Y COMO EN LOS CUENTOS DE HADAS, SERÁN FELICES Y COMERÁN PERDICES…

El ansiado beso de William y Kate. Foto tomada de Internet.

Aunque antes ya se habían dado muchos, el esperado beso que selló el amor del Príncipe Guillermo y la plebeya Kate, por fin se dio. La ansiada boda que paralizó el mundo y trasnochó a los británicos fue un espectáculo hermoso. La pareja real, conformada por el Príncipe Guillermo y su ahora esposa Kate Middleton, llegó al balcón del Palacio de Buckingham a las 7:26 de la mañana (Hora colombiana) y se dieron un beso que selló el amor de dos jóvenes felizmente casados tras ocho años de relación.

De esa manera, los recién casados salieron de la mano y felices de la Abadía de Westminster, donde se realizó la ceremonia que duró aproximadamente 75 minutos.

En su camino al carruaje que los llevaría a dar un paseo por las principales calles de Londres, los esposos trataban de mantener la solemnidad del evento, pero por ratos dejaron escapar algunas sonrisas divertidas y típicas de la juventud y felicidad que ambos llevan consigo por lo que la alfombra roja se llenó de jovialidad ante los ojos de todo el mundo.

Cabe mencionar que detrás de la pareja, le siguieron los pasos los pajes, el padrino, el Príncipe Enrique y la dama de honor, quien fue la hermana de la novia, Pippa. Luego de la llegada de los novios al Palacio de Buckingham, le seguirían los demás representantes de la Casa Real británica.

Y mientras los príncipes que desde ahora serán los nuevos Duques de Cambridge Guillermo y Catalina, vivirán felices en el reino de la Gran Bretaña, al otro lado del mundo, aquí en Sudamérica en una ciudad llamada Cúcuta ubicada en un  país  llamado Colombia, sus pobladores comenzaron a sonreír porque después de casi 15 días sin  servicio de agua, por fin volvieron a recibir el preciado líquido que ahora fluye por las tuberías aunque sólo sea por un día.

Y colorín colorado, este cuento aún no está acabado…

 

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.