AGÁRRENSE DE LAS MANOS DE CÚCUTA

Estímulo a la inversión y generación de proyectos es lo que se propone el gobierno nacional ante la ruptura de relaciones con Colombia por el Presidente Chávez de Venezuela a raíz de las denuncias  sobre la presencia de  grupos de FARC y ELN en ese país y cuyas supuestas pruebas, fueron mostradas por nuestro país ante la OEA, situación que de inmediato se reflejó en la frontera colombo venezolana, especialmente en Cúcuta y Arauca.

Porque cada vez que hay crisis con Venezuela, los habitantes de la frontera temblamos porque los negocios se vienen por el piso y se tienen que tomar medidas de emergencia para evitar un desangre total de la economía.  Fueron tres las medidas de choque tomadas por el gobierno para aliviar la crisis,  flexibilización para la creación de Zonas Francas, con el fin de estimular la generación de nuevos proyectos, el no cobro del IVA durante tres meses para algunos productos esenciales y la macro rueda de negocios que se desarrollará en Cúcuta los días 5 y 6 de agosto en la cual se dará estímulo a productores y compradores, creando nuevos mercados para nuestra región sin la dependencia de Venezuela y con lo que se esperan avances positivos según lo anunciado por el Ministro  Oscar Iván Zuluaga de la cartera de Hacienda. “Tenemos un antecedente y fue cuando tuvimos la dificultad de las pirámides en otras regiones del país. Allá desarrollamos una legislación parecida y hubo avances positivos en esta materia», dijo Zuluaga.

Se cree que con las medidas de urgencia tomadas por el Gobierno del Presidente Álvaro Uribe Vélez San José de Cúcuta ha entendido que debe ser autosuficiente, abrir puertas hacia nuevos mercados, mejorar vías de acceso y convertir los problemas en oportunidades de desarrollo.  Por eso, los macroproyectos que en buena hora se construyen en la capital nortesantandereana, ponen  a Colombia y al mundo, a mirar hacia esta frontera vibrante, hasta hace unos meses, económicamente estable, de gente solidaria, dispuesta a defender sus valores, costumbres y tradiciones, pero con la mente abierta hacia nuevas inquietudes.

Cúcuta nos lleva a soñar con una ciudad diferente, con una región pujante apoyada en los medios de comunicación y de la mano de la clase dirigente y los medios de producción, para que se desarrolle.

Ellos gobernaron

Al ex alcalde Álvaro Villamizar Suárez le escuchamos decir alguna vez, que “Cúcuta es como un potro fino, responde fácilmente a la mano que maneje sus riendas”.

O porque es necesario que “las autoridades nacionales, departamentales y municipales se metan en el juego para establecer las reglas de juego y de cooperación en busca de satisfacción de los turistas que nos visitan” como sostiene Jorge Enrique Maldonado Vargas.  O la posibilidad de salir al mar Caribe por la costa colombiana con le mejoramiento de la carretera Cúcuta-Ocaña, como afirma Manuel Guillermo Mora Jaramillo.

De otro lado, Eduardo Assaf Elcure clama porque Cúcuta vuelva a calzar a Colombia, mientras espera que todos tengamos eso que llaman sentido de pertenencia, fe en la región y en la capacidad de sus habitantes, que según dice, llegarán al millón quinientos mil. ¿Habrá cama para tanta gente?

Ubicación

San José de Cúcuta tiene una ubicación geográfica privilegiada dentro de nuestra geografía.  A diez kilómetros del límite con Venezuela, localizada a 7 grados 53.00 segundos de latitud norte y 72 grados 30.19 de longitud oeste con una altura sobre el nivel del mar de 325 metros y con una temperatura promedio de 27.5 grados, dista 625 kilómetros de Bogotá.

Cúcuta es poesía

Cúcuta es como la define el poeta Miguel Méndez Camacho quien la compara con una mujer “a pesar de saber que hay otras más bellas, más amable como decía Neruda de su amada, se concluye escogiéndola. Entregándose a ella en la medida en que ella misma se prodigue”.

Porque Cúcuta es una ciudad diferente, aunque los visitantes se quejen del calor y del viento, al primero lo soportamos con la brisa marina que llega del lago de Maracaibo o con el batir de las ramas de los árboles que refrescan y oxigenan el ambiente.

O como dijo el maestro Eduardo Carranza “Cúcuta es un pueblo donde el cielo anda por las calles como un hombre”.

El desafío

Hemos entrado en la etapa de los desafíos. ¿Tendremos gobernantes capaces de sacarla adelante? ¿Seremos los ciudadanos inferiores a las expectativas o por el contrario, sacaremos esa garra creativa para convertir los problemas en oportunidades?

¿Continuará el vaivén de la economía fronteriza? El crecimiento de los centros comerciales y la construcción de puentes elevados le dan aire de ciudad grande. El centro de la ciudad donde el comercio organizado ha soportado todos los embates de la economía, se muestra hoy blanco, que combina con el verde de los árboles que son tradición de la cultura de nuestra gente.  Respetar esta tradición debe ser una exigencia de todos y pintar de blanco el frente de nuestras casas y edificios le daría a Cúcuta un sello de distinción y belleza.

Lo cierto es que Cúcuta dejó de ser sólo la vitrina que miraba hacia Venezuela antes de la era de Hugo Chávez Frías, para convertirse en un centro de negocios con buena infraestructura hotelera donde confluyen los países andinos, aunque el cuello de botella se encuentra ante la falta de una estructura vial que desembotelle la región para lograr las metas porque de nada sirve en el futuro una legislación de estímulo si no logramos que mejoren las carreteras existentes para la salida del carbón y otros productos-

Invitamos a nuestros dirigentes sin distingos de color político, religión o raza para que se agarren de las manos de todos sus habitantes y entre todos, hagamos de Cúcuta una ciudad más amable, que convierte los problemas en oportunidades como otrora lo hizo el Cúcuta deportivo, equipo que en estos momentos se levantó nuevamente,  liderando la Copa Postobón.

Hasta ahora, y con las nuevas medidas puestas en marcha con el decreto 2694, los grandes almacenes y tiendas de cadena empezaron a descontar el 16 por ciento del IVA, lo cual hizo que las personas se lanzaran desde el sábado a hacer sus compras y el flujo de visitantes ha aumentado entre el 30 y 50 por ciento. El IVA según nos dijo un vendedor está siendo descontado en alimentos como carnes frías derivados de la leche, víveres y abarrotes, grano, pasa bocas, aceites, enlatados y todo lo que tiene que ver con repostería. También electrodomésticos, vestuario y todo lo que tenga que ver con la productividad y el desarrollo regional y nacional porque si a Cúcuta y Arauca les va bien, le va bien al país. Porque la frontera es hoy más barata en un 16% situación que están aprovechando no sólo los cucuteños. También algunos venezolanos que han vuelto y gente del interior del país que encontró un estímulo para visitar esta tierra fundada por doña Juana Rangel de Cuéllar y que se vuelve generosa a la hora de recibir a sus visitantes.

Por eso los cucuteños le piden al país que se agarren de las manos de su gente para que la economía fluya sin tener que depender del vecino país.

3 comentarios para "AGÁRRENSE DE LAS MANOS DE CÚCUTA"

Comentar

Su correo electrónico se mantendrá en privado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.