UN BAÚL LLENO DE BIENES Y TESOROS, ECOS REPLETOS DE IMAGINACIÓN Y LEGADO

Por: Jesús María Stapper

“De los instrumentos del hombre, el más asombroso es, sin duda, el libro. Los demás son  extensiones del cuerpo. El libro es la extensión de la memoria y de la imaginación”. Jorge Luis Borges.

Nos entrega el prestigioso lingüista, profesor, catedrático e investigador colombiano (Pereira) Diego Muñoz Martínez,  por intermedio de Butterfly Publications (con su edición en español de Gente Nueva Editorial), su más reciente obra pedagógica intitulada: Vive el español con tus hijos. Es -una guía para padres, educadores, estudiantes, comunicadores, y profesionales, inteligentes-. Es un libro fundamentado esencialmente para satisfacer las experiencias y necesidades de instituciones, organizaciones, migrantes, docentes y educandos, en escuelas, colegios y universidades de Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Rusia, y los demás países  donde se enseña el idioma español (idioma castellano: nuestra lengua materna). No obstante, es preciso su estudio y análisis permanente en todas las aulas colombianas. Su elevada calidad es un manifiesto de alto vuelo que enaltece a la Academia y a la Investigación de nuestro país. Como un pebetero de rutilante luz, el profesor, nos ofrece su trascendental sayo de connotadas virtudes descritas con armonía y rigurosidad científica. Con una sencilla voz, con un metalenguaje comprensible, a la medida de su lectura, entendemos la dimensión de un trabajo consciente, seguro, honesto, que nos ofrece invaluables resultados.

Hoy, cuando en nuestra loca-locura, nos dirigimos  de manera inexorable hacia una babel contemporánea tan desconcertante, tan ambigua y desesperanza-da como la Babel antigua, aparece en el nuevo mundo editorial, Vive el español con tus hijos. Una obra académica de acendrados valores, de inconmensurable contenido, de perdurables y gratificantes ethos. Cuando el darwinismo cultural, político, religioso, social y económico arrecia y avanza a ultranza;  aparece como un oasis inmaculado, como auriga noble que forja caminos hacia los nuevos horizontes, una trascendental obra que extenderá sus principios, valores y legado. Extenderá sus enseñanzas desde las amplias salas de una casa antigua, desde los atrios de aquellos pueblos olvidados, desde los parques pobres que expía el viento, desde los salones de una escuelita escondida entre un vergel, desde los andenes de los barrios polvorientos de suburbio, desde el  reducido espacio de un apartamento citadino, hasta los acrisolados, grandes, modernos y acaudalados auditorios universitarios e institucionales (algunos perdidos entre la ruda e indolente inmensidad de las metrópolis).

Vive el español con tus hijos es un libro con clase, óptimo para dictar -clase óptima-, óptimo para aprender. En sus quince capítulos nos señala los afectos y los des-afectos que nos inculcan hacia la valoración y subvaloración del castellano, nuestra lengua materna (lengua que en ocasiones nos avergüenza). Nos plantea la necesidad actual del bilingüismo, trilingüismo  y plurilingüismo como  un reto contemporáneo; sin embargo, nos indica que (como dijera un amigo con quien debía realizar un trabajo: -“es mejor principiar por el principio”) para nosotros los hispanohablantes, la fase inicial de la comunicación se fundamenta en nuestra propia lengua, ahí la responsabilidad familiar. En su apología del idioma español, nos señala que mientras nosotros (por medio de nuestra vulnerable y maleable idiosincrasia) perdemos partes de uno de los idiomas más bellos y ricos,  otros, más de catorce millones de estudiantes no hispanohablantes en el mundo, se esmeran por aprenderlo. Nos dice el investigador, que el español, es uno de los idiomas más hablados, leídos y estudiados, sobre el que se ciernen peligros constantes que llegan desde lo mediático como un instrumento de desculturización, de pérdida de las raíces, y de la identidad. Nos señala también  los cambios graduales que una lengua tiene con el discurrir de los tiempos y nos dice que algunos son necesarios (tal las reflexiones que un sábado en la tarde, en mi apartamento, después de almorzar un plato de lasaña preparado por mi esposa,  hacíamos con el desaparecido amigo, escritor  y maestro Manuel Zapata Olivella, acerca de las palabras entradas en desuso para la literatura; por ejemplo, céfiro: viento suave). Aunque por momentos hablamos fervientemente el maestro Zapata Olivella y yo, del culteranismo, y de su novela el Fusilamiento del diablo, como para no ir más lejos. No obstante, para el profesor Diego Muñoz, los peligros que corre el idioma español están presentes, prueba de ello es el denominado: fenómeno “Spanglish” (que no es inglés, que no es español, “sino todo lo contrario”). Efecto un tanto parecido al creole (lengua raizal haitiana entrelazada con francés) en Haití y algunas regiones circunvecinas.

Vive el español con tus hijos es un libro que nos plantea las estrategias que la familia debe tener para enseñar a los hijos el conocimiento del idioma español como nuestra primera lengua. Nos dice que un niño puede aprender dos o tres idiomas de manera simultánea. La cuestión radica en que no puede perder su origen, porque es la voz y la razón que lo identificará a lo largo de su vida. También nos indica la forma precisa de encarar el aprendizaje de una segunda lengua, el inglés, en particular.

Nos insta el maestro Diego, a entrar en defensa del idioma español, y no permitir la amputación de letras como la ñ y la h que algunos (con cierta vileza) proponen. Por ello, sobre nuestro más reconocido  escritor Gabriel García Márquez, recae una admonición (necesaria). Igualmente, cuando muchos consideran a la preceptiva como algo inútil (“elemento detestable” en el ejercicio de escribir), el investigador nos indica el valor  de preservarla. Igualmente, ratifica la imperiosa necesidad de seguir valiéndonos de la ortografía como una cuestión suprema. Nos dice de la responsabilidad del uso adecuado del idioma español, sin que por ello, tengamos que caer en lo profundo y complejo de los anacronismos.

Gracias profesor Diego Muñoz Martínez por regalarnos con su obra Vive el español con tus hijos, el tesoro asumido de sus conocimientos y experiencias vividas a lo largo de treinta y cinco años de docencia e investigación en  Colombia y en Estados Unidos. Usted hace parte del panel egregio de los “colombianos fugados” que se han convertido en “ensayistas scholars” (como para contradecir al autor, con scholars, aplicado a la manera de un anglicismo) como Rafael Gutiérrez Girardot en universidades de Alemania, Augusto Escobar Meza en universidades de Francia y Canadá, Carlos García Prada, Gustavo Correa y Ramiro Lagos Castro (mi amigo y cómplice de errancias literarias) en universidades de Estados Unidos, este último como Director de la Cátedra de Literatura Hispanoamericana en la Universidad de Greensboro,  Carolina del Norte.

Diego Muñoz Martínez, el autor de Vive el español con tus hijos, ha sido profesor de las carreras de Lingüística y Literatura, Comunicación Social, Traducción. Realizó estudios de Licenciatura en Lingüística y Literatura, Especialización en Lingüística y Dialectología Hispanoamericana, Magister en Docencia Universitaria e Investigación, Magister en Lingüística Española, Especialización en Inteligencia Emocional. En Carolina del Sur, EE.UU. fue Fundador y Director de la Revista bilingüe: ¡Hola! Somos Latinos. Ha sido Miembro de la Academia Colombiana de Educación.


Bogotá, Colombia, Sudamérica – Septiembre 16 de 2010

4 comentarios para "UN BAÚL LLENO DE BIENES Y TESOROS, ECOS REPLETOS DE IMAGINACIÓN Y LEGADO"

  1. Mario A. Reyes  septiembre 20, 2010 at 6:59 am

    Excelente articulo! Excelente libro!
    Tuve el honor justo, de haberlo terminado de leer el viernes pasado.
    Atrevido, por demás; atrevido, en el mejor sentido de la palabra, porque a mi juicio, por fin!, hubo, y estoy seguro que transcenderá a través del tiempo, alguien que no solamente nos legara este conocimiento profundo, científico y a la vez didáctico, como lo ha hecho el profesor, intelectual, escritor, pintor (uno de los mejores), apodado por sus padres Diego, al escribir, “el libro”; sino, que además, nos hereda en esta tierra hispanohablante, un contenido que pone el “dedo en la herida” ante temas como la “Ortografía”, el “Spanglish”, y otros…que deforman nuestra amada lengua.
    En forma coloquial, me “quito el sombrero”… y le digo gracias!!! por haber pensando probablemente en profesores como yo, que acá en los Estados Unidos, somos testigos impotentes, muchas veces, ante nuestros hijos, del deterioro y deformación del Español, especialmente por los medios de comunicación; por fin tenemos una espada a la mano!!!
    Mario Andres Reyes
    Weston, Florida, Estados Unidos

    Responder
  2. RAMIRO LAGOS CASTRO  septiembre 20, 2010 at 10:27 am

    Estimado Jesús María: Me agrada leer lo que escribes y me mandas para comentar. En España, leí tu último libro de poesía, A la espera del viento, y veo con júbilo el avance de tu pluma poética siempre metida en el panorama de la variada contemporaneidad temática. Y en ello se puede apreciar tu fresco lirismo y el acierto de poder metaforizar con nombres de la cotidianidad trajinada, tópicos antipoéticos que tú logras convertir en poesía pura (o “impura”); no importa, que entre Juan Ramón y Neruda, se nos dan las ideas para escribir a nuestros aires. Y Neruda con su » Walking Around», parece haberle contestado al otro Nobel, que ya en la América reconquistada e independizada, se habían acabado los feudos liricos dogmáticos, y cada poeta liberado, escribía libremente, a su manera. Eso es lo que haces, para lograr ser Stapper, con marca de poesía muy «stapperiana», para diferenciarse de los «snobs» o de los simios. Ello significa un avance, un éxito, una nueva ruta de tu sub-realidad poética, que nada tiene de surrealismos sino de súper-realidad, de realidades convividas, para que a la vez se convivan tus poemas.

    Y en cuanto a tu prosa…, ahí si te mantienes en el casticismo heredado de tus lecturas de la tradición, con el rigor de la real forma de hablar criolla, acompasándote, obviamente con las expresiones de la modernidad. Tu prosa en el ensayo y en la crítica, da a tu pluma serenidad, claridad, poder de análisis, y reflexión. De tal manera, que todo lo que escribes sobre las guías pedagógicas del profesor Diego Muñoz Martínez, nos hace disfrutar de las características de tu mencionada pluma, para a la vez entrar en la claridad, en el análisis y en la reflexión sobre la mencionada obra pedagógica Vive el español con tus hijos. Y dígase con reiteración: ahí está la pluma stapperiana abriéndose avenidas de éxito.

    Las referencias a mi nombre en el artículo sobre la obra del profesor Muñoz, te las agradezco, atribuyéndolas a tu generosidad de amigo excepcional.

    Cordiales saludos, extensivos a mi colega profesor Diego Muñoz Martínez.

    Ramiro Lagos Castro
    Greensboro, N. C. Estados Unidos, Septiembre 20 de 2010.

    Responder
  3. MARIELA MONSALVE BUSTOS  septiembre 23, 2010 at 9:26 pm

    Excelente artículo, nos da una clara idea del contenido del libro y nos invita a tener esta valiosa obra en nuestra biblioteca y a entrar en contacto con ella.

    Leí la obra, la cual es maravillosa y deja muchas enseñanzas, revela muchas realidades, nos hace muchas advertencias sobre el cuidado de nuestro lenguaje y sobre todo insta a buscar que los niños y jóvenes aprendan al menos una lengua diferente a la lengua materna Felicitaciones al columnista Jesús María Stapper y al autor del importante y trascendental ibro: Vive el Español con tus Hijos; Diego Muñoz Martínez

    Bogotá, D.C. Septiembre 23 de 2010

    Responder
  4. lamamaquetebusca  octubre 6, 2010 at 8:09 am

    Quiero corregir algunos errores en este ensayo. Si los editores van a considerarse periodistas de cualidad, no deberían publicar algo que cualquier fulano reclama. Primero, diego munoz martinez no era fundador de la revista Hola. El robo la fundadora y las pertenencias de la revista y destruyo la revista ilegalmente de la fundadora, quien invito a diego ser asocio en la revista. Segundo, diego munoz martinez no es traductor. Ser traductor requiere que alguien sabe dos idiomas; es imposible ser traductor si no sepa dos. Diego solo habla español, no sabe ingles salvo palabras como yes y no. No sabe ningún otro idioma. Tercero, el habla en su libro acerca de entrenamiento de hijos como si fuera que el es conciente del bienestar de hijos o niños. Mientras tanto diego munoz martinez ha ABANDONADO a su propia hija de cinco anos, nuestra hija. El es fraudulento en tales cosas y en muchas otras además. Por eso, este ensayo es engañoso a los lectores.

    Responder

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.