tenis a las 2:30 de la tarde. Dicen por ahí, que Martín Martínez seguiría el ejemplo de Édgar Díaz y se dedicaría a buscar las firmas necesarias para no dejarse sacar de la contienda política. Como quien dice, este cuento apenas ha empezado…

 

LOS COQUETEOS

De otro lado, Segundo Antonio González, quien renunció a su precandidatura a la Gobernación de Norte de Santander porque su partido de la U le negó el aval correspondiente, está siendo asediado por los partidos pequeños quienes le dicen que vuelva al ruedo político y que contaría con su respaldo según han dicho. González, con una brillante hoja de vida y a quien conocen en el departamento y en el ámbito nacional está pensando en si retorna o lo deja para otra oportunidad como lo anunció la semana pasada en rueda de prensa. Lo cierto es que en una encuesta que aún no se ha publicado, González aparece muy por encima de los otros candidatos  en opción de voto. Así las cosas, es como para pensarlo.

 

PEGADOS CON “MOCOS”

Escuché por Caracol, que se desmorona el partido verde en todo el país. Todo indica que estuvo pegado con babas o con “mocos” porque cada cual está tirando por su lado.  De una parte, Enrique Peñaloza, quien a todas luces es un candidato excelente para la Alcaldía de Bogotá porque conoce la problemática de la capital del país, es buen administrador aunque no muy buen político según él mismo confiesa, se convirtió en víctima de los celos de su coequipero Antanas Mockus.  Lucho Garzón, por su parte, le reclama a Mockus por creerse el único honesto de este país y se va un poco más hacia el lado de Peñaloza quien aceptó el apoyo del expresidente Álvaro Uribe Vélez y del Partido de la U.  Entre tanto, Sergio Fajardo dice que él ya se cayó una vez y que no piensa dejarse ahogar en esta ocasión. ¿Será que lo celos, malditos celos como dice la canción, se apoderaron de Antanas y el Partido Verde muere lentamente?

 

LOS TRINOS DE URIBE Y PEÑALOZA

Mientras tanto, Uribe, quien a pesar de sus enemigos, sigue gozando de buena salud frente a sus seguidores, continúa trinando en Twitter y acaparando la atención de millones de colombianos  que lo consideran como el mejor Presidente que ha tenido Colombia en los últimos 50 años aunque sus críticos traten de no reconocerlo a buena cuenta de quienes se aprovecharon de su buena imagen y buena fe para apoderarse de dineros del Estado y para “chuzar” magistrados, políticos y periodistas. Más como dice el dicho, a nadie le quitan lo “bailao” y menos lo logros en seguridad democrática alcanzados por Uribe.

 

EL SUICIDIO

Lo cierto es que Antanas Mockus quiere ser candidato a la Alcaldía de Bogotá y su esposa, concejal.  O viceversa. En todo caso, un partido pequeño como lo es el Verde y que goza de buena imagen, no puede fraccionarse porque es un suicidio. Es lo mismo que le está sucediendo al Polo Democrático, al cual, ni siquiera el “súper” Petro, puede salvar según los expertos. En todo caso, amanecerá en veremos.

 

 

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.