EL MEJOR VENDEDOR DEL MUNDO ALAN NAGAO, ESTUVO EN CUCUTA

Alan Nagao y Patricia Acosta – Foto Somos la revista.

Ganar más que cualquier profesional, viajar en primera clase, tener un mundo de comodidades, trabajando en la venta de productos de cadena, puede ser una meta a la cual se puede llegar si se tiene disciplina, convicción, carisma, actitud y ganas de lograr metas. Para Alan Nagao el éxito no extraño. Ese hombre, nacido en Hawai, de mediana estatura, tiene la llave maestra para abrir cualquier puerta. Antes de llegar a Nuskin, empresa líder dedicada a la piel, había construido un comercio acertado enfocado en las cometas de alto rendimiento y la comercialización del yoyo a nivel mundial.

Precisamente En Hawai,  causó un gran revuelo con el yoyo y puso a competir especialmente a los niños quienes aprendieron varios trucos para darle diferentes formas y giros y movimientos. Y mientras se divertían y divertían también a  la gente, ellos  también ganaban premios, según dijo a SOMOS LA REVISTA. . «El asunto es que pusimos a la gente que realmente sabía lograr  diversión con el yoyo en las calles peatonales, y teníamos un enorme auge, » dijo Alan. Basado en su éxito, Alan fue capaz de asegurar los derechos exclusivos de distribución para Duncan y yoyo Yomega en Asia.

Durante su reciente visita a Cúcuta narró cómo logró vender muchos más yoyos de los proyectados. «Vendí 10.5 millones de yoyos en Japón, y más de 30 millones a escala mundial. Después de esto, me retiré, pero el retiro no me satisfizo” explica Alan.  Comencé a fumar. Me pareció que estaba en una espiral de muerte. Entonces entré a Pharmanex y conocí el escáner biofotónico que puede cambiar al mundo. Esta tecnología puede cambiar en la gente sus habitos alimenticios porque está muy ligado a la salud. Como me cautiva la tecnología, vi la oportunidad de ayudar a lanzar un producto que cambiaría la vida de los demás. Algo con derechos a nivel global, dijo Alan. Mientras habla, levanta su dedo pulgar como símbolo de los ganadores.

Aún seguía trabajando en su negocio de cometas de medio tiempo. El otro medio se lo dedicaba Pharmanex y así durante un año hasta que decidió trabajar la jornada completa y lograr el Diamante Azul (algo así como la joya de la corona del rey o la reina) después de 22 meses de actividad. Es decir, el escalón más alto a nivel de líder. ¿Cómo lo hizo?  “Trabajé una línea un mes. Fue un trabajo estable en el cual el éxito se hizo sentir. Después de un año, decidí cerrar la tienda de cometas» dice Alan.  «Soy un gran creyente y cuando se deja salir ese ímpetu personal, se puede transmitir lo que uno quiere, y hablando con la gente, haciendo presentaciones”.

Nadie duda que Alan Nagao, es el mejor vendedor del mundo. Atrapa la atención y logra su objetivo con poco esfuerzo. En su narración vende a la persona más importante del mundo “él mismo”. Insiste en la importancia de venderse a sí mismo. Esto conduce a una creencia fuerte en lo que usted hace y dice”, comenta Alan. » La llave se hace con las palabras, el tono, la postura, los ojos. Esto viene de la acción personal de hacer esto cada día. «

Alan tiene puestos sus ojos en crear una élite para su equipo y qué mejor lugar para hacerlo que la fronteriza ciudad de Cúcuta, puerta de entrada hacia Sudamérica. «Mi objetivo principal es entrenar Diamantes Azules. Quiero ayudar a mis amigos a ser acertados. Esto requiere tiempo para aprender este negocio, entonces quiero pasar mi conocimiento»  afirma con una fuerza que invita a seguir sus enseñanzas como todo buen maestro.

Este hombre de 49 años, en la cumbre del éxito conquista adeptos para la venta de productos de belleza Nuskin, no descansa. A Cúcuta vino con Patricia Acosta, una colombiana que conoció en USA y a quien convirtió en una estrella de las ventas: en diamante azul. Toda una joya de la corona. Existen aparatos médicos que parecen sacados de una novela de ciencia-ficción, pero se trata de instrumentos que realmente ayudan a mantener el cuerpo en un estado óptimo. Muchos de ellos tienen la posibilidad de alertar sobre males que todavía no aparecen en el firmamento de la salud.

Escáner biofotónico.

Por ejemplo, existe ya una máquina capaz de determinar si la comida que se consume hace realmente el bien que se espera, es el caso del Escáner BioFotónico de Pharmanex, que mide en forma no invasiva los niveles de antioxidantes carotenoides en el cuerpo y permite saber si una manzana al día es buena para mantener la salud.

Nadie duda que antioxidantes como las vitaminas A y C, así como el betacaroteno, son nutrientes esenciales para prevenir enfermedades y se obtienen con una dieta rica en ciertas frutas y verduras. Pero, de acuerdo al Journal Of American Medical Association (JAMA), la mayoría de los adultos no consumen los niveles de antioxidantes que se necesitan para mantener un estilo de vida sano.

Y como en un cuento del futuro, Escáner BioFotónico, que trabaja con tecnología láser, toma una lectura del consumo de carotenoides cutáneos, lo cual permite a las personas monitorear y mantener los niveles óptimos de antioxidantes, y así combatir de manera efectiva los radicales libres que se generen en el cuerpo.

Esta herramienta médica cambiará la manera en que cuidamos nuestra salud, afirmó Joseph Chang, presidente de la empresa Pharmanex, hace unos años en México,pues, midiendo los niveles de antioxidantes en el tejido, los consumidores finalmente tendrán una herramienta que permita ver los beneficios de una dieta saludable.

Esto fue lo que enamoró a Alan Nagao porque este moderno aparato representa un cambio en la tecnología nutricional y auxilia a la gente a conocer su nivel de antioxidantes que se dan en el organismo, añade. El escáner fue desarrollado por médicos, físicos e ingenieros, líderes en investigación, y es el primer método no invasivo que mide la actividad antioxidante en el tejido humano. Es lo que se dice, la tecnología al servicio de la humanidad.

Alan Nagao y Yurley Llanes, una de las organizadoras del evento en Cúcuta. Foto de SOMOS LA REVISTA.

SOMOS LA REVISTA estuvo en una presentación en sociedad para Colombia de este milagroso equipo. Su uso es sencillo: se coloca la palma de la mano enfrente de una luz láser de color azul de baja energía, de esta manera las personas obtienen una lectura de su nivel de antioxidantes. Cuando el halo penetra la piel se transforma en una luz verde debido a la interacción con las moléculas antioxidantes carotenoides.

Cuando los niveles antioxidantes de una persona se miden, la cantidad de luz verde reflejada es captada y evaluada para dar una lectura numérica, que es el resultado de los niveles de carotenoides en la piel, esto se relaciona con la dieta, la sangre y los tejidos. El escáner es un indicador del nivel de defensa antioxidante corporal.

Y saber esto es importante porque la ciencia ha enfatizado la importancia de los antioxidantes como componentes esenciales para la salud, ya que ellos combaten el daño de los radicales libres en el organismo.

Lo cierto es que con el agitado ritmo de vida que llevamos, la mayoría de nosotros no nos alimentamos correctamente por lo que los radicales libres atacan a nuestras células, advierte el doctor Lester Packer, profesor e Investigador de la Universidad de California.

Estas y otra razones llevaron a  Alan Nagao a convencer al personal médico de la importancia de adquirir este escáner y de la forma como aliviaría su trabajo a la hora de tratar a un paciente. Seguramente con este escáner que parece sacado de la ciencia ficción, los costos de la salud se reducirían notablemente.

32 comentarios para "EL MEJOR VENDEDOR DEL MUNDO ALAN NAGAO, ESTUVO EN CUCUTA"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.