LLEGA LA TORTUGA CANÁ: LA RECIBEN GUARDAGOLFOS DEL CHOCÓ

Tortuga marítima caná – Foto tomada de Internet

Bogotá, 28 de marzo de 2011 . Comprometidos con la protección y conservación de las especies, un grupo de Familias Guardagolfo que habita en un sector conocido como Playona en Chocó y que ahora se dedica a la administración de posadas de turismo de naturaleza, se prepara para atender la llegada de una especie en vía de extinción.

Se trata de la tortuga marina Caná, una de las más grandes del mundo, que después de nadar largas distancias escoge las playas de esta costa Caribe para depositar allí sus huevos.
Tienen una longitud de 2 metros, 700 kilos de peso y más de 50 años de existencia.
Conscientes de la importancia de proteger esta especie, los Guardagolfos, que forman parte de ACCIÓN SOCIAL, han emprendido todo un plan de manejo ambiental que contempla capacitación a nativos y turistas, limpieza de playas, separación de residuos y diversos planes para que quienes visiten la zona en esta temporada de Semana Santa puedan ver a las tortugas sin afectar la vida de estas especies.
Para los jóvenes ambientalistas de Acandí, municipio Chocoano, ésta es la temporada del año en la que más turistas llegan a la zona para ver el desove de las tortugas; sin embargo “las linternas, el flash de las cámaras y el ruido que hacen afecta a las tortugas, las asustan y no pueden poner bien sus huevos. Me parece bien que se tome alguna medida al respecto porque hasta los perros se meten y se comen los huevos de las tortugas que duran mucho tiempo nadando para llegar a ponerlos acá”, comenta uno de ellos.
Mientras tanto, los Guardagolfos afirman que su labor como posaderos (administradores de las posadas) y el trabajo en capacitación que han recibido por parte de ACCIÓN SOCIAL y la Oficina contra las Drogas y el Delito (UNODC) los ha llevado a ser más conscientes de la riqueza natural y ambiental con la que cuentan. “Ahora nos preocupamos más por cuidar lo que tenemos aquí al noroccidente de nuestro país Colombia. Por eso adelantamos un turismo comunitario rural, somos familias que estamos prestando servicios de alojamiento, alimentación y recorridos ecológicos. Tenemos otras actividades que nos han ayudado al mejoramiento de nuestra calidad de vida, donde antes éramos empleados del turismo y ahora somos empleadores de esta misma línea”, afirmó Claudia Miranda, Guardagolfos y Posadera del Urabá.

Bogotá, 28 de marzo de 2011 . Comprometidos con la protección y conservación de las especies, un grupo de Familias Guardagolfo que habita en un sector conocido como Playona en Chocó y que ahora se dedica a la administración de posadas de turismo de naturaleza, se prepara para atender la llegada de una especie en vía de extinción.
Se trata de la tortuga marina Caná, una de las más grandes del mundo, que después de nadar largas distancias escoge las playas de esta costa Caribe para depositar allí sus huevos.
Tienen una longitud de 2 metros, 700 kilos de peso y más de 50 años de existencia.
Conscientes de la importancia de proteger esta especie, los Guardagolfos, que forman parte de ACCIÓN SOCIAL, han emprendido todo un plan de manejo ambiental que contempla capacitación a nativos y turistas, limpieza de playas, separación de residuos y diversos planes para que quienes visiten la zona en esta temporada de Semana Santa puedan ver a las tortugas sin afectar la vida de estas especies.
Para los jóvenes ambientalistas de Acandí, municipio Chocoano, ésta es la temporada del año en la que más turistas llegan a la zona para ver el desove de las tortugas; sin embargo “las linternas, el flash de las cámaras y el ruido que hacen afecta a las tortugas, las asustan y no pueden poner bien sus huevos. Me parece bien que se tome alguna medida al respecto porque hasta los perros se meten y se comen los huevos de las tortugas que duran mucho tiempo nadando para llegar a ponerlos acá”, comenta uno de ellos.
Mientras tanto, los Guardagolfos afirman que su labor como posaderos (administradores de las posadas) y el trabajo en capacitación que han recibido por parte de ACCIÓN SOCIAL y la Oficina contra las Drogas y el Delito (UNODC) los ha llevado a ser más conscientes de la riqueza natural y ambiental con la que cuentan. “Ahora nos preocupamos más por cuidar lo que tenemos aquí al noroccidente de nuestro país Colombia. Por eso adelantamos un turismo comunitario rural, somos familias que estamos prestando servicios de alojamiento, alimentación y recorridos ecológicos. Tenemos otras actividades que nos han ayudado al mejoramiento de nuestra calidad de vida, donde antes éramos empleados del turismo y ahora somos empleadores de esta misma línea”, afirmó Claudia Miranda, Guardagolfos y Posadera del Urabá.

Un comentario para "LLEGA LA TORTUGA CANÁ: LA RECIBEN GUARDAGOLFOS DEL CHOCÓ"

  1. Jhon Jairo Aristizabal Mesa  abril 9, 2012 at 4:28 pm

    les comento estube observando este proceso de la tortuga cana y es myu bonito me parece que falta mas apoyo de los diferentes fuerza vivas de la region.

    Responder

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.