DANZAS, CATA DE VINOS, BUEN CINE Y CONFERENCIAS OFRECE LA ALIANZA COLOMBO FRANCESA

Esta semana con la Alianza ColomboFrancesa, aprenda a catar vinos como un profesional, vea cine ficción, discuta sobre la vida y obra de García Márquez y sienta la sensación que producen las danzas de Margarita Acevedo y reconozca los bailes nortesantandereanos.

Para comenzar, el martes 16, la cata de vinos en el Restaurant Rodizio con el apoyo de los esposos Jorge Maldonado Vargas y su esposa Luz Nelly Huertas. El miércoles 17,  la acostumbrada sesión del séptimo arte,en el Auditorio de la Torre del Reloj donde se presentará la obra de ficción “Chronopolis” de Piotr Kamler en función  gratis con invitación extendida a toda la familia.

El mismo miércoles, en honor al Centenario del Departamento Norte de Santander, se dará la apertura de la exposición “Vida y Obra de Gabriel García Márquez. El jueves 17, podremos aprecias una nueva versión de la Tertulia Francesa en la Dolce Vita bajo la coordinación del Director de la Alianza Colombo Francesa Monsieur Julien Bougon; y el viernes 19, en el Teatro Municipal,  una verdadera función de Ballet Nortesantanderano.

Como si fuera poco, dentro del marco de la obra Juegos de Agua de Maurice Raval, de mano de Margarita Acevedo se presentarán sus grupos culturales de niños y niñas. Una programación como para no perdérsela según nos cuenta Patrocinio Ararat.

APRENDA A CATAR EL VINO

Estuvimos investigando algo sobre la cata de vinos y en  pocas palabras, podemos decir que una cata es algo así como describir la intimidad de un vino. Catar un vino consiste básicamente en tomarse el tiempo necesario para pensar qué es lo que estamos bebiendo. Si se centra toda la atención en el vino mirándolo, oliéndolo y probándolo se tendrá la posibilidad de experimentar todos sus matices.

La forma más lógica de abordar un vino es:
1» A través de la vista.
2» A través del olfato.
3» A través del gusto.

Lo más difícil de apreciar un vino consiste en describir verbalmente con detalle y precisión las sensaciones percibidas en la degustación. A este objetivo se arriba mediante un mecanismo que requiere, en primera instancia, educar los sentidos, memorizar las sensaciones percibidas y, finalmente, un vocabulario que permita traducir esas impresiones en valores probables. Y ante esto, cabe decir que la cata de vinos es una operación sumamente subjetiva y que genéticamente está comprobado que no hay dos personas que perciban de manera idéntica. Si a eso le sumamos las preferencias individuales seguramente encontrará descripciones que no comparta.

(En la foto, Carlos Falcó, experto catador de vinos de España)

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.