NADIA BAEZ: POESIA EN FLOR

Nadia Báez

Cuando nos llegó la primera colaboración de Nadia Naileth, como critica literaria, recordamos que muy niña, nos había  hecho conocer sus dotes de escritora, como quiera que en 1992, fue ganadora del Concurso Departamental de Cuento, convocado por el Instituto de Cultura y Bellas Artes del Norte de Santander, con la narraciones Un viaje fantástico en tren y El gato que tocaba piano, obras publicadas por el mismo Instituto y el diario La Opinión.

Igualmente la página cultural, del Diario de la Frontera, que dirigía Javier Bosh Fossi, en su edición dominical del 27 de junio de 1993, la presentó a sus lectores, como poetisa:

“Nadia Naileth, es una niña de doce años, de lo más común y corriente, pero ya con aspiraciones de mujer y porte de gran dama. Estudia, juega, canta, ríe, baila, llora y muy rara  vez, a decir de sus padres, patalea. Su inocencia y candor infantiles, los va conjugando con un gran señorío, altivez y arrogancia de  gente grande. Actúa como una niña, pero piensa como una mujer. Retoza infantilmente pero razona en forma muy madura. Juega con muñecas, pero se distrae con las letras, muestra de ello, son estos poemas, que hoy tenemos el honor de presentar”

Hoy,  años después, y a manera de bienvenida a nuestra nueva colaboradora,   SOMOS LA REVISTA, publica  la antologia, Poesía en flor,  en la que se vislumbraba como  la  escritora que hoy es.

TRISTEZAS FUGITIVAS.

Tristezas fugitivas que el sol ilumina

y esconde tras su rostro y sombra

Tristezas fugitivas que la alegría nunca encuentra

Tristezas fugitivas que en la noche viajan con las estrellas

Olvidando que son tristezas y que son fugitivas

Tristezas fugitivas que algún día dejaran de serlo

Porque poco a poco irán convirtiéndose en alegrías

Bajo la lluvia que invade el corazón de quien las posee

Tristezas fugitivas que cuando desaparecen

Solo quedan leves indicios de que alguna vez ellas existieron.

VERANO

En la huerta nace la rosa.

Quiero ir allá

Para poder mirar el ruiseñor

como canta y canta hasta que anochece

Afuera: afuera nublados

Neblinas y ventisqueros

Reverdecen los valles

Sierra y prados

Reventándose hasta el frió

Salgan los nuevos vapores

Píntese el prado de flores

Hasta que venga el estío

SOL DE INVIERNO

Es medio día. Un Parque. Invierno. Blancas sendas.

Simétricos montículos y ramas esqueléticas.

Bajo el invierno, naranjos en macetas.

Y en su tonel pintado de verde palmera

Un viejecillo dice a su capa vieja.

“El sol, esta hermosura de sol”

Los niños juegan.

El agua de la fuente:

Resbala corre y sueña, lamiendo casi muda

la vertiginosa hiedra

ADIOS SOL

Adiós Sol:

Bien se que eres luna.

Pero yo no se lo diré a nadie

Sol.

Te ocultas detrás del telón

Y disfrazas tu rostro con polvo de arroz

De día

La guitarra del labrador

De noche

La locura del gran pintor

Que más da

Tu ilusión

Es crear el jardín multicolor

Adiós Sol

No olvides que ama el caracol

La viejecilla, el balcón y yo

Que juego al trompo con mi corazón.

SE TU MISMO

Se bueno, pero no demasiado bueno

Se un poco malo, pero no demasiado malo.

Di una oración si la sientes

Dila si eso te da consuelo

Se siempre amable con el mundo si es posible

Pero si vas a ser cruel: olvídalo

Sonríe, siempre sonríe

Ten siempre una sonrisa lista, aunque a veces duela

Toma la felicidad que puedas

En donde sea y cuando sea

Vive, sobre todas las cosas, vive, no existas solamente

Si tu sabes lo bastante, para saber que es el amor verdadero

Ama con todo tu corazón

Vive tu vida, de tal modo que en cualquier ocasión

Puedas darte la mano contigo mismo

Y trata de cumplir una cosa diaria, aunque sea poca,

Entonces en la noches, acostado bajo las cobijas,

podrás decir: he hecho lo mejor que pude.

MADRE MIA

Tú eres la luz que ilumina mi camino

Y eres el agua que calma mi sed

Si tengo un problema: tú estas ahí para ayudarme

Si tengo un triunfo: tú esta ahí para acompañarme

Si estoy triste: tú estas ahí para consolarme

Eres la madre a quien agradezco el amor que depositaste en mi

La amiga que lucha sin descansar y además inseparable

La esposa perfecta que nunca dio motivos de decepción

Madre nunca me abandones, pues que será de mi vida vacía y solitaria

En este día madre, solo quiero decirte

¡Eres la mejor madre del mundo¡

6 comentarios para "NADIA BAEZ: POESIA EN FLOR"

  1. Andres Baez  diciembre 1, 2010 at 10:25 pm

    un Abrazo y un beso

    Responder
  2. Alma Yislelem Castillo Sarmiento  diciembre 2, 2010 at 3:41 pm

    Doctor felicitaciones tiene sus genes , de escritor .. y de los buenos.

    Que alegria !!!!

    Alma

    Responder
  3. Rosa Quintero  diciembre 10, 2010 at 10:07 pm

    Hola doctor: Está muy hermosa su niña. Toda una mujer: bonita y elegante y sobre todo heredó los dotes de su padre; la inteligencia y el amor por la poesía. Lo felicito. Se lo orgulloso que se debe sentir.

    Responder
  4. Beatriz  diciembre 13, 2010 at 3:11 pm

    Jorge que linda poesías, debe sentirse orgulloso de su hija ….felicitaciones…… es cierto, lo heredo de su padre.
    Un saludo a Nadia,

    Responder
  5. Beatriz  diciembre 13, 2010 at 3:13 pm

    Jorge que lindas poesías, debe sentirse orgulloso de su hija ….felicitaciones…… es cierto, lo heredo de su padre.
    Un saludo a Nadia,

    Responder
  6. Alvaro Pedroza Rojas  noviembre 25, 2013 at 1:52 am

    «…y el verbo se hizo carne y habitó entre nosotros».

    Felicitaciones Nadia, por hacer de la poesía un camino y un ritual . Buen talento, excelente pluma. Dios le bendiga y le siga brindando su luz para que la palabra hecha verso se nos vuelva tangible en el alma y música al oído.

    Jorge, déjeme celebrar así sea con el vaso de agua que me acompaña en la mesa, su alegría por su poetisa, porque al sentirle hermano, siento su orgullo de papá como propio. Un abrazo. Álvaro O.

    Responder

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.