EN RONDA DEL RÍO PAMPLONITA FUERON DEMOLIDOS UN CAMBUCHE Y TRES CASAS

Demolición en ronda del río Pamplonita.

Como se tenía programado la Alcaldía de Cúcuta inició la recuperación del espacio público de la ronda del Río Pamplonita y la evacuación y demolición de las familias y viviendas ubicadas en el sector.

En el primer día del proceso la Secretaría de Gobierno, acompañada de la fuerza pública, la Policía de Infancia y Adolescencia, Comisaría de Familia, cuatro inspectores y el Instituto Colombiano de Bienestar Social, demolieron tres casas y un cambuche.
Las familias que salieron de las tres casas se acogieron al subsidio de arriendo y serán incluidas dentro del programa de vivienda de interés social que se levantará para los damnificados.  Una pareja que salió por voluntad propia del cambuche, se retiró del lugar y no quiso conocer los beneficios que le brinda la Administración Municipal.
A las 4:50 de la tarde el Secretario de Gobierno, Juan Carlos Prada Ávila, dio la orden de parar el operativo porque se presentó un abogado en la zona y argumentó un recurso de amparo, que fue tenido en cuenta inmediatamente por el funcionario.
Aunque la figura jurídica legalmente no paraba el operativo, el funcionario tomó la decisión de suspender la diligencia para no entrar en choque con la comunidad.
“La idea es no usar la violencia y aunque se ha socializado suficientemente la medida de recuperación, preferimos darles la oportunidad de que agoten todos los recursos y que por voluntad propia abandonen el lugar”, expresó Juan Carlos Prada.
El funcionario anunció que tan pronto se conozca la decisión del juez, se retomará la diligencia, tiempo que será alrededor de cinco días y en el que espera, las familias abandonen el lugar, sin presentar más obstáculos.
“Se trata de proteger a las familias, teniendo en cuenta que se inició la segunda fase de la ola invernal, porque pueden ser víctimas de la fuerza de naturaleza.  La experiencia del último trimestre de 2010, dejó amarga experiencia”, explicó.
La Alcaldía de Cúcuta ofreció a las 28 familias del censo realizado por Planeación Municipal, el subsidio de arriendo por $200 mil mensuales y la vinculación al programa de vivienda de interés social, donde el Gobierno Nacional, aseguró 4.000 subsidios para los damnificados y familias que habiten en zonas de alto riesgo.
Las 14 familias que aún permanecen en la zona y que no se han acogido a los beneficios lo pueden hacer con solo acercarse al Puesto de Mando Unificado (Sala de Crisis), ubicado en la Secretaría de Cultura del Municipio.
Prada Ávila, hizo un llamado a las personas que no quieren salir de la zona, para que se acojan a los beneficios y no obliguen a la fuerza pública a usar la violencia para que las grandes máquinas entren a demoler los inmuebles. Las 28 viviendas en su totalidad serán demolidas.
DEJAN CONSTANCIA
El inspector Cuarto Urbano, Julio Villamizar, quien estuvo acompaño de los inspectores Sexto Urbano, Especial y Primero Civil Urbano, dejó constancia de que se estaba llevando a cabo la diligencia cumpliendo lo establecido en la ley.
“Actuamos de acuerdo a lo normado, pero queremos dejar constancia de que si se presenta alguna emergencia mientras se dilata la situación, no será responsabilidad nuestra, sino de los habitantes del sector que se niegan a salir de las viviendas”, dijo.
A su voz se unió la del Secretario de Gobierno y las demás autoridades.

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.