ELIZABETH TAYLOR, DIVA DE DIVAS FALLECIÓ HOY A LOS 79 AÑOS

Elizabeth Taylor y su gran amor, Richar Burton. (Foto tomada de Internet)

Familia, amigos y celebridades lloran la muerte de la actriz Elizabeth Taylor, fallecida hoy a los 79 años, una pérdida «devastadora» que deja un legado inmarchitable en el mundo, según dijo su hijo Michael H. Wilding.

Para el mundo, Taylor fue un mito. Para su hijo Michael H. Wilding fue también la mejor madre del mundo.

«Mi madre fue una mujer extraordinaria que vivió la vida al máximo, con gran pasión, humor y amor», dijo Wilding, de 58 años, en un comunicado.

«Aunque su pérdida es devastadora para aquellos que la queríamos tanto y estuvimos a su lado, siempre nos inspirará por sus perdurables contribuciones a este mundo», añadió.

Para Michael H. Wilding, fruto de su matrimonio con Michael Wilding, el segundo de la actriz tras haberse casado con Conrad Hilton, su trabajo en la gran pantalla sólo fue parte del legado que deja.

«Su impresionante filmografía, su éxito como mujer emprendedora y su activismo incansable y valiente en la lucha contra el sida, todo ello nos hace sentir increíblemente orgullosos. Sabemos, simplemente, que el mundo es un lugar mejor desde que mi madre vivió en él. Su legado nunca desaparecerá, su espíritu seguirá con nosotros y su amor vivirá para siempre en nuestros corazones», concluyó.

Wilding fue el primero de los dos hijos que tuvo Taylor en ese matrimonio. Su hermano es Christopher Wilding. Ambos acompañaron a la intérprete en sus últimos momentos junto a sus hermanastros Liza Todd y Maria Burton, según la publicista de Taylor, Sally Morrison.

La noticia de la muerte de Liz Taylor causó un gran impacto en Hollywood y las reacciones de las celebridades no se hicieron esperar.

«Elizabeth, a todos los niveles, fue una persona íntegra. Bondadosa, generosa, valiente», dijo Jane Fonda en un comunicado.

Jane Fonda y Taylor compartieron escenas en «The Blue Bird» (1976).

Michael Caine, vía Twitter, escribió: «muy triste escuchar acerca de mi preciosa amiga Elizabeth Taylor. Era un genial ser humano».

El británico y la actriz coincidieron en el filme «Zee and Co.» (1972).

Por su parte la popular presentadora de televisión Barbara Walters dijo que había estado en contacto con Taylor los días previos a su muerte.

«Estábamos en contacto. Pensé que saldría adelante», dijo Walters en el programa Good Morning America, del canal ABC. Además explicó que su amiga le había comentado que de todas las películas que rodó a lo largo de su carrera, le gustaría que el público la recordara por «Who’s Afraid of Virginia Woolf?», filme por el que ganó uno de sus dos Óscar.

Larry King, expresentador de la CNN, dijo a través de Twitter que la muerte de Taylor, «una gran amiga», supone el adiós a «una gran estrella y una mujer con agallas». «Era tan especial… No veréis a alguien igual de nuevo», escribió.

A través de esa red social se fueron acumulando millones de mensajes de usuarios anónimos, pero también de compañeros de profesión como las actrices Kirstie Alley o Marlee Matlin.

Elizabeth Taylor durante su última visita a París. Foto tomada de París March y editada por Somos la revista,

«Elizabeth… gracias por las lecciones de vida que me enseñaste… sufrimiento y alegría… eres la estrella más luminosa del universo. Amor eterno», escribió Alley, mientras que Matlin, ganadora del Óscar por «Children of a Lesser God» (1986), dijo estar «muy sorprendida y triste» por el fallecimiento.

«Se va una auténtica leyenda de Hollywood. Que en paz descanse», añadió.

La familia de la actriz ha pedido que, en vez del envío de flores, se realicen donaciones económicas a su fundación contra el sida.

Taylor estaba hospitalizada desde hacía semanas en el centro médico Cedars-Sinai, de Los Ángeles, aquejada de problemas cardíacos.

http://www.informador.com.mx/entretenimiento/2011/279800/6/lamentan-la-muerte-de-elizabeth-taylor.htm

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.