LA CARTA DE FENALCO: UN SUICIDIO QUE NOS TOCA

Secuelas de la destrucción de Gramalote. Foto archivo.

Teníamos preparado para esta semana un comentario muy resumido sobre el Plan Nacional de Desarrollo pero ante la tragedia de los gramaloteros, resumida  en el suicidio de José Jaime Barrera, ese humilde comerciante de carnes, padre de familia, abuelo de dos nietos que decide sacrificarse ante la impotencia para alcanzar  algo de los billones de pesos que hay destinados a subsanar con creces los daños causados por la ola invernal, decidimos abordar este tema humano y económico a la vez.

Creemos que a la emergencia se le atacó con medidas de emergencia y en forma rápida se destinaron 12 billones de pesos salidos del bolsillo de todos los colombianos, pero esos billones continúan en la reserva y las medidas reposan en los documentos durmiendo bajo la premisa de que son muy buenas y de que es la oportunidad que tiene el Presidente Santos de hacer grandes inversiones sin pasarlas por trámites engorrosos y discutibles.

En muchas ocasiones nos hemos referido a la necesidad de que se agilice la ejecución de esos auxilios en forma rápida, en nuestra región,  como manera de aliviar la situación de los directamente perjudicados con la ola invernal y al mismo tiempo para  mitigar los efectos de lo que el actual Presidente de la República calificó de desastre económico cuando era candidato y que a partir de ese momento se ha agudizado sin que hayamos visto la más mínima acción para solucionarlo o para cumplir lo prometido en ese momento. Sabemos de las muy buenas realizaciones del doctor Jorge Londoño, gerente para la reconstrucción,  como persona exitosa dentro del ámbito empresarial pero no conocemos su pensamiento respecto a los planes para la ejecución de las obras para la reconstrucción del país y a raíz de lo que estamos viendo con Gramalote empezamos a desconocerlo antes que conocerlo.

No entendemos el  porqué,  si se trata de medidas de emergencia, Ingeominas se demore tanto para decidir si es factible o no la construcción del pueblo en los dos sitios escogidos para este fin. Porqué no se mantiene informadas a las gentes de Gramalote sobre los avances en la construcción de su pueblo si es que hay avances y si se concluye que es imposible, porqué no decirles la verdad y exponerles diferentes alternativas?.

Lamentamos la muerte de José Jaime Barrera, esperamos que nuestras palabras consuelen un poco a sus familiares y paisanos y por encima de todo, que los encargados de tomar las decisiones revisen su conciencia en lo que atañe  a la responsabilidad en esta muerte.

Esperamos también  que la gente de Gramalote tenga más oportunidades de expresarse y que nadie más vaya a seguir este camino como medio de protestar o llamar la atención por el drama que los agobia.

FENALCO-RODOLFO MORA MORA, Presidente Junta Directiva

San José de Cúcuta, 30 de  Marzo de 2011

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.