LA INTEGRACION VERTICAL EN LA EPS, UNA PERVERSIDAD

Jorge Enrique Báez Vera

Por Jorge Enrique Báez Vera.

En la reforma al sistema de salud, el representante a la cámara, Simón Gaviria, había propuesto un articulo, mediante el cual se establecía la prohibición vertical en las EPSs, el cual fue negado en la comisiones de conciliación. Esa determinación no le hace ningún bien al sistema y por el contrario elimina de tajo cualquier posibilidad de verdadera reforma a la salud. Veamos por que:

La integración vertical es un mecanismo mediante el cual las aseguradoras, EPSs, han tomado el control total del servicio de la salud, en detrimento de las ESEs, y las IPSs publicas y privadas.

La  integración vertical de servicios,  opera así, en cualquier industria o servicio: una gran empresa decide integrar a su negocio algunos  o todos los elementos de su cadena de producción, es como una librería,  que requiere una gran cantidad de libros para vender, decide comprar y poner a su servicio una editorial, que le produzca sus propios libros, y así decide que publica y que vende, sacando de su negocio a las editoriales que antes le proveían de material para la venta.

Así es que, la integración vertical en salud significa que una empresa (EPS), adquiere o crea su red de atención: laboratorios, clínicas, centros de diagnóstico, y hacia allá remite a sus usuarios.

Cuando se promulgo la Ley 100, no había limitación alguna,  es decir, la EPS podía ofrecer todos los servicios a los usuarios a partir de su red propia. Sin embargo, la ley 1122 de 2007 buscó controlar el mecanismo y lo limitó al 30 por ciento.

Todas las EPS del país han implementado, recurren a este mecanismo, unas en mayor escala que otras. Saludcoop, EPS Sura, Salud Total, son ejemplos de este esquema y así vemos como han construido grandes clínicas, con servicios de hospitalización, y consulta externa, en detrimento de las ESEs, e IPSs publicas y privadas que prestan esos servicios.

Es como si en una pequeña población una EPS, que tiene considerable numero de afiliados, construye un hospital con todos los servicios, entonces, los usuarios de esa entidad serían atendidos en la nueva clínica y el único hospital público de ese municipio no tendría ingresos para sostenerse y pues tan solo debe atender a la población no asegurada y a los del SISBEN.
Para el usuario también representa limitaciones, por ejemplo: en una ciudad, tiene cuatro centros para diálisis y uno de ellos es propiedad de una EPS, ello significa que la aseguradora enviara a sus afiliados al centro de su propiedad y no a los otros tres, lo que significa que el usuario se queda sin opciones, y se atenta contra la libre elección de la IPS.

Con la consulta externa, ocurre igual perversidad, pues las EPS, montan sus IPS y contratan a sus médicos, los que según se dice en los mentideros, tienen muchas limitaciones en cuanto a la formulación de medicamentos y orden de procedimientos, pues no pueden formular mas allá del POS…es decir el patrón de los médicos, es decir las EPS, instruyen a sus subalternos que recetar y que procedimientos ordenar. Sistema perverso por demás.

Otra cosa, es lo relacionado con los recursos…si las EPS, como SALUDCOOP, son cooperativas sin animo de lucro, de donde ha salido toda esa plata para la construcción de todas sus clínicas….pues de los recursos que tienen que destinar a la salud y no a la construcción de edificios para albergar clínicas.

Lo lamentable, es que este perverso sistema seguirá en practica, y las EPS, seguirán fortaleciendo sus centros de atención hospitalaria y de consulta externa, en detrimento de los hospitales públicos y las IPS, publicas y privadas, con quienes las EPS, contrataran  tan solo en el porcentaje que se les permite, y deberán seguir atendiendo a la población no asegurada. Perverso sistema que continua vigente en detrimento de los usuarios y del mismo sistema.

Un comentario para "LA INTEGRACION VERTICAL EN LA EPS, UNA PERVERSIDAD"

  1. Gilberto Martínez Castro  diciembre 11, 2010 at 2:54 pm

    Más claro no canta un gallo.
    Es esa forma, llamando a las cosas por su nombre y explicándoles sin ambages y artilugios a los clientes, el verdadero sentido de las determinaciones tomadas por los dueños del poder, como se hace verdadera política.

    Responder

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.